• Caracas (Venezuela)

BBC Mundo

Al instante

Lo que el color de los billetes dice sobre un país

Billetes | Foto: BBC Mundo

Billetes | Foto: Getty Images / BBC Mundo

Es difícil imaginar un futuro sin dinero en efectivo, a pesar de todo lo que se dice en cuanto a que el papel moneda está en peligro de extinción

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El Banco Mundial afirma que, en promedio, sólo el 50% de los adultos de todo el mundo tiene una cuenta bancaria. En otras palabras, las transacciones en efectivo están aquí para quedarse.

Y mientras que el dinero físico sea un pilar, los bancos centrales de todo el mundo seguirán innovando para mantener a sus divisas seguras y con amplia aceptación, además de anticiparse a los falsificadores.

El color siempre ha sido un elemento clave. Su combinación, y el uso de tintas de seguridad ayudan a blindarlos contra los tramposos. Además, permiten que personas con limitaciones de la vista los identifiquen fácilmente.

Más allá de eso, el color del dinero también sirve para diferenciar a las naciones entre sí. Ciertos matices tienen un significado y simbolismo especial en muchos países y culturas.

Billetes de colores

La combinación de colores y las tintas ayudan a incrementar la seguridad.


La rupia india es una mezcla de colores:

Los de cinco son verdes
Los de 10, naranja-violeta
Los de 50, azul-violeta
Los de 100, azul-gris-verde
Los de 500, oliva-verde-amarillo
Los de 1.000, rosa-amarillo-rojo

La actual serie de billetes es conocida como la Serie Mahatma Gandhi 2005, ya que lleva el retrato de Gandhi, conocido popularmente en India como el Padre de la nación. Los billetes contienen varias características de seguridad, tales como el uso de tinta fluorescente junto con fibras ópticas.

En el año 2000, los billetes de 500 y 1.000 rupias fueron actualizados con tinta que cambia de color, con el objeto de disuadir a los falsificadores. Los números 500 y 1000 aparecen en verde cuando los billetes se mantienen en posición horizontal, pero se vuelven azules cuando están inclinados.

"India utiliza tinta de seguridad de SICPA (de Suiza), los fabricantes de tintas de seguridad más avanzados tecnológicamente en el mundo", dice Rezwan Razack, el presidente de la sección india de la Sociedad Internacional de Billetes con sede en Bengaluru, India.

Más del 80% de las impresoras de papel moneda del mundo utilizan la tinta SICPA, añade.

Pero además, los colores desempeñan un gran rol ayudando a la extensa población analfabeta a "relacionar los billetes con su valor".

Según estadísticas de la UNESCO, India tiene 287 millones de adultos analfabetos, el 37% del total mundial. Y con sólo el 35% de sus 1.300 millones de personas con acceso a una cuenta bancaria, India no podría estar más lejos de ser una sociedad sin dinero en efectivo.


El dólar canadiense

El flujo de efectivo de Canadá es a veces descrito como un "océano verde", en gran parte porque sus billetes de color verde menta brillante de 20 dólares constituyen el 50% de todo el papel moneda circulante en el país.

Pero cada uno de las cinco denominaciones tiene un esquema de color diferente:

Azul cielo el de $5.
Violeta-púrpura el de $10
Verde menta el de $20
Rojo óxido el de $50
Tonos sepia el de $100.

Los billetes han mantenido los mismos colores desde la creación del Banco de Canadá (BoC) en 1935.

Josianne Menard, consultora medios del BoC, explica que los diferentes colores también ayudan a que el equipo de procesamiento denomine y autentique cada billete.

Ha habido siete series de billetes canadienses. En la última fueron fabricados de polímero para mejorar la vida útil y frustrar a los falsificadores.

No todas las series fueron bien recibidas. La serie 1954, referida como la serie "Cabeza del diablo", causó gran revuelo "porque en el grabado del retrato, una zona del pelo de la reina parecía un diablo sonriente", según el sitio web del BoC.

Más tarde, el banco emitió billetes con el retrato modificado "¡para exorcizar al demonio!".


El dólar australiano

En 1992, Australia sustituyó sus billetes de papel con otros de polímero, convirtiéndose en el primer país del mundo en tener un sistema completo de billetes de plástico.

Estos son mucho más fuertes, con una duración de hasta cuatro veces más que los billetes fibrosos.

