• Caracas (Venezuela)

BBC Mundo

Al instante

El británico de 74 años que recibirá 360 azotes en Arabia Saudita por llevar vino

Karl Andree lleva viviendo en Arabia Saudita 25 años y dice entender las leyes de ese país / Foto vía BBC

Karl Andree lleva viviendo en Arabia Saudita 25 años y dice entender las leyes de ese país / Foto vía BBC

La familia dice que Karl Andree no podrá aguantar el castigo 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Si viajas a Arabia Saudita recuerda que deberás "respetar las tradiciones locales, las costumbres, leyes y religión a todas horas". "Arabia Saudita es un país musulmán donde la ley islámica se impone estrictamente".

Así rezan los consejos del sitio internet del gobierno en Reino Unido para los que preparan un viaje a ese país en Medio Oriente.

Sin embargo, un británico que vive jubilado en Arabia Saudita parece no haberlos leído.

Karl Andree, de 74 años, fue descubierto con vino casero y fue sentenciado a recibir 360 azotes, un castigo que su familia asegura que no sobrevivirá.

Las bebidas alcohólicas están prohibidas en el reino saudita.

Salud frágil

Andree ya ha pasado más de un año en prisión, tras ser arrestado por la policía religiosa saudita.

Su hija Kirsten Piroth dijo a la BBC que su padre, que ha sufrido de tres tipos de cáncer, podría morir de los azotes.

La Cancillería británica comunicó que "estaría buscando su liberación tan pronto como sea posible".

Kirsten Piroth reconoció que su padre trasportaba vino casero en su auto, en 2014, cuando fue detenido y arrestado.

Tras cumplir un año de prisión, Piroth dijo que le "habían hecho creer" a ella y su familia que el castigo corporal no se realizaría debido a la edad y salud de su padre.

Sin embargo, ahora parece que hay dudas al respecto de si podría salir libre.

Karl Andree es un exejecutivo en el área de petróleo que lleva 25 años viviendo en Arabia Saudita.

Según su familia ha vivido muy feliz en ese país al que le ha dedicado todo su esfuerzo profesional, hasta el arresto.

También se encuentra muy frágil, sostiene Kirsten Piroth. Ha sido sometido a tres tratamientos intensos contra el cáncer, sufre de asma y gota, dice la hija.

Para colmos, su esposa padece de demencia y está deteriorándose rápidamente y Andree quisiera poder regresar a Reino Unido para verla.

La familia asegura que Andree entiende las leyes sauditas y que lamenta lo que ha sucedido. Pero insisten en que ya pagó por su delito con un año de cárcel y que el gobierno debería mostrar clemencia.

Pero en Arabia Saudita la ley islámica se impone con mano dura. Eso lo sabe Karl Andree y lo advierte claramente la Cancillería británica.

La prohibición de alcohol en Arabia Saudita no permite margen de error.

En ese sentido la situación no augura muy bien para Karl Andree.

Sin embargo, su familia ha apelado al gobierno británico diciendo que en esas altas esferas lo único que se necesita es una llamada a la persona adecuada para lograr la liberación de Andree.

El gobierno británico ya expresó haber abordado el caso con los sauditas y que "están activamente buscando su pronta liberación".

¿Qué conlleva a azotes en Arabia Saudita?

Reuniones con el sexo opuesto

En 2006, dos hombres y una mujer de 75 años fueron sentenciados a azotes por "delitos morales". Se había reunido con personas del sexo opuesto sin estar estrechamente relacionados.

Durante el juicio los hombres alegaron que habían estado entregando pan a Khamisa Mohammed Sawawi.

Uno de ellos dijo incluso que estaba relacionado con Khamisa, quien lo había amamantado.

El tribunal rechazó sus apelaciones. Sentenció a Khamisa y a uno de los hombres a 40 azotes y cuatro meses de cárcel. El otro hombre fue sometido a 60 azotes y seis meses de cárcel.

Adulterio

Una mujer de 19 años, conocida como la "niña al Qatif" estaba con un joven cuando fue atacada y violada por siete hombres.

La pareja recibió una sentencia de seis meses de cárcel y 200 azotes cada uno, después de que las autoridades sostuvieron que la mujer había confesado sostener relaciones amorosas con el joven.

Al abogado defensor se le suspendió temporalmente su licencia por criticar el trato que los jueces le habían dado a la adolescente.

Conducir auto... si eres mujer

Las autoridades temen que si permiten a las mujeres conducir, estarían tentadas a dejar sus casas "con mayor frecuencia de lo necesario".

Sólo se les permite conducir en el desierto o dentro de un sitio cerrado. Las familias frecuentemente deben contratar servicios externos para llevarlas de un lado a otro.

Varias mujeres han sido sentenciadas a azotes tras conducir en protesta para llamar atención a la discriminación contra las mujeres.

Ser gay

La homosexualidad es ilegal en Arabia Saudita y es castigada con sentencias de prisión, multas, azotes, castración química y hasta pena de muerte.

En julio 2014, un tribunal castigó a un hombre de 24 años con tres años de cárcel y 450 azotes por organizar una reunión con un hombre en Twitter.

También se han azotado hombres por asistir a matrimonios gay, aunque ese tipo de unión no está legalmente reconocida en el país.

Incomodar a niñas

En 2000 se informó que unos adolescentes en Arabia Saudita que habían "incomodado" a unas colegialas enfrentaban azotes públicos y posibles sentencias de cárcel.

Sucedió después de que niñas y padres de familia se quejaran de que había jóvenes merodeando las escuelas.

Traer al país chocolates rellenos de licor

Un hombre de Filipinas fue sentenciado a prisión y 75 azotes por traer al país dos chocolates que estaban rellenos de licor.

Dijo que había comprado los chocolates durante una escala de su vuelo y que no se había percatado de que tenían alcohol.