• Caracas (Venezuela)

BBC Mundo

Al instante

¿Es cierto el estereotipo de que los griegos son perezosos?

 La crisis griega ha llevado a que cundan los estereotipos sobre los ciudadanos de ese país | Foto: BBC Mundo

La crisis griega ha llevado a que cundan los estereotipos sobre los ciudadanos de ese país | Foto: BBC Mundo

Con la deuda griega llegando actualmente al 175% de su PIB, lo que es claro es que el país ha estado viviendo más allá de sus posibilidades

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Grecia ha sido acusada de desperdiciar tiempo luego de semanas de discusión sobre las reformas económicas necesarias para extender el rescate de la eurozona y pagar sus deudas.

Fuertes declaraciones del jefe del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, y del ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schaeuble, han creado la impresión de que los nuevos dirigentes izquierdistas no están esforzándose tanto como deberían.

El tabloide alemán Bild recientemente lanzó una campaña contra un acuerdo, pidiendo: "no más miles de millones para los codiciosos griegos"

Es una caracterización a la que muchos griegos están acostumbrados.

Lenguajes similares

"Tristemente, es predecible la reacción de los países de la Unión Europea a los esfuerzos del nuevo gobierno por renegociar su deuda así como de las reformas que propone en la actualidad", dice George Kollias, un empresario de Atenas.

"Es fácil e igualmente equivocado usar estereotipos como perezoso y codicioso para describir a todos los griegos, una tendencia que también puede ser vista en el intento de crear una caricatura sobre el ministro griego de Finanzas, no de sus propuestas pero de su personalidad".

Se oyó un lenguaje similar en 2010, cuando el entonces ministro de Finanzas, Anders Borg, aseguro: "Obviamente los suecos y otros contribuyentes no deberían pagar por los griegos que escogen jubilarse a los 40 años de edad".

"Eso es inaceptable", dijo.

Y el lunes, el jefe del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, pidió que Grecia dejara de "perder el tiempo" y se sentara a negociaciones serias para garantizar una extensión de su rescate de US$272.000 millones.

¿Es tal vez menos explícito, pero puede el estereotipo de los griegos "perezosos" estar permeando el lenguaje que rodea a las negociaciones de la deuda?

"Esa narrativa ciertamente se ha impuesto", dice Raoul Ruparel, jefe de investigaciones económicas en el centro de pensamiento Open Europe.

"Un punto que siempre aparece es que es fácil retirarse muy jóvenes y obtener pensiones muy generosas".

Lo que dicen los datos

Los datos de la Comisión Europea sugieren que los griegos en efecto se retiran en promedio a una edad más temprana que otros en la Unión Europea, pero el margen no es tan pronunciado.

 

En 2012, los griegos recibían en promedio su primer pago pensional a los 57,8 años de edad, según esos datos.

El país está justo debajo de Italia, en donde la edad promedio es de 58, mientras que para los alemanes era de 61.1.

Los datos de la UE también colocan al gasto griego en pensiones, como porcentaje del PIB, como el más alto de Europa en 2012.

Pero el mes pasado el diario Wall Street Journal tomó los datos y los dividió por el número de personas mayores de 65 años en cada país para llegar a una conclusión distinta.

Encontró que el gasto per cápita en Grecia era menor que el promedio de la UE y estaba por debajo del de Alemania, Irlanda e Italia entre otros.

Los datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico OCDE muestran una imagen de los griegos que dista mucho de la pereza. Aseguran que los griegos trabajan los horarios más largos de Europa.

Expertos dicen que esto es en parte por la naturaleza del trabajo en Grecia comparado con otras partes. Hay más gente empleada, por ejemplo en la agricultura o en tiendas que permanecen abiertas muchas horas. También hay diferencias en eficiencia.

Pero toman menos vacaciones que los trabajadores en Alemania, Francia y Suecia, de acuerdo a las estadísticas de la UE.

Estigma

Los datos pueden ser usados para respaldar distintos argumentos y es importante recorder que los paises tienen distintas maneras de recolectarlos.

Con la deuda griega llegando actualmente al 175% de su PIB, lo que es claro es que el país ha estado viviendo más allá de sus posibilidades.

Grecia todavía no produce suficiente de lo que el mundo quiere y no gana el dinero suficiente por ello, con su énfasis en turismo, la industria naviera y las exportaciones de fruta y materias primas.

Esto ha puesto presión sobre los dirigentes griegos bajo presión para mostrar cómo van a conseguir los fondos, cambiar los sistemas y pagar la deuda del país, que ya llega alrededor de los US$300 millones.

Sus planes incluyen combatir la evasión de impuestos y la corrupción. Se sugiere que podrían contratar inspectores "no profesionales", incluyendo a turistas, para espiar a los evasores de impuestos.

Ruparel dice que la evasion de impuestos en Grecia está muy extendida y la llevan a cabo personas con ingresos medios, no solamente los "grandes propietarios".

"No ocurre con procedimientos complejos, es simplemente que las tiendas no dan recibos y el gobierno no sigue la pista a lo que la gente gana".

La magnitud del problema hace más fácil que se extienda el estigma de los griegos "codiciosos", añade.

"No hacen lo suficiente"

Entre tanto, los observadores dicen que hay escepticismo sobre como el gobierno de Syriza creará una infraestructura capaz de resolver el problema, y cómo pagará por esa infraestructura.

Michael Fuchs, vicepresidente del partido CDU, el de la canciller Merkel, le dijo a la BBC el mes pasado que la falta de un sistema apropiado de catastro en Grecia propiciaba la corrupción y amenazaba con evitar que el país pudiese conseguir fondos mediante la privatización.

Sandro Scocco, economista en jefe del centro de investigación sueco Arena Ide, dice que, pese a la presión, espera que Syriza siga comprometido con los valores políticos que le permitieron ganar la elección en enero, incluyendo un desmonte de los planes de austeridad.

"Todavía vamos a oír que no están haciendo lo suficiente".

La idea de los perezosos griegos es una "descripción profundamente injusta", dice, usada por los políticos para defenderse al argumentar que sus votantes quieren que sean duros con los griegos.

"Usar explicaciones simples y erróneas para señalar a chivos expiatorios no es un buen augurio para el futuro o para la UE", escribió en el blog Social Europe a comienzos de mes.

"Si esto sigue así es probable que no haya mucha esperanza para Grecia, y tal vez ni siquiera para el euro".

No han sido siempre los griegos las víctimas de estos estereotipos.

A mediados del siglo XIX, en vez de ser presentados como eficientes y trabajadores, los alemanes eran típicamente descritos por los británicos como "gente poco inteligente", asegura el economista de la universidad de Cambridge, Ha-joon Chang.

Señala que la autora de Frankenstein, Mary Shelly, escribió tras un altercado particularmente frustrante con su chofer que "los alemanes nunca se dan prisa".

Pero en Atenas, George Kollias está ansiosamente esperando una decisión sobre las finanzas de su país.

"Mi mayor temor en este momento es que la discusión en la Unión Europea no está ocurriendo en un nivel colaborativo y constructivo sino en uno punitivo y político", asegura.