• Caracas (Venezuela)

BBC Mundo

Al instante

¿Cuándo es bueno el estrés?

Algunos científicos consideran que el cerebro funciona mejor cuando está en alerta / Foto: Thinkstock

Algunos científicos consideran que el cerebro funciona mejor cuando está en alerta / Foto: Thinkstock

A pesar de que siempre se asocia con cosas negativas, también puede ser útil 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

¿Quién no ha estado expuesto a períodos de estrés? Insomnio, pérdida de apetito, tensión muscular, ansiedad e irritabilidad son solo algunos de los síntomas con los que hay que lidiar en esos casos.

Pero si el organismo no está sometido a esta situación de manera excesiva, el estrés puede ser útil en ciertas ocasiones.

Cuando la persona se encuentra en una situación de riesgo, es justamente esa tensión la que activa una serie de mecanismos en el organismo que le permiten reaccionar para enfrentar lo que percibe como peligroso y no quedarse paralizado.

"El estrés genera una explosión de hormonas en el cuerpo, que se liberan para que el individuo pueda manejar amenazas o eventos que ocasionan mucha presión. Es lo que se conoce como la respuesta de 'lucha o huida", se explica en el sitio web del Sistema de Salud Pública en el Reino Unido.

Entonces, ¿qué tiene de bueno el estrés?

1.- Herramienta de sobrevivencia

En el caso de un accidente automovilístico o ante el ataque de un animal, por ejemplo, el cuerpo inicia la "respuesta ante el estrés", también conocida en términos médicos como el Síndrome de Adaptación General, descrito en 1950 en el British Medical Journal.

La primera etapa de esta reacción es la de "alarma". El corazón y la respiración se aceleran, y el sistema nervioso y endocrino se activan.

Cuando esto ocurre, el flujo sanguíneo se incrementa en el corazón, los pulmones y el cerebro, al tiempo que disminuye hacia órganos que no son muy importantes en estas situaciones, como los que forman parte de los sistemas digestivo y urinario.

En la segunda etapa, de "resistencia", nuevas hormonas refuerzan las que se liberaron al principio del proceso. Es así como el cuerpo retiene sales y agua, en caso de que la presión sanguínea baje porque la persona está sangrando. También se producen más carbohidratos, y los que están almacenados, son liberados con mayor rapidez con el objetivo de darle al organismo más energía.

2.- Agiliza las funciones cognitivas y la respuesta del cerebro

Según una investigación realizada por la Universidad de California, Berkeley, en Estados Unidos, el estrés, siempre y cuando no sea crónico, optimiza el funcionamiento del cerebro.

"Siempre se piensa que el estrés es malo, pero cierta cantidad es buena para lograr que el cuerpo alcance el nivel óptimo de alerta y opere de la mejor manera posible", le dijo Daniela Kaufer, profesora de Berkeley y una de las autoras del estudio al sitio web de la universidad.

Y agregó: "Eventos intermitentes y estresantes son los que mantienen al cerebro en alerta, y el organismo siempre reacciona mejor cuando está alerta".

3.- Estimula el sistema inmunitario en el corto plazo

Para que el cuerpo pueda defenderse de enfermedades e infecciones es necesario tener un sistema inmunitario saludable, sin duda.

Pero probablemente lo que no sabías es que el estrés puede ayudar al organismo a combatir las bacterias.

"Si te enfermas, el estrés hace que se generen hormonas con el objetivo de combatir gérmenes y similares", explica el doctor John Whyte en un artículo publicado en The Huffington Post.

Y añade: "Este tipo de estrés es particularmente efectivo cuando la enfermedad se está empezando a desarrollar, justamente cuando el cuerpo necesita más ayuda".

4.- Fortalece el carácter

Estudios citados en un artículo publicado por el periódico estadounidense The New York Times señalan que si la gente procesa el estrés con un enfoque positivo, puede aprender a manejar sus efectos de una mejor manera.

"Incluso los eventos más traumáticos y estresantes pueden ayudar a las personas a crecer porque les permite desarrollar su fortaleza mental, buscar nuevas perspectivas y generar vínculos con los demás", indica en el artículo Alia Crum, profesora de psicología de la Universidad de Stanford, en Estados Unidos.

Estar expuesto a situaciones estresantes y aprender a manejarlas es útil para lidiar con mayor facilidad y efectividad eventos similares que puedan presentarse en el futuro.

"Hay una serie de estudios que respaldan la ciencia de la resiliencia. Es la idea tras el entrenamiento militar que reciben, por ejemplo, los miembros de la unidad de operaciones especiales del ejército estadounidense", afirma el doctor Richard Shelton, del Departamento de Psiquiatría de la Universidad de Alabama Birmingham, en EE UU, en un artículo de la cadena de televisión estadounidense ABC News.

"La exposición continua a eventos estresantes le da a la persona la posibilidad de desarrollar el sentido de control físico y psicológico, para que cuando tengan que lidiar con situaciones similares puedan reaccionar", agrega Shelton.