• Caracas (Venezuela)

BBC Mundo

Al instante

Quién está detrás de las más de 46.000 cuentas de Estado Islámico en Twitter

Las redes sociales son parte fundamental de la estrategia del grupo extremista / AFP

Las redes sociales son parte fundamental de la estrategia del grupo extremista / AFP

Dos tercios de los tuits compartidos en cuentas del grupo terrorista están escritos en árabe 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Existen al menos 46.000 cuentas de Twitter que representan al autodenominado grupo Estado Islámico (EI).

Sin embargo, los autores de un estudio que analizó las características de las cuentas y que acaba de publicarse, creen que el número podría ser mucho mayor.

¿La razón? Las cifras recopiladas durante la investigación "El censo de EI en Twitter" corresponden a los últimos tres meses del año 2014.

Quienes estuvieron a cargo del trabajo, el tecnólogo Jonathon Morgan y JM Berger, analista del centro de estudios Brookings Institution, con sede en Washington, Estados Unidos, creen que podrían existir hasta 90.000 cuentas de Twitter que apoyan a EI.

Mensaje que llega a millones

Pero incluso si se toma como referencia la existencia de 46.000, el alcance que tienen se calcula en millones, según Aaron Zelin, especialista en grupos que se dedican a la yihad del Washington Institute, también con sede en la capital estadounidense.

Advirtió, sin embargo, que es importante considerar que una sola persona puede estar a cargo de muchas cuentas al mismo tiempo, una práctica que se utiliza para combatir la clausura de las mismas, de acuerdo a las condiciones de uso de la red social.

Se calcula que a finales de 2014, Twitter desactivó más de 1.000 cuentas vinculadas a EI.

El hecho de que muchas de las mismas hayan surgido entre octubre, noviembre y diciembre del año pasado, indica que se ha registrado un aumento significativo en la apertura de cuentas.

¿Quiénes son?

Según el estudio, tres cuartos de los tuits son escritos en árabe, y aproximadamente un quinto, en inglés.

El promedio de seguidores que tiene cada cuenta se calcula en 1.000.

Quienes apoyan a EI suelen estar en las zonas que controla el grupo extremista en Irak y en Siria.

La organización se ha vuelto conocida por el uso que hacen de las redes sociales, particularmente Twitter, para propagar su ideología.

"Quienes se dedican a la yihad se valen de cualquier tipo de tecnología que pueda darles alguna ventaja, pero EI ha sido mucho más exitoso que otros grupos", señala Berger.

Reclutamiento

La mayoría de las cuentas de EI en Twitter transmiten el mensaje de quienes dirigen las operaciones del grupo: los ataques que organizan, las actividades que llevan a cabo y los videos que muestran cómo es la vida diaria bajo sus reglas.

Después, de acuerdo con lo que explica Zelin, están quienes no tienen una conexión directa con los radicales pero que retuitean sus mensajes.

Lo que no se encuentra es evidencia de que recluten a combatientes directamente a través de estas cuentas.

"Este proceso no ocurre de manera pública en Twitter. Generalmente tiene lugar a través de aplicaciones como Kik, Whatsapp y Skype, que permiten un contacto personal. Lo que hacen de manera pública es lo que llama la atención de potenciales miembros", dice Zelin.

El experto añade que, en ocasiones, Twitter sirve para establecer un contacto inicial entre una persona radicalizada y quien puede reclutarla, pero la conversación continúa a través de mensajes directos y de otras plataformas.

Estrategia clara

Zelin explica que las redes sociales son una parte fundamental de la estrategia de EI y que la edad de quienes los apoyan coincide con el perfil demográfico de los usuarios de redes sociales.

El nuevo secretario de Defensa de EE UU, Ashton Carter, hizo énfasis esta semana en la amenaza que representan estas nuevas herramientas en manos de EI.

"Este es un grupo terrorista que se alimenta de las redes sociales de una forma que no habíamos visto con anterioridad", le dijo a un grupo de senadores en Washington.

"Personas que se encuentran muy lejos de cualquier campo de batalla y de cualquier experiencia relacionada con la radicalización, son seducidas a través de las redes".

Miles de combatientes que llegan desde más allá de las fronteras de Siria e Irak se han unido a las filas de EI provenientes de países vecinos en Medio Oriente.