• Caracas (Venezuela)

BBC Mundo

Al instante

El colombiano que confesó ser asesino en serie y haber matado al menos a 20 personas

Martínez Betancur fue capturado el 16 de junio

Martínez Betancur fue capturado el 16 de junio

A fines de enero pasado las autoridades de Colombia comenzaron a investigar la desaparición de María Gladys Arango Cuervo, de 51 años, en el municipio de Guarne, a menos de una hora por carretera de la ciudad de Medellín, en dirección oriente

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Cinco meses más tarde, este domingo, hallaron el que creen es su cuerpo en una propiedad vecina. Su cuidador, desde hacía 18 meses, era Jaime Iván Martínez Betancur, de 44 años, a quien funcionarios de la Fiscalía habían capturado el 16 de junio pasado.

"(Los funcionarios) encuentran manchas de sangre en las paredes y encuentran la mayoría, por no decir la totalidad, de los elementos de vestir y prendas que el día de los hechos portaba María Gladys Arango", dijo Luis González, director de Fiscalías Regionales y Seguridad Ciudadana.

Al ser capturado, Martínez Betancur confesó ser el autor de la muerte de la mujer y responsable de otros homicidios.

http://ichef.bbci.co.uk/news/624/cpsprodpb/6FB1/production/_90039582_2016-06-19-photo-00002520.jpg

Entre los asesinatos describió el de dos menores, sus hijastros Nelson López, de 8 años, y Mariana Serna García, y el de la madre de los niños y su expareja, Natalia García Gil.

"Manifestó que los asesinó, los ahorcó con una cuerda y los enterró en la misma finca", dijo González.

Según la información más reciente provista por el funcionario a BBC Mundo, la mujer y los niños habían desaparecido el 3 de noviembre de 2015, de acuerdo por lo narrado por sus vecinos.

Este lunes las autoridades hallaron tres cuerpos en el mismo lugar. Sospechan que son de los dos menores y de García Gil, pero todavía deben hacer los análisis de ADN.

http://ichef-1.bbci.co.uk/news/624/cpsprodpb/10BF1/production/_90039586_2016-06-19-photo-00002504.jpg

En busca de más víctimas

El caso puede no terminar allí: de acuerdo con el relato del director de Fiscalías, el hombre también aseguró haber matado a otras 16 o 17 personas en Guarne, otros sitios de Antioquia (departamento en el que se encuentra ese municipio) y en el departamento de Valle del Cauca.

"En el interior de la vivienda él coleccionaba, dejaba rastros, agrupaba elementos", dijo González. "Nos hemos encontrado más de 12 celulares, más de 16 SIM cards y otros elementos y prendas que nos indican que son de mujeres y están agrupados. Esto significa que puede haber una veracidad en lo que está diciendo".

De hecho, la Fiscalía estableció que el detenido había estado utilizando la SIM card del teléfono de María Gladys Arango Cuervo.

http://ichef-1.bbci.co.uk/news/624/cpsprodpb/BDD1/production/_90039584_2016-06-19-photo-00002505.jpg

González cree que la mayoría de las víctimas son mujeres.

Dijo que, de acuerdo a las investigaciones, Martínez Betancur utilizaba los celulares de sus víctimas para comunicarse con las familias de ellas y hacerles creer que estaban vivas.

Por ahora las autoridades continúan en las tareas de exhumación en la zona en la que vivía el detenido, al tiempo que desarrollan la investigación para verificar los datos aportados por Martínez Betancur, que están contrastando con registros de desaparecidos en Guarne, Medellín y Valle del Cauca.

La Fiscalía no encontró antecedentes del detenido.

http://ichef-1.bbci.co.uk/news/624/cpsprodpb/15A11/production/_90039588_2016-06-19-photo-00002503.jpg

"Monstruo" de Monserrate

Si la Fiscalía logra verificar la veracidad de las declaraciones y confirmar los asesinatos que se adjudica, el caso terminará siendo aún más sangriento que otro que, a fines de 2015, conmovió a la sociedad colombiana.

Fue el del apodado "Monstruo" de Monserrate, Fredy Valencia, quien paga nueve años de prisión por el asesinato de una mujer y es investigado por los homicidios de otras diez.

Como Martínez Betancur, Valencia también había confesado haber asesinado a varias mujeres en la zona en la que vivía, el cerro de Monserrate (de ahí el apodo) en el orientes de Bogotá.