• Caracas (Venezuela)

BBC Mundo

Al instante

Diez cosas que Río puede aprender de Londres 2012

Juegos olímpicos Río 2016 / Archivo

Juegos olímpicos Río 2016 / Archivo

La fiesta terminó y ahora los ojos están puestos en Río de Janeiro, que tiene cuatro años para prepararse para los primeros Juegos Olímpicos en celebrarse en Suramérica

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Londres 2012 llegaron a su fin y ahora los ojos están puestos en Río de Janeiro.

La ciudad brasileña tiene cuatro años para prepararse para sus Juegos, los primeros en celebrarse en Suramérica.

Brasil tendrá que trabajar duro para alcanzar el estándar de gestión de los Juegos de Londres.

Entonces, ¿qué puede aprender Río de la experiencia en la capital británica?

1. Estar listos

Desde el boxeador medallista Adams Nicola, quien dijo que la comida de la villa olímpica era 'increíble', al Comité Olímpico Internacional (COI), que elogió las plantas y árboles del Parque Olímpico, las alabanzas a lo bien organizado que estuvo Londres son casi universales.

Río tiene que afinar los grandes proyectos y los detalles pequeños, que son los que garantizan buenas críticas de los atletas, espectadores y trabajadores.

Brasil será la sede del Mundial de Fútbol en 2014 y el estadio Maracaná - donde tendrán lugar los partidos y otros eventos de los Juegos de 2016 - aún no está concluido.

El comité organizador dice que está en progreso.

2. Resolver la venta de entradas

Es la mayor pesadilla de los Juegos. Antes de que empezaran los de Londres, la demanda de los eventos más populares superaba la oferta.

Pero durante las competiciones, fue motivo de escándalo el número de asientos vacíos que podían apreciarse por televisión, en lo que se supone que era el espectáculo más esperado por el mundo entero.

La batalla para comprar boletos por internet fue casi una pesadilla.

El COI se ha comprometido a examinar la cuestión. Cómo se resuelve la distribución de entradas a los comités nacionales organizadoras y los organismos acreditados de venta de entradas aún está por verse.

3. Reclutar voluntarios

En Londres, fueron el aspecto más elogiado de los Juegos.

Orientaron a la gente, la animaron, y trabajaron muy duro, sin parar de sonreír y sin cobrar.

Ningún país en el mundo tiene dinero para pagarles, dado el clima económico actual.

Y conseguir el trabajo ad honoremno fue fácil: todos los postulantes tuvieron que pasar por una audición al estilo de los programas de talento.

Una fuerza de trabajo de 70.000 voluntarios hizo posible los Juegos de Londres. Las autoridades de Río deberían tomar nota.

4. Invertir en el deporte

Ése sería el consejo del presidente del Comité Organizador de Londres 2012, Sebastian Coe. Sólo así se explica el éxito del equipo británico: 65 medallas, 29 de ellas de oro.

Para el funcionario, se trata de una fórmula de cuatro ingredientes: órganos de gobierno del deporte de primer nivel, entrenadores de categoría, apoyo a los talentos y una financiación previsible.

Algunos argumentan que es un lujo para cualquier país. Eso es lo que funciona, dice él.

5. Implicar a todos

Las encuestas sobre el entusiasmo de los británicos fuera de Londres hacia el evento arrojaban resultados variopintos poco antes de los Juegos. Incluso en un país relativamente pequeño es difícil hacer que todos se sientan parte.

Algo que ayudó fue que hubiera partidos de fútbol olímpico en Gales, Escocia, Newcastle y Manchester.

Brasil es un país gigantesco con muy diferentes niveles socioeconómicos. Tiene previsto aplicar el mismo plan de realizar eventos en varias ciudades, pero esto podría no ser suficiente.

6. Entusiasmar

Seguramente esto no debería ser problema para Brasil, el hogar de carnaval, la samba, deporte de primer nivel.

Si los británicos son famosos por el sentido del humor, los brasileños pueden presumir de ser alegres.

Gran Bretaña mostró su naturaleza peculiar en la ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos y le dio al mundo imágenes como Usain Bolt y Mo Farah haciendo el 'Mo-bot'.

Río tiene que encontrar su identidad, compactarla y vendérsela al mundo.

7. Presentar una cara moderna

Muchos se sorprendieron al ver en la ceremonia de apertura a la reina Isabel 'llegando en helicóptero' (en realidad era un doble) e interactuar en un 'cortometraje' con James Bond (ahora sí de verdad). Y el director de la fiesta, Danny Boyle miró hacia el presente y el futuro, desde la Revolución Industrial a los mensajes de texto.

La arquitectura de los espacios olímpicos ha sido descrita como moderna, hermosa, desafiante, una mezcla de locales permanentes y reciclables. El logotipo y rotulación de Londres 2012 fue modernista. El eslógan era un llamado a inspirar a la siguiente generación.

Los periodistas brasileños dicen que Río 2016 'no puede ser solamente samba y lentejuelas'. También tendrá que mostrar su parte más moderna y diferente.

8. Primero las medallas

Este consejo proviene de nada menos que del presidente del COI, Jacques Rogge.

El funcionario sugirió que en Londres se realizaran primero los eventos en los que era probable que Gran Bretaña ganara medallas, para levantar el estado de ánimo nacional y hacer que todo el país se involucrara en los Juegos.

Una vez que Lizzie Armitstead ganó la primera medalla de Gran Bretaña en la segunda jornada, el ambiente era 'fantástico'. Río podría seguir el mismo consejo.

9. Buen transporte y seguridad

Éstas fueron las dos preocupaciones principales en el período previo a Londres 2012. Al final, el transporte estuvo bien, salvo algunos retrasos menores de Metro. Y la seguridad fue salpicada por el escándalo, luego de que la empresa de seguridad G4S reconociera que no tenía la cantidad de agentes de seguridad que había prometido y el gobierno tuviera que desplegar a miles de soldados para llenar el hueco.

Por otra parte, todos los visitantes al Parque Olímpico tuvieron que superar controles de seguridad similares a los de aeropuertos de Londres, que fueron adoptados en la entrada de los estadios, Villa Olímpica y otros lugares donde los atletas y los espectadores se concentraron principalmente para prevenir ataques terroristas.

En Río, la mayor preocupación en el área de seguridad será el control de la delincuencia común, pero el riesgo de actos de terrorismo también deben tenerse en cuenta. Ésta es un área en la que la experiencia británica puede ayudar.

Río de Janeiro tiene solo dos líneas de Metro para casi la misma cantidad de habitantes que Londres, por lo que el tema del transporte no será menor. Y en cuanto a la seguridad, su economía más emergente y la tasa de homicidios relativamente alta presenta sus propios desafíos.

10. Hacer un montón de cosas en verde y amarillo


Los colores de la bandera británica estuvieron por todas partes en Londres 2012.

Quienes viven de las banderas y souvenirspodrán ganar mucho dinero haciendo absolutamente todo tipo de objetos, desde sombreros hasta zapatos, manos de goma y trajes inflables.

Además de contribuir a la euforia y sentimiento nacional propios de todos los grandes eventos deportivos.