• Caracas (Venezuela)

BBC Mundo

Al instante

El controversial estudio que dice que los obesos tienen menor riesgo de demencia

El estudio abarcó a unas 2 millones de personas en el Reino Unido, el más amplio número de casos jamás observado | Foto: BBC Mundo

El estudio abarcó a unas 2 millones de personas en el Reino Unido, el más amplio número de casos jamás observado | Foto: BBC Mundo

La investigación analizó el caso de casi 2 millones de personas en el Reino Unido y determinó que, "comparado con gente de peso saludable o normal, las personas de bajo peso tienen un mayor riesgo, pero los obesos o en sobrepeso tienen un riesgo menor

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Hasta ahora se había pensado que llevar un estilo de vida saludable, incluyendo evitar el sobrepeso, eran claves para reducir el riesgo de demencia.

Pero el más completo y preciso estudio jamás hecho sobre el tema ha puesto esa creencia patas para arriba, no sin poca controversia.

El estudio, publicado en la revista médica británica The Lancet, encontró que las personas con sobrepeso sufren menos de demencia.

Y el resultado sorprendió a los propios investigadores, porque va en contra de lo afirmado por estudios previos y de lo que aconsejan los médicos.

La investigación analizó el caso de casi 2 millones de personas en el Reino Unido y determinó que, "comparado con gente de peso saludable o normal, las personas de bajo peso tienen un mayor riesgo, pero los obesos o en sobrepeso tienen un riesgo menor", dijo a la BBC Nawab Qizilbash, de la organización británica Oxon Epidemiology, que dirigió el estudio.

La demencia es una de las enfermedades cuya prevalencia va en ascenso. Se estima que el número de pacientes se triplicará para el 2050, hasta alcanzar unos 135 millones.

No hay cura ni tratamiento para combatirla, y hasta ahora los expertos han recomendado mantener un estilo de vida saludable como la mejor forma de prevenirla.

Y es por esto que los resultados de esta investigación son tan controversiales y sorprendentes.

Sorprendidos

Para llegar a esta conclusión, un equipo de investigadores de Oxon Epidemiology y la escuela de Medicina Tropical de Londres, analizó los récords de 1,95 millones de personas, con un promedio de edad de 55 años, por un espacio de dos décadas.

   

Según el estudio, los estimados más conservadores arrojan que las personas de bajo peso tienen un riesgo 39% mayor de padecer demencia comparado con una persona de peso normal o saludable.

Mientras tanto, para aquéllos que tienen sobrepeso el riesgo es un 18% menor. Y la cifra es de 24% menos para el caso de los obesos.

"Es sorprendente", dijo a la BBC el doctor Nawab Qizilbash.

"Lo controversial es que quienes tienen sobrepeso y los obesos tienen un riesgo menor de padecer demencia que quienes tienen un peso normal o saludable", señaló.

"Y estamos convencidos de que los resultados son muy sólidos. Hemos trabajado con el más amplio número de casos por un buen número de años".

La investigación contradice la mayoría, si no todos los estudios que se han hecho sobre el tema, "pero si los tomas a todos en conjunto, nuestro estudio los sobrepasa por mucho en términos del número de casos y precisión", dijo Qizilbash.

Aunque eso no significa que hay salir corriendo a subir de peso para intentar evitar la demencia.

¿Y cuál es la razón?

Efectivamente, como el propio profesor Qizilbash reconoce, la razón de la relación entre demencia y peso corporal todavía no está clara y es algo que tiene que investigarse.

"Pero hay evidencias de que la deficiencia de vitaminas D y E están asociadas a un mayor riesgo de demencia, y puede ser que esto sea menos común en personas que comen más", sugiere.

   

Y el editor de temas de salud de la BBC, James Gallagher, señala que el estudio deja otras muchas preguntas sin responder.

"¿Tiene la gordura un efecto protector o hay algo más detrás de esto que pueda llevar a algún tratamiento para combatir la demencia?", se interroga Gallagher.

Y Nawab Qizilbash advierte que los hallazgos no deben ser una excusa para que la gente comience a comer como loca y a acumular peso.

"No puedes sencillamente concluir que está bien ser obeso, aun cuando esto tenga un efecto protector, porque podrías no vivir lo suficiente para ver los beneficios", dijo.

Las enfermedades cardiovasculares, la diabetes, algunos tipos de cáncer y una serie de enfermedades están vinculadas a la obesidad.

Y varias organizaciones y expertos sobre el tema han reaccionado al estudio con cautela.

La Sociedad de Alzheimer del Reino Unido destacó que los resultados muestran cuán difícil es conducir investigaciones en torno al complejo tema de cómo el estilo de vida puede influir en el desarrollo de este mal.

Y la profesora Deborah Gustafson, experta estadounidense, advierte que este estudio "no tiene la última palabra sobre este tema, altamente controvertido".