• Caracas (Venezuela)

BBC Mundo

Al instante

Cinco consejos para financiar una familia numerosa

No siempre es posible planificar bien las finanzas con una familia numerosa | BBC

No siempre es posible planificar bien las finanzas con una familia numerosa | BBC

Priorice los ahorros. No se distraiga por los costos escolares o universitarios de sus hijos. Según muchos consejeros, los fondos de jubilación deberían ser la prioridad

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Jim Hunt y su mujer siempre supieron que querían una familia numerosa.

Su esposa tiene cuatro hermanos y ambos son padres de cinco niños, cuyas edades varían entre los 4 y los 10 años.

En retrospectiva, tanto él como su esposa –un abogado y una dueña de casa- desearían haber ahorrado más dinero para poder costear una familia numerosa.

"Te metes en ello sabiendo que va a ser caro, pero nunca llegas a entender por completo cuánto", afirma Hunt, de 40 años y residente de la ciudad de Nueva Jersey, en Estados Unidos.

Oponerse a la tradición y expandir la familia a cuatro, cinco, seis o más miembros puede plantear un difícil rompecabezas financiero.

Además, esto no es nada común en la sociedad actual. En Reino Unido, una mujer tiene en promedio 1,9 hijos, según el World Factbook de la Agencia Central de Inteligencia (CIA). En Estados Unidos, el promedio es 2,06 hijos, en Canadá de 1,58, en Australia de 1,77 y en Singapur de sólo 0,79.

Algunas de las razones para este fenómeno tienen que ver con que no es barato vestir, alojar, educar y mantener a los niños hasta que dejan el nido.

"Los precios de las propiedades están por las nubes en Reino Unido, esto hace que las viviendas grandes sean imposibles de costear, o al menos extremadamente difíciles de comprar", afirma Tania Sullivan, fundadora del sitio web inglés LargerFamilyLife.com y madre de 13 niños. "El transporte es otro inconveniente, los autos grandes sólo admiten un máximo de siete pasajeros".

Hacerse cargo de una familia más grande que el promedio puede ser difícil a nivel financiero, pero no imposible.

1. Ajustarse el cinturón

Administrar con éxito una familia numerosa requiere un estricto control del dinero.

También es necesario dejar de lado muchas de las cosas que uno quiere para poder pagar todas las necesidades que surgirán. Usted debe "asumir que bajará el nivel de su estilo de vida actual y futuro por tiempo indefinido", señala Julia Chung, una organizadora financiera e inmobiliaria de Facet Advisors en Langley, Columbia Británica, Canadá. Si no se ha ajustado el cinturón con sus gastos hasta ahora, prepárese, porque deberá hacerlo.

2. Cuánto tiempo prepararse

La mayoría de la gente no pasa mucho tiempo preparándose para recibir a los nuevos miembros de la familia. Sin embargo, esto debiera ser una obligación en el caso de una camada numerosa.

"Si una pareja desea tener una familia numerosa, deben dedicar tiempo a pensar cómo harán que funcione", señala Chung. ¿Se quedará uno de los padres en casa mientras el otro trabaja tiempo completo? Si es así, ¿ganará dinero suficiente? Si ambos trabajan, ¿tendrán suficiente dinero como para pagar a alguien que cuide a los niños?

"Sea realista con respecto a lo que puede solventar", destaca Chung.

3. No deje para mañana lo que puede hacer hoy

Crear un presupuesto y ahorrar con anticipación son puntos claves para mantener una familia numerosa a flote.

Hágase cargo de las deudas pendientes: priorice el pago de préstamos universitarios, deudas médicas y tarjetas de crédito lo antes posible.

"Debido a que sus gastos de alojamiento, manutención y expensas familiares se incrementarán, usted probablemente no será capaz de solventar las deudas de la tarjeta de crédito", indica Thomas Nitzsche, uno de los voceros de ClearPoint Credit Counseling Solutions, una compañía de gestión de deudas de Estados Unidos.

