• Caracas (Venezuela)

BBC Mundo

Al instante

La mujer que se cortó los senos en protesta contra un impuesto injusto en India

Un artista en India está detrás del proyecto para recuperar la historia de Nangeli. | BBC

Un artista en India está detrás del proyecto para recuperar la historia de Nangeli. | BBC

La historia de Nangeli es muy preciada entre los aldeanos, quienes cuentan que ella decidió protestar al cubrirse el pecho sin pagar el tributo, una medida valiente para una mujer de casta baja a comienzos del siglo XX

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Entre las protestas más impactantes contra la injusticia social debería estar la historia de una mujer de casta inferior en India que se cortó sus propios pechos en contra un discriminatorio "impuesto a los senos".

Hay escasa memoria sobre el sangriento evento, que sucedió hace un siglo durante el dominio británico de India, pero está siendo recuperada por un artista que quiere impulsar el reconocimiento de su sacrificio.

Divya Arya, del Servicio Indio de la BBC, fue al lugar de los hechos en el sureño estado de Kerala.

Nangeli era su nombre y la verdad sobre su historia pudo nunca haberse conocido, si no fuera por un afortunado descubrimiento.

Hace cuatro años, el artista Murali T estaba hojeando una revista interna de un banco local cuando se topó con un breve reportaje sobre Nangeli escrito por un oriundo de su región, Cherthala.

Intrigado por el relato, decidió visitar la pequeña y tranquila aldea.

"Pasé mucho tiempo con la gente de Cherthala y hasta encontré el lugar donde se cree que Nangeli vivió hace más de 100 años", cuenta.

La casa construida en el sitio donde nació Nangeli

"Se llamaba Mulachhipuram o la tierra de las mujer con senos, nombrada así en memoria del gran sacrificio de Nangeli contra el impuesto a los senos".

Es una leyenda de pueblo que no está oficialmente reconocida en ninguno de los documentos históricos de India.

Pero la historia de Nangeli es muy preciada entre los aldeanos, así que ahora Murali T espera documentarla y lograr que sea reconocida por el gobierno como parte de la historia del estado de Kerala.

Reafirmación de las castas

El "impuesto a los senos" fue un gravamen del rey del otrora estado de Travancore, uno de los 550 principados que existieron durante el dominio británico en India.

A las mujeres de las castas inferiores no se les permitía cubrirse los senos y se les cobraba un impuesto si lo hacían.

"El propósito del impuesto a los senos era mantener la estructura de las castas", explicó el doctor Sheeba KM, profesor de Género, Ecología y Estudios Dalit de la Universidad Sree Shankaracharya de Sánscrito, en Kerala.

Las costumbres sociales del vestir estaban ajustadas a la casta de una persona, lo que significaba que podían ser simplemente identificadas por la ropa.

Imagen de Nangeli

Nangeli pertenecía a la casta ezhava. Su comunidad estaba obligada a pagar el impuesto, lo mismo que otras castas inferiores como la thia, nadar y las comunidades dalit (intocables).

Pero los aldeanos cuentan que ella decidió protestar al cubrirse el pecho sin pagar el impuesto a los senos, una medida valiente para una mujer de casta baja a comienzos de los 1900.

En el vecindario donde vivió Nangeli, Mohanan Narayanen se gana la vida con un taxi de pedal.

"Cuando el inspector fiscal supo que rehusaba pagar el impuesto, fue a su casa a pedirle que dejara de violar la ley. Pero ella continuó oponiéndose a pagar el impuesto y, en cambio, se cortó los senos en protesta", relató Narayan.

De acuerdo a los habitantes locales, Nangeli murió desangrada mientras que su desconsolado esposo se suicidó saltando en su hoguera funeraria.

La pareja no tenía hijos y los parientes que había se fueron de Mulachhipuram a otros pueblos cercanos.

Recocimiento del sacrificio

Maniyan Velu, el bisnieto de la prima de Nangeli, lamenta que su historia no se conozca más.

"Fue un acto noble, un sacrificio en beneficio de todas las mujeres de Travancore que finalmente forzó al rey a revocar el impuesto a los senos", dijo.

Maniyan es un anciano sin tierra y sus hijos trabajan como jornaleros. Pero no está buscando caridad, sólo un poco de reconocimiento.

"Estamos muy orgullosos de ser parte de su familia. Lo único que queremos es que más gente sepa de su sacrificio. Sería justo que su nombre formara parte de la historia de esta región", expresó a la BBC.

Eso es lo que pretende lograr Murali T.

Quedó tan conmovido con la historia de Nangeli y, a falta de documentación visual alguna, decidió pintar la imagen del acto violento que perpetró consigo misma.

"No quise plasmarlo como un evento sangriento; en lugar de eso, mi objetivo fue glorificar su acto como una inspiración para la humanidad, una representación que infundiera respeto", indicó.

Las tres pinturas que hizo de Nangeli han sido publicadas este año en su libro "Amana: los retratos ocultos de la historia".

También ha organizado 15 exposiciones de sus cuadros por todo Kerala y ahora planea hacer otra en un lugar público de Cherthala.

"Si logro que la gente de esa región preste atención, eso podría convencer al gobierno a incluir este importante evento como parte de nuestra historia oficial".