Las falsificaciones disminuyeron significativamente con la introducción de los billetes de polímero: el país tiene una de las tasas de falsificación más bajas del mundo, según el Banco de la Reserva de Australia.

Una tinta especial que hace que los números de serie de los billetes sean fluorescentes bajo la luz ultravioleta

En una billetera australiana se puede encontrar billetes malva de $5, azules de $10, rojos de $20, dorados de $50 y verdes de $100.


La libra esterlina

Actualmente, hay cuatro denominaciones de billetes de libra esterlina en circulación: billetes verdes de £5, billetes naranja de £10, billetes púrpura de £20 y billetes rojos de £50.

No está claro por qué fueron elegidos esos colores específicos para cada denominación, dice Emma Sinclair, jefe de prensa del Banco de Inglaterra (BoE, por sus siglas en inglés), pero su fácil identificación es una de las ventajas.

Los billetes de libras incorporan muchas características fluorescentes para combatir la falsificación. Bajo la luz ultravioleta, el número de la denominación aparece en rojo brillante y verde, en contraste con el relativamente aburrido fondo.

Además, el Banco utiliza dispositivos de tinción en las cajas de efectivo utilizadas para transferir divisas. Estos dispositivos tiñen al dinero en efectivo de forma permanente en caso de robo, haciendo que sean fácilmente reconocibles.


El dólar estadounidense

Desde 1862, cuando la Oficina de Grabado e Impresión (BEP, por sus siglas en inglés) comenzó exclusivamente a diseñarlo e imprimirlo, el papel moneda de Estados Unidos ha tenido dos combinaciones de colores: la parte delantera, o el anverso, es negra, mientras que la parte de atrás, o el reverso, es de color verde (de ahí el término "billete verde").

Con el tiempo, el diseño ha cambiado, pero el esquema de color original se ha conservado en buena medida.

"El uso del verde continuó porque el pigmento de ese color estaba disponible en grandes cantidades", dice la BEP en su sitio web. Además, "el color era relativamente resistente a los cambios químicos y físicos, y era psicológicamente identificado con un crédito fuerte y estable del gobierno".

Además, los billetes coloridos son más costosos. A la Reserva Federal de Estados Unidos le cuesta 5,4 centavos hacer uno de US$1, mientras que el billete de US$100 cuesta 13,1 centavos.

Sin embargo, con el tiempo, se han añadido colores contra el fraude.

El billete de US$100 incluye la imagen de una campana que cambia de color en un tintero. Tanto el tintero como la campana son cobre, pero al inclinarlo, el color cambia a verde. También parece que la campana aparece y desaparece en el tintero.


El real brasileño

Un monedero brasileño es, literalmente, un arcoiris.

En 1994, cuando el real reemplazó al cruzeiro, los colores de la nueva moneda fueron seleccionados para reflejar el espectro visible:

Azul turquesa para el billete de R$100.
Naranja para el de R$50.
Amarillo para el billete de R$20.
Rojo para el de R$10.
Púrpura para el de R$5.
Azul oscuro para el de R$2.

Los brasileños utilizan una tinta que cambia de color en sus billetes de R$10 y R$20. Cuando los billetes se inclinan, los números cambian de azul a verde, una característica que es difícil de replicar incluso con impresoras y escáneres de alta calidad.


El dólar de Singapur

Singapur puede ser un país pequeño, pero su moneda, el dólar de Singapur, sigue siendo uno de las más fuertes del mundo.

En 1999, su banco central, la Autoridad Monetaria de Singapur (MAS, por sus siglas en inglés), presentó el actual conjunto de billetes, conocido como la serie del retrato, en la cual aparece el primer presidente de Singapur, el fallecido Encik Yusof bin Ishak.

Los billetes de $2 son de color púrpura, los de $5 son verdes, los de $10 son rojos, los de $50 son azules, los de $100 son de color naranja, los de $1.000 son púrpura y los de $10.000 son dorados.

"Los billetes se imprimen con tintas de seguridad, como la tinta intaglio", dice el vocero de la MAS. Su alta viscosidad de permite la impresión de líneas finas y el relieve, proporcionando un efecto táctil.

Adicionalmente, los billetes se imprimen con tintas magnéticas, fluorescentes, fosforescentes y que absorben en el infrarrojo, sólo visibles con equipo especial.