• Caracas (Venezuela)

BBC Mundo

Al instante

¿Quiénes se benefician del 'Brexit'?

Algunos inversionistas han obtenido ganancias por el Brexit | Foto: BBC Mundo

Algunos inversionistas han obtenido ganancias por el Brexit | Foto: BBC Mundo

Siempre se ha dicho que a río revuelto, ganancia de pescadores. Pero ¿quiénes son los que están pescando en las aguas turbias del 'Brexit'?

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La decisión británica de retirarse de la Unión Europea (UE) ha generado una mezcla colosal de señales confusas en torno a la dirección de la economía y de la política de ese país, por lo que puede resultar aventurado decir en definitiva quiénes son los ganadores de esta decisión.

Algunos financistas han anunciado ganancias millonarias tras apostar a que ese sería el resultado del referendo del pasado jueves.

Fuera de Reino Unido habrá competidores de la economía británica que verán como buenas noticias los graves indicios de inestabilidad que han mostrado los mercados desde el viernes pasado.

Por otro lado, los expertos no saben predecir qué beneficios económicos obtendrá el 52% del electorado británico que votó a favor del Brexit.

 

Los que se benefician de la devaluación

Una de las señales más contundentes de la preocupación en los mercados británicos ha sido el derrumbe, casi sin precedentes, de la libra esterlina en las primeras horas después del referéndum.

Luego de dos días de colapsos históricos, la divisa británica se estabilizó el martes y el miércoles, pero algunos expertos y notorios financistas, como el húngaro-estadounidense George Soros, hablan de la posibilidad de una libra más debilitada en el futuro.

En sí misma, esta devaluación de la libra puede favorecer a algunos sectores de la economía británica.

Por ejemplo, se hará más barato para los extranjeros ir de vacaciones a Londres, por lo que podría beneficiarse el sector turístico.

"Las empresas que exportan se ven beneficiadas por una divisa más débil ya que sus productos se vuelven más competitivos", asegura el editor de negocios de la BBC, Kamal Ahmed.

"Y para cualquier empresa que obtenga ingresos en dólares, incluyendo a muchas empresas farmacéuticas y petroleras, una caída de la libra esterlina es positiva", agrega Ahmed.

Pero, advierten otros, esta ventaja podría verse rápidamente cancelada si, por efecto de la devaluación, empieza a aumentar la inflación y suben los costos de producción internos para las empresas británicas.


Y por supuesto, al salir de la UE, Reino Unido puede haber puesto en riesgo su acceso al mayor mercado para las exportaciones británicas. Pues, aunque sean más baratas, las exportaciones británicas podrían quedar sujetas a aranceles u otros impuestos de importación para entrar al territorio del bloque.

También, la incertidumbre legal desatada por el Brexit puede hacer que los dueños de muchas de estas empresas basadas en Reino Unido, se vean renuentes a seguir invirtiendo en esas firmas, lo que las debilitaría de cara al futuro.}

 

La competencia extranjera

Si se entiende a la economía mundial como un juego de suma cero, en donde la pérdida de uno es necesariamente la ganancia de otro, podría especularse que la caída británica por efecto del Brexit generará ventajas a sus competidores.

Por ejemplo, se dice desde ya que Frankfurt puede convertirse en la nueva capital europea de las finanzas si los bancos internacionales empiezan a salir de Londres.


Pero otros piensan que el efecto general del Brexit no es otorgarle a un país la misma ventaja que le ha quitado a otro, sino que puede perjudicar a todos los países en conjunto, razonando que la inminente salida de Reino Unido expande un manto de duda sobre toda la Unión Europea.

Por lo que es posible que el Brexit tenga un efecto de desaceleración sobre toda la economía mundial, y en ese sentido, todos, incluyendo a los potenciales competidores de los británicos, saldrían perdiendo por el efecto de una economía global lastimada.

 

Los especuladores

Los mercados financieros son famosos por las apuestas multimillonarias que se hacen en torno a eventos futuros, como la que George Soros hizo en 1992, al apostar correctamente que el Reino Unido se vería obligado a salir de un mecanismo monetario precursor del euro, generando cientos de millones de dólares en utilidades en un solo día.

El diario financiero londinense Financial Times ha dicho que varios fondos de inversión de la capital británica, entre ellos Marshall Wace, Odey Asset Management y TT International, habían apostado a que el Brexit ganaría, y han obtenido ganancias sustanciales por su apuesta, aunque no se especificó el monto.


Varios medios británicos reportan que otro director británico de fondos de inversión, Crispin Odey, habría conseguido utilidades de casi US$300 millones para sus inversores, nuevamente por haber apostado a que el público británico votaría por salir de la Unión Europea.

Pero algunas de estas ganancias podrían verse disminuidas rápidamente si se producen nuevas fluctuaciones en los precios de las divisas y las acciones. Por lo que tendrán que esperar unos días antes de saber cuál es el impacto concreto para estos financistas.}

 

¿Y los votantes?

Una parte crucial del impacto político del Brexit tendrá que ver con el efecto que éste pueda tener sobre el 52% de los votantes británicos que votaron a favor de la salida, presumiblemente esperando que los beneficie económicamente. Y ahí radica una de las controversias más explosivas de la economía mundial.

Muchos de los votantes que se manifestaron a favor del Brexit son británicos de clase trabajadora. Muchos de ellos piensan que la llegada de inmigrantes al país ha deprimido los salarios a los que pueden aspirar. Y por lo tanto, confían en que, por fuera de la UE, el país imponga más restricciones a la llegada de extranjeros.

No hay un consenso total sobre cuál es el impacto, especialmente en el largo plazo, de la inmigración sobre los salarios, aunque hay estudios que sugieren que, al menos en el corto plazo, algunos trabajadores no calificados pueden enfrentar sueldos más bajos ante la llegada de inmigrantes de otros países.


Pero no es claro si el voto del Brexit llevará a una restricción efectiva de la inmigración al Reino Unido de nacionales de otros países europeos, pues muchos anticipan que para mantener acceso comercial a los mercados de la UE, las autoridades en Londres tendrán que aceptar por lo menos algún monto de migración europea en sus futuras negociaciones con Bruselas.

Por lo que, incluso si resulta ser verdad que los trabajadores británicos se ven beneficiados por una reducción de la inmigración, no hay claridad si dicha reducción ocurrirá como resultado de la votación del jueves pasado.

Lo que una vez más lleva al tema dominante de este Brexit: más que ganadores claros, lo que hay es un ambiente de incertidumbre generalizado.