• Caracas (Venezuela)

BBC Mundo

Al instante

¿Cuándo comienzan a plantearse los niños su identidad de género?

¿Cuán temprano comenzamos a ser conscientes de nuestro género y qué factores influyen? | BBC

¿Cuán temprano comenzamos a ser conscientes de nuestro género y qué factores influyen?

Algunos psicólogos y pediatras indican que los niños son conscientes del género a una edad determinada: entre los dos y tres años. Además, los estereotipos y los roles juegan un papel fundamental

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Es una de las cuestiones científicas más debatidas hoy día y que, a su vez, más incógnitas plantea.

¿Por qué una persona se identifica con el género masculino o femenino (o con ninguno de los dos) y a qué edad sucede esto?

Cada vez son más los casos de niños transexuales, de personas que se definen como "no binarias" (ni hombre ni mujer) y de niños que cambian de género a una edad temprana.

Es un fenómeno en alza y se ha convertido en el foco de debates éticos, culturales, políticos y religiosos en todo el mundo.

Pero ¿cuál es la opinión de los expertos? ¿Hay un consenso al respecto?

En BBC Mundo consultamos a varios psicólogos, pediatras y sociólogos en busca de respuestas.

"Diferencias físicas"

Según la Asociación Estadounidense de Pediatría (AAP, por sus siglas en inglés), "cuando los niños pueden expresarse por sí mismos, se declararán niño o niña (y algunas veces algo entre estos dos). Ésa es su identidad de género".

Bebés de rosa y de azul.

Los pediatras de esta institución aseguran que eso sucede "más o menos, a los dos años de edad", pues es entonces cuando somos "conscientes de las diferencias físicas entre niños y niñas".

"Antes de su tercer cumpleaños, la mayoría de los niños se identifican fácilmente, ya sea como niño o niña", agregan los especialistas de la AAP.

El psicólogo e investigador de la universidad King's College de Londres, en Reino Unido, Patrick Leman, coincide: "Sucede entre los dos y los tres años de edad", le contó a la BBC en una entrevista radiofónica.

"No solamente pueden diferenciar de forma consistente entre chicos y chicas, y comprenden las diferencias de género muy fácilmente, sino que también saben identificar qué son ellos", explicó Leman.

"Pero, probablemente antes de esa edad, ya escucharon mensajes de sus padres, de sus amigos y de los medios de comunicación (sobre el género)", agregó Leman.

Y esto último es precisamente a lo que se refiere la socióloga de la infancia Lourdes Gaitán, del Grupo de Trabajo de Sociología de la Infancia y la Adolescencia (GSIA), en España, cuando dice que "la cuestión de género se construye socialmente".

Una proceso social

La experta en género e infancia, se opone a lo que dice Leman, y defiende, sin embargo, que la identidad de género no sucede a una edad determinada.

Para Gaitán, el género "está influido por el pensamiento evolutivo que tenemos dentro".

Niña con traje de Superman y guantes de boxeo.

"Desde el minuto cero se construye lo social", explicó Gaitán en conversación con BBC Mundo.

"No se puede decir que surja a una edad determinada; es un planteamiento en el que no entramos los sociólogos. El proceso de construcción de identidad se da en etapas, y los sociólogos usamos el concepto de reproducción interpretativa para explicarlo", aclaró Gaitán.

Línea

¿Qué es la reproducción interpretativa?

  • Captura los aspectos creativos e innovadores de la participación de los niños en la sociedad
  • Retiene la idea de que los niños no interiorizan simplemente sociedad y cultura, sino que contribuyen activamente al cambio social
  • Los niños y sus infancias resultan influidos por la sociedad y cultura de la que son miembros

Fuente: Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), España

Línea

"Los factores culturales son parte de esa forma de construcción social colectiva de los papeles atribuidos a un sexo o a otro", explicó Gaitán.

"Dudo mucho que alguien pueda asegurar, con carácter universal, que alrededor de los dos o tres años se construye o se identifica la identidad de género", afirmó la socióloga.

"Hay un pensamiento psicologicista dominante que está influyendo en nuestra manera de ver a los niños y que es una forma un poco tiránica de percibir a la infancia porque marca unos límites", agregó.

Niñas vetsidas de rosa

"Los niños no son pasivos en el proceso de socialización", advierte.

"También construyen, no sólo reciben, su identidad de género, a base de observar, comunicar, e incorporar unas cosas y otras no".

Roles de género y estereotipos

"La identidad de género de la mayoría de los niños está alineada con su sexo biológico. Pero, para algunos niños, la correspondencia entre el sexo biológico y la identidad de género no es muy clara", dicen los pediatras de la AAP.

Según este organismo, en torno a los dos años "los niños aprenden las conductas y los roles del género; es decir, 'las cosas que hacen los niños' y 'las cosas que hacen las niñas".

Sin embargo, desde la APP aceptan que, "con el tiempo, la sociedad ha reconocido que los estereotipos de conductas femeninas y masculinas y sus características no son exactos".

"En el pasado, a las niñas sólo se les permitía hacer cosas femeninas, como jugar con muñecas y cocinar. Se esperaba que fueran más pasivas. De los niños se esperaba que fueran más agresivos y que exhibieran conductas masculinas" explican los expertos.

Nuevos tiempos

Pero los tiempos han cambiado.

"Con frecuencia las niñas sobresalen en los deportes y en materias que tradicionalmente se pensaban como masculinas. Y los niños sobresalen en materias artísticas consideradas en el pasado como femeninas", dice la AAP.

"No sé si las imágenes que reciben los niños sobre chicos y chicas son más perniciosas ahora que hace 20, 30 o 40 años. Creo que siempre hubo claras distinciones entre 'lo que deberían hacer las chicas' y 'lo que deberían hacer los chicos' en cuanto a lo que nosotros les comunicamos", sostiene Leman.

Niño

"Tal vez cambió la situación. Por ejemplo, el tipo de iniciativas que estamos viendo en Suecia, y sobre todo, en Estados Unidos, no defienden la neutralidad de género; tienen conciencia de género, pero presentan a los niños (otras) opciones y usan un lenguaje que estructura eso de forma más abierta y liberadora", explicó Leman.

"La postura ideal es escuchar a los niños y que ellos elijan", dice Gaitán.

"Con un estilo de educación más conversacional, respetuoso con la diferencia y con lo semejante, es mucho más fácil manejar la cuestión del género sin conflicto", expresa la experta.

Para la socióloga, el proceso de construcción del género se va definiendo con los años.

Y la pregunta final, asegura, parece muy sencilla pero nos acompañará toda la vida: "¿Quién soy yo?"