• Caracas (Venezuela)

BBC Mundo

Al instante

¿Es cierto que no hay dos copos de nieve iguales?

Los científicos no están seguros de por qué los cristales de hielo toman distintas formas

Los científicos no están seguros de por qué los cristales de hielo toman distintas formas

Nadie puede decir con certeza que no existen un par de copos de nieve idénticos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Semanalmente, la revista BBC Focus resuelve algunas dudas de sus lectores. A continuación, una selección de sus respuestas para curiosos.

¿Es cierto que no hay dos copos de nieve iguales?

Lo más probable es que la respuesta sea "sí". Pero la formación de los copos de nieve es extraordinariamente compleja.

Los científicos no están seguros de por qué los cristales de hielo toman distintas formas en distintas temperaturas. La influencia de la humedad es también un área gris.

Se cree, sin embargo, que el antiguo dicho "no existen dos copos de nieve idénticos" es aplicable a copos completamente formados.

Se estima que hay 10 elevado a 18 moléculas de agua en un copo de nieve y que estas pueden ordenarse en un número casi infinito de formas.

Nadie puede decir con certeza que no existen un par de copos de nieve idénticos, pero con una rarísima posibilidad, la apuesta parece bastante segura.

¿Por qué las polillas vuelan hacia la luz?

Algunas polillas migrantes usan la Luna para navegar y pueden calibrar sus rutas de vuelo de acuerdo a la trayectoria de ésta en el cielo.

Esto se denomina "orientación transversal".

Si su instinto es mantener la Luna en un cierto ángulo, de manera que cuando confunden un bombillo con la Luna, se quedan dando vueltas a su alrededor.

Pero muchas polillas no migran.

Otra teoría sugiere que las feromonas femeninas tienen un resplandor tenue y emiten infrarrojos en la misma frecuencia que las velas. Entonces, podría ser que las polillas macho vuelen hacia su ardiente muerte al tratar de aparearse con una vela.

No obstante, los rayos UV atraen más insectos que los infrarrojos, y la luz eléctrica no es lo mismo que la de las velas, así que no hay una respuesta simple para esta pregunta.

¿Hacia dónde se va la sangre de un moretón?

La parte líquida de la sangre, llamada plasma, es rápidamente reabsorbida por otros capilares cercanos y los glóbulos blancos de la sangre pueden moverse dentro y fuera de los vasos sanguíneos por sí solos, pero los rojos se quedan estancados.

Privados del suministro de nutrientes, comienzan una secuencia de autodestrucción llamada eryptosis, cambiando sus membranas celulares para atraer la atención de los glóbulos blancos denominados macrófagos.

Los macrófagos engullen lo que queda de los glóbulos rojos y los digieren.

El compuesto de hemoglobina roja es convertido en biliverdina verde y luego en bilirrubina amarilla.

Esto es lo que les da a los moretones su característico color, antes de ser devueltos al torrente sanguíneo para ser reciclados por el hígado.

¿Cuál es la forma más peligrosa de radiación?

Los físicos usan la palabra radiación para referirse a cualquier forma de radiación electromagnética, desde las inofensivas ondas de radio de baja frecuencia hasta la luz ultravioleta que causa el cáncer, y más allá.

Pero el significado que la mayoría de la gente le da a la palabra "radiación" tiene que ver con la desagradable "radiación ionizante", la cual junta la cantidad de energía suficiente como para dañar células vivas.

Ésta se da en dos maneras: en forma de partículas y de radiación electromagnética de alta frecuencia.

Entre las de partículas, la denominada radiación alfa consiste en un núcleo de átomos de helio emanado por la descomposición de algunas formas de elementos, como uranio y radio.

Es de muy corto alcance y no puede penetrar la piel, aunque algunos emisores de alfa, como el radón, pueden ser inhalados y potencialmente causar cáncer de pulmón.

La radiación beta también está hecha de partículas –electrones de alta velocidad-, pero es más fuerte que las partículas alfa.

Puede dañar la piel, pero incluso la ropa normal puede proveer cierta protección.

La radiación más penetrante y peligrosa de todas es la gamma, que se cuenta entre la electromagnética de alta frecuencia.

Ésta sólo puede ser bloqueada por metal pesado y blindaje de concreto.

Dependiendo de la dosis, puede causar quemaduras severas e incluso la muerte.