• Caracas (Venezuela)

BBC Mundo

Al instante

Lo que le ha costado a Madrid postularse para los Juegos Olímpicos

Madrid querría seguir los pasos de Barcelona, cuyos Juegos Olímpicos generaron ganancias / BBC Mundo

Madrid querría seguir los pasos de Barcelona, cuyos Juegos Olímpicos generaron ganancias / BBC Mundo

Madrid se postula por tercera vez consecutiva para ser la ciudad en la que se celebren los Juegos Olímpicos de 2020, y los números de lo que le ha costado y le costará no son precisos hasta la fecha

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El Comité Olímpico Internacional (COI) decide este sábado -reunido en Buenos Aires- entre la capital española, Estambul, Tokio. Y si bien ninguna de estas ciudades escapa de la crisis económica mundial, quizás sea Madrid la más asociada con indicadores negativos que no parecen compatibles con el gasto y la pompa que suelen relacionarse con la organización la máxima justa del deporte internacional.

Cuando se trata de Juegos Olímpicos, siempre se habla de miles de millones, pero las cifras tienden a ser variables y un misterio que no se revela hasta pasado el evento en la sede adjudicada.

Estimaciones hechas públicas señalan que, en total, Madrid ha gastado 9.800 millones de euros (US$12.880 millones) en infraestructura desde que se ha postulado, aunque no está claro si eso también incluye todas las obras de renovación reciente de la ciudad que, entre otras cosas, han puesto a Madrid a la cabeza de los municipios más endeudados de España.

La candidatura madrileña ha dividido a los españoles: algunos dicen que es un gasto excesivo en tiempos de crisis, mientras que otros destacan las nuevas oportunidades que ofrecerá ser sede olímpica.

Por lo demás, algunos números apuntan en favor y en contra de la postulación madrileña:

- El 80% de la infraestructura para unos posibles juegos olímpicos está terminada. Haría falta concluir el estadio olímpico, construir la villa olímpica, el canal para el piragüismo, el centro de tiro y la sede para la gimnasia. Según el informe presentado hace unos meses al COI, esto costaría unos 1.518 millones de euros (US$1.994 millones) de dinero público. Unos 150 millones de euros más (US$197 millones) corresponderían a gastos operativos.

- El presupuesto de esta nueva candidatura representa la mitad de los 37,8 millones de euros (US$49,6 millones) de la postulación para 2016 que ganó Río de Janeiro. Una candidatura low cost, dicen quienes ahora están en Buenos Aires tratando de convencer al COI. De hecho, ha habido tachones en la nueva propuesta, como dos centros de prensa y dos centros de hockey y voleibol.

- Si a Madrid le tocara organizar la cita olímpica, el comité encargado recibiría un presupuesto de US$3.096 millones, y todo sería amortizado con patrocinadores privados, derechos de televisión y venta de entradas.

El equipo de Madrid 2020, a cargo de centralizar esos datos, no respondió a la petición de BBC Mundo de corroborarlos y de proveer información actualizada.

¿Números más altos?

Juan-José Fernández, periodista que ha cubierto 13 Juegos Olímpicos, sabe que el baile de cifras va a cambiar y los números van a crecer.

"Todo es relativo y todo esto tendrá que tener un control tremendo. El asunto está en qué credibilidad tiene España ahora mismo para que se haga una gestión razonable, después de todo lo que está pasando con la corrupción", razona con BBC Mundo.

"La gestión razonable -explica- se da si los gastos luego los recuperas porque la imagen del país mejora, porque hay más publicidad, porque las obras van bien y hay puestos de trabajo", añade. "Que no haya locuras como lo que ha pasado en Brasil ahora".

Ferrán Brunet, profesor de Economía Aplicada de la Universidad Autónoma de Barcelona, que ha hecho estudios sobre el impacto económico de las olimpiadas (el último en marzo de 2013), sí cree que una posible adjudicación de la sede a Madrid ayudaría a salir de la crisis.

"Se compensa con los impuestos que se deducen de la mayor actividad olímpica. Si te dan los juegos, ese incremento de actividad paga el IVA y las cotizaciones sociales. Esto va a las arcas del Estado", explica.