Cree un presupuesto

"La mayoría de las familias no prevén el manejo de sus ingresos", dice J.J. Sessions, un consejero financiero del Centro de Planificaciónde Minnesota y padre de seis niños. "Y es mucho más difícil cuando se tienen muchos hijos".

Es esencial saber de antemano cuánto dinero ingresa y dónde va cada dólar.

Es una buena idea conseguir un consejero profesional que le ayude a organizar sus finanzas.

Por ejemplo, en Canadá, "un consejero financiero puede educarlo sobre las deducciones de impuestos y los beneficios sociales disponibles, tales como el Child Tax Credit (descuento impositivo por tener hijos) y el Universal Child Care Benefit (beneficio universal por hijo)", dice Chung. Lo mismo es válido para las deducciones de impuestos por cantidad de hijos y los costos de cuidados infantiles, tanto en Reino Unido como en Estados Unidos.

Ahorre con anticipación

Si usted es previsor y logra ahorrar dinero de antemano, hágalo. Tanto como le sea posible.

"Siempre es una buena idea empezar un plan de ahorros tan pronto como se sabe de un embarazo", sostiene Brett Evans, director ejecutivo de Atlas Wealth Management en Southport, Australia.

"Si se comienza a ahorrar cuando los niños están más grandes, generalmente se deberá ahorrar cuatro o cinco veces más para obtener el mismo resultado". Cuanto más capital se pueda acumular para jubilaciones y gastos de emergencia antes de que crezca la familia, mejor equipado se estará para el trayecto.

Enfóquese en las necesidades, no en las comodidades

"No nos volvemos locos porque los niños tengan teléfonos celulares o sus propias computadoras", sostiene Hunt. "Nadie tiene un iPod, nadie tiene un iPad, pero tampoco tienen la necesidad", aclara Hunt.

4. No haga hoy lo que sus hijos pueden hacer más tarde

Priorice los ahorros. No se distraiga por los costos escolares o universitarios de sus hijos. Según muchos consejeros, los fondos de jubilación deberían ser la prioridad.

"Existen muchas formas de pagar y solventar la facultad (universidad), pero el cliente sólo tiene una oportunidad de ahorrar para su jubilación", dice Brian J. Knabe, un consejero financiero de Savant Capital en Illinois y padre de diez hijos.

Los expertos recomiendan ahorrar, en todo momento, al menos un 10% de los ingresos. Además "Hágale saber a los abuelos que los niños cuentan con planes de ahorro para su educación y, que si así lo desean, pueden ayudarlos", señala Scott Colton, planificador financiero de Colton Wealth Management en California y padre de seis niños.

Ponga metas

En Japón, la educación cuesta más de 1,2 millones de yenes (US$11.865), en un país donde el ingreso medio no alcanza a ser el doble de eso, según un informe de la compañía canadiense Higher Education Strategy Associates. En Reino Unido, el estudiante promedio se gradúa con £39.000 de deuda (unos US$65.300), según el Money Advise Service. Si usted no va a ser capaz de cubrir los costos universitarios de sus hijos, hágaselo saber de antemano.

"Les dijimos a nuestros hijos que deberán trabajar mientras estén en la universidad, tal como lo hicimos nosotros", señala Colton.

5. Use su inteligencia

Aprovechar las liquidaciones, como las ofertas post navideñas, es una buena idea para estas familias.

Compre con anticipación. La ropa es cara para una familia en crecimiento, pero las liquidaciones pueden reducir dramáticamente sus gastos.

"Generalmente podrá quedar listo para la temporada siguiente. Sólo asegúrese de comprar una o dos tallas más para cada niño y logrará un ahorro importante", afirma Sullivan.

Los sitios web de cupones o códigos de descuento también pueden ayudarlo a encontrar ofertas en las principales tiendas online.

Enseñe a los niños cómo administrar el dinero

Bríndele las herramientas para que, al dejar el hogar, logren mantenerse fuera de él. Muéstreles cómo administrar sus ingresos y ahorros.

Esta es "la responsabilidad más importante que se puede dar, pero no muchos padres se la transfieren a sus hijos", destaca Sessions. "Aprender a tener esa disciplina y lograr traspasarla es vital".