• Caracas (Venezuela)

BBC Mundo

Al instante

Los curiosos deportes que practican los jefes de Estado

Evo

Cada vez que puede, el presidente de Bolivia, Evo Morales, organiza un partido de fútbol | BBC Mundo

Cada persona es diferente y el beneficio que puede tener el yoga para la mandataria argentina Cristina Fernández de Kirchner podría ser mayor que la afición al golf del presidente de Colombia, Juan Manuel Santos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Si la prosperidad y riqueza de un país se refleja en las condiciones físicas de su figura más representativa es posible que se tuviera que hacer un reajuste en el orden de las naciones más poderosas del mundo.

El problema para hacer dicha clasificación es determinar cuál es el jefe de Estado con mejor estado físico, ya que hay que considerar tantas variables de tantos deportes que resulta prácticamente imposible sacar una afirmación concluyente.

Al fin y al cabo, cada persona es diferente y el beneficio que puede tener el yoga para la mandataria argentina Cristina Fernández de Kirchner podría ser mayor que la afición al golf del presidente de Colombia, Juan Manuel Santos. O viceversa.

Lo que resulta curioso son los ejercicios o costumbres que algunos jefes de Estado escogen para mantenerse en forma.

Es el caso del presidente de Finlandia, Sauli Niinisto, quien durante sus viajes oficiales suele ir acompañado de un par de patines en línea.

En una foto reciente se puede ver a Niinisto rodar por el circuito de Yas Marina en Abu Dhabi, el mismo en el que se coronó el británico Lewis Hamilton campeón de F1 en 2014.

Según publicó la prensa finlandesa, Niinisto reconoció que había patinado en más de 30 países desde que comenzó a hacerlo durante su etapa como ministro de Finanzas en los 90.

"Colecciono, de alguna forma, diferentes lugares", fue su explicación, añadiendo que entre los lugares más emblemáticos "conquistados" se encuentran la plaza Tianamen en Pekín, China, y el Broadway en Nueva York, EE UU.

Desde el aire

El caso del presidente de Finlandia no es único y otros mandatarios también dedican parte de su tiempo a practicar sus deportes favoritos, algunos de los cuales no resultan tan conocidos.

El presidente de Bielorrusia, Alexander Lukashenko, es un ferviente practicante del rollerski o esquí sobre ruedas, además de jugar hockey, tenis y otros deportes.

El rey Abdulá de Jordania disfruta del paracaidismo y bucear, mientras la presidenta de Corea del Sur, Park Geun-Hye, nunca ha ocultado su afición por el baile aeróbico, hasta el punto que contrató a una famosa entrenadora personal con una amplia trayectoria en el mundo de la farándula.

El caso del rey de Bután, Jigme Khesar Namgyal Wangchuck, resulta más anecdótico. Fiel aficionado del baloncesto, Wangchuck está tratando de convertirlo en un deporte popular a nivel nacional.

Tal vez haya influido mucho la presencia de la reina Jetsun Pema Wangchuck, quien estudió en Londres y juega baloncesto desde que tenía 9 años.

El problema que tienen ambos monarcas es que prácticamente nadie se atreve a hacerles oposición y mucho menos a cometerles una falta.

Más tradicionales

La organización estadounidense Health Fitness Revolution publicó a comienzos de este año una lista con los jefes de Estados más en forma en el mundo.

Entre las variables que consideró estuvieron la condición física, los hábitos nutricionales, la edad y cómo se involucraban en la promoción de una vida más saludable en sus países.

De esta lista llama la atención el primer ministro de Australia, Tony Abbott, quien ha participado en pruebas de resistencia extrema como es el Ironman, además de haber corrido maratones con atletas con problemas de visión.

Por su parte, la primera ministra de Jamaica, Portia Simpson Miller, disfruta del boxeo y de andar a caballo, mientras el presidente de México, Enrique Peña Nieto, participó recientemente en una carrera de 10 kilómetros para impulsar al país a llevar un estilo de vida más sano.

Más conocidas son las aficiones de los presidentes de Estados y Rusia.

Barack Obama juega frecuentemente baloncesto y golf, mientras Vladimir Putin es un maestro de artes marciales y es un gran aficionado al judo.

Putin también monta a caballo y practica esquí, bádminton, bicicleta, hockey y pesca.

Entre quienes no están en la lista pero se conoce que practican deporte asiduamente se encuentran el presidente de Bolivia, Evo Morales (fútbol), y Rafael Correa (senderismo).