"Los gastos de los juegos olímpicos en relación al endeudamiento de Madrid son muy pequeños. Y cuando se celebren los juegos, ya no estaremos probablemente en un contexto de crisis".

Brunet cree que la regulación será mayor con todos los ojos puestos en Madrid y espera que si el dinero supera las estimaciones sea porque se hayan multiplicado los inversores, y no porque se hicieron mal los cálculos.

Menos optimista

La experiencia demuestra que al final siempre termina gastándose más de lo calculado.

Londres 2012 casi triplicó los costos, a Montreal los juegos le generaron una deuda que tardó 30 años en pagar y el impacto para Atenas se atribuye como una de las causas de su quiebra económica.

Sin embargo, para Barcelona, el ejemplo más cercano a Madrid, los resultados fueron buenos: 10.000 millones de euros (US$13.131 millones), una cantidad astronómica para 1992, que resultaron en una transformación total de la ciudad.

Eloy Serrano, también profesor de Economía pero de la Universidad de Barcelona, firma con otros dos colegas un estudio de julio de 2012, cuando se cumplieron 20 años de Barcelona '92, en el que sostiene que esos ese año se rompió el molde.

"Se concluye que los juegos de Barcelona fueron en efecto excepcionales comparados con la mayoría de grandes eventos deportivos, pero (…) existen motivos para pensar que, al igual que en otros eventos de este tipo, se han infravalorado los costes y se han exagerado los beneficios", escriben.

Serrano le da más detalles a BBC Mundo: "En muchos casos, estos eventos resultan exitosos cuando en la ciudad o el área se detectan una serie de necesidades que puede cubrir la organización de un acto de este tipo, como infraestructura y modernización. Y ahí la diferencia entre los costes y los beneficios es menor".

Entonces, que eso ocurra en Madrid depende de cómo la ciudad lo oriente en la gestión.

"Si sólo lo centra en la construcción y la infraestructura, mal vamos", anticipa.

"A corto plazo es indudable el efecto, pero la transformación de la ciudad tendría que ser un impulso para un desarrollo posterior y sostenible que Madrid debería tener pensado para más allá del 2020", concluye.

La opinión de los madrileños

En las calles de la capital española no hay un criterio unánime.

Pedro Martínez, de 37 años, trabaja limpiando la ciudad y es optimista. "Viene bien para el trabajo, para la economía, para la imagen de la ciudad. Hace tres o cuatro años estaba la cosa muy mal, pero ahora tendríamos más oportunidades, habría más expectativas", le dice a BBC Mundo, tras vaciar un contenedor de basura de la acera.

En cambio, Adrián Mazuecos, maestro escolar de 27 años, ve esta nueva postulación como "una pérdida de tiempo y una pérdida económica".

"Es una burbuja de dinero que crea cosas que se van a aprovechar dos meses y luego eso va a ser dinero gastado para nada. El beneficio será solo momentáneo", opina.

"Si realmente fuese a dar más beneficio sí valdría la pena, pero eso es dentro de siete años, y sabiendo que hemos gastado ya dinero dos veces y no ha servido para nada, pues quizás habría que haberlo pensado más", apunta Paula Martínez, estudiante de 21 años, mientras toma un café con su madre, Rocío García, desempleada de 53 años, que añade:

"No creo que las olimpiadas sea lo mejor en estos momentos para España. Supone más gasto que otra cosa. El futuro político de la alcaldesa a lo mejor está situado en las olimpiadas, pero ni me gusta la alcaldesa ni me gusta las olimpiadas. Ese dinero hay que invertirlo para generar trabajo".

Pero Lucila Serrano, ingeniero de 56 años, dice que Madrid "merece la candidatura".

"Es una ciudad que ahora mismo necesita un empuje. Se traduciría en dinero para Madrid, se movería mucho dinero, nuevas instalaciones, pisos nuevos. Lo que implican ilusión para la gente y para toda España implica que se mueven muchas más cosas", opina, sentada en una peluquería con tinte de pelo en las raíces.

Contenido relacionado