• Caracas (Venezuela)

BBC Mundo

Al instante

Cuando destacar en los resultados de Google se convirtió en delito

El restaurante argumentó que la prominencia de la crítica en el motor de búsqueda estaba perjudicando injustamente a su negocio

El restaurante argumentó que la prominencia de la crítica en el motor de búsqueda estaba perjudicando injustamente a su negocio

Un juez francés multó a una bloguera porque su mordaz crítica a un restaurante apareció demasiado destacada en los resultados de búsqueda de Google

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El juez ordenó cambiar el título de la entrada del blog y sentenció a su autora, Caroline Doudet, a pagar por daños y perjuicios.

Doudet señaló que la decisión del juez convertía el hecho de aparecer arriba en los motores de búsqueda en un delito.

Los propietarios del restaurante argumentaron que la prominencia del artículo estaba perjudicando injustamente su negocio.

Doudet fue demandada por la propietaria del restaurante Il Giardino, localizado en Aquitaine, en el suroeste de Francia después de publicar una entrada en el blog titulada "El lugar para evitar en Cap-Ferret: Il Giardino".

Según los documentos del tribunal, la crítica apareció en cuarta posisión en los resultados de búsqueda del local en Google. El juez decidió que el título debía ser cambiado de manera tal que la frase "el lugar para evitar" fuese menos prominente en los resultados.

El tribunal de Burdeos también resaltó que el daño hecho al restaurante fue exacerbado por el hecho de que el blog de moda y literatura de Doudet "Cultur'elle" tenía cerca de 3.000 seguidores e indicó que se trataba de un número significativo.

Cuestión de título

"Esta decisión crea el nuevo delito de 'figurar demasiado alto (en un motor de búsqueda)', o de tener demasiada influencia', le dijo Doudet a la BBC.

"Lo que es perverso es que buscamos a blogueros que son influyentes, pero solo si hablan bien de la gente", agregó.

El juez le dijo a Doudet que cambiara el título de la entrada y que pagara US$2.000 en daños al restaurante así como US$1.350 para cubrir los costos legales del demandante.

En su artículo, que ahora fue borrado, la bloguera se quejó del mal servicio y de lo que describió como una mala actitud por parte de la propietaria del local durante su visita en agosto de 2013.

La dueña cuestionó todo el contenido del artículo. Sin embargo, el juez limitó su decisión al título de la entrada.

La propietaria no respondió cuando la BBC intentó contactarla, pero en el sitio de internet Arrêt sur Images concedió que "quizás se cometieron algunos errores en el servicio, eso pasa a veces a mediados de agosto. Yo reconozco eso".

"Pero este artículo salió en la búsqueda de resultados de Google y le hizo más y más daño a mi negocio, aunque habíamos trabajado siete días a la semana durante 15 años. No podía aceptar eso".

"La gente puede criticar, pero hay formas de hacerlo, con respeto. Este no fue el caso".
'Semanas de angustia'

Un abogado francés y bloguero que escribe bajo el seudónimo Maître Eolas cuestionó la sentencia. "Me parece que el juez no entendió los temas técnicos", señaló. Y agregó que, según la ley francesa, este tipo de decisión no sentaría un precedente legal.

Bajo la ley francesa, un juez puede emitir una orden de emergencia para forzar a una persona a cesar una actividad que declara como perjudicial para la otra parte en disputa.

La decisión sumaria tiene la intención de ser una medida de emergencia para proteger a la persona que considera como una víctima y puede ser anulada o ratificada si las partes van a un juicio completo.

Para emitir la orden bajo la ley francesa, el juez solo tiene que identificar un perjuicio en la parte de la parte defensora, un efecto negativo sobre el demandante y una relación causal entre los dos.

Doudet indicó que no pensaba apelar la decisión porque "no quería revivir semanas de angustia".

Doudet añadió que, debido a que la decisión fue tomada en una audiencia de emergencia, no tuvo tiempo de encontrar un representante legal, así que resolvió defenderse ella sola en el tribunal.