• Caracas (Venezuela)

BBC Mundo

Al instante

La batalla por la exhumación de los hijos de Mandela

Nelson Mandela | Reuters

Nelson Mandela | Reuters

Mientras Nelson Mandela pelea por su vida en un hospital de Pretoria, los miembros de su familia se pelean entre ellos, en una disputa que los medios de comunicación surafricanos reproducen sin escatimar detalles escabrosos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Varios miembros de la familia han llevado a los tribunales a su nieto mayor, Mandla, para poder exhumar los cuerpos de tres de los hijos del ex presidente y que puedan ser enterrados en el cementerio de la familia en Qunu, donde Mandela ha dicho que quiere ser sepultado.

Mandla ordenó hace dos años retirar los tres cuerpos del panteón de la familia Mandela en Qunu, en la provincia Oriental del Cabo, y enterrarlos en Mvezo, donde Mandla, de 39 años, construye un centro conmemorativo que muchos interpretan como un intento para asegurarse de que Mandela sea sepultado allí.

Medios locales informaron que Mandla llevó a cabo las exhumaciones sin el consentimiento de otros miembros de la familia, entre ellos la hija mayor de Mandela, Makaziwe, quien pretende que su padre sea enterrado en Qunu, localidad ubicada a 20 kilómetros donde el exmandatario pasó su niñez.

Y la batalla sobre las exhumaciones es una muestra de las divisiones más profundas dentro de la extensa y compleja familia de Mandela, que tiene tres esposas, seis hijos, 17 nietos y 12 bisnietos.

De acuerdo con algunos ancianos de su clan, mientras su familia esté en guerra, su espíritu no puede estar en paz.

Profundo simbolismo

El Tribunal Superior de Mthatha le concedió una medida cautelar a un grupo de 16 miembros de la familia Mandela y jefes locales la semana pasada para poder exhumar los restos y devolverlos a Qunu, donde se encuentra la casa del clan Mandela.

Pero Mandla Mandela ahora impugnó esa decisión.

Se trata de los restos de Makgatho Mandela, el padre de Mandla que murió a causa de enfermedades relacionadas con el sida en 2005, y sus hermanos Thembekile, que murió en un accidente de coche en 1969, y Makaziwe, su primera hija, que murió a los nueve meses de edad.

Los tres al parecer fueron exhumados sin consultarle al resto de la familia Mandela ni a los ancianos de la casa real AbaThembu, en la que nació Nelson Mandela.

Si bien esto puede parecer oscuro y complicado para los extranjeros, tiene un profundo simbolismo para los sudafricanos.

Perturbar a los muertos es considerado un mal presagio en la cultura tradicional sudafricana.

¿Batalla de poder?

Algunos familiares y ancianos creen que la enfermedad recurrente de Mandela es un mensaje de los antepasados, señal de que no están contentos con Mandla.

Ellos creen que el espíritu de Mandela está preocupado por las peleas en su familia y es por eso que los malos espíritus "no lo sueltan".

Entre los 16 querellantes figuran la esposa de Mandela -la mozambiqueña Graca Machel- su hija Makaziwe y miembros de alto rango del clan AbaThembu.

Detrás de esta disputa subyace la pregunta de quién va a sustituir a Nelson Mandela como jefe de la familia.

Como es su heredero varón de más edad, el expresidente sudafricano nominó a Mandla Zwelivelile para sucederlo. Él es también un miembro del Parlamento del partido gobernante, el Congreso Nacional Africano (ANC).

Sin embargo, muchos dentro de la familia están cada vez más descontentos con él, incluyendo Makaziwe, que es la mayor de los hijos sobrevivientes de Mandela.

Sus planes para abrir un centro conmemorativo en Mvezo, en el predio donde las tumbas están por el momento, les han dejado un sabor amargo a muchos dentro de la familia.

En otra disputa sobre el legado de Mandela, sus hijas Makaziwe y Zenani han acudido a los tribunales para desplazar a tres empleados de las empresas de Mandela.

Ambas quieren tener el control de las empresas, cuyo valor se estima en millones de dólares.

Asuntos pendientes

La semana pasada Makaziwe convocó una "ibhunga" urgente - reunión tradicional - en la que Mandla aparentemente fue castigado por los ancianos de la familia por haber trasladado los restos de sus familiares.

Desde entonces, según pudo saberla BBC, ha estado enemistado con su familia

Algunos creen que el asunto se tiene que resolver para que Mandela pueda estar en paz.

Según la "isintu" - la cultura tradicional de Sudáfrica - una de las razones por las que una persona pelea con la muerte es porque tiene "asuntos pendientes".

Algunos creen que la "asignatura pendiente" de Mandela está unificando a su familia dividida de la misma manera que los sudafricanos blancos y negros se unificaron tras el fin del apartheid en 1994.

De acuerdo a la cultura local, Mandla y sus familiares tendrán que hacer las paces antes de que se exhumen los cuerpos.

La casa real AbaThembu ha convocado una reunión el 8 de julio en Qunu para tratar de resolver la cuestión, dice la agencia de noticias Sapa.

Uno de los mayores dolores personales de Mandela fue no haber visto crecer a sus hijos por haberle dedicado su vida a la política y haber pasado 27 años en prisión por su oposición al gobierno de la minoría blanca.

Así que, aunque no pudo estar con ellos durante la mayor parte de su vida, su familia quiere asegurarse de que por lo menos estarán unidos en la eternidad.