• Caracas (Venezuela)

BBC Mundo

Al instante

El ataque contra John el Yihadista: ¿es un golpe real contra Estado Islámico?

  Emwazi, que se cree tiene entre 20 y 30 años, se hizo conocido en Occidente por su aparición en videos mostrando ejecuciones de rehenes occidentales / AFP

Emwazi, que se cree tiene entre 20 y 30 años, se hizo conocido en Occidente por su aparición en videos mostrando ejecuciones de rehenes occidentales / AFP

Sin embargo, no está claro si Emwazi murió en el ataque de Estados Unidos en Raqqa, Siria 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

"Fue un golpe contra el corazón de Estado Islámico", declaró el primer ministro británico, David Cameron, refiriéndose al ataque de las fuerzas estadounidenses contra el militante extremista Mohammed Emwazi, el británico conocido como John el Yihadista

No está claro, sin embargo, si Emwazi murió en el ataque en Raqqa, Siria. El Pentágono informó que tiene la "razonable certeza" de que sí. Fuentes militares dijeron a la BBC que "hay un alto grado de certeza" de que esté muerto.

Emwazi, que se cree tiene entre 20 y 30 años, se hizo conocido en Occidente por su aparición en videos mostrando ejecuciones de rehenes occidentales.

Cameron lo describió como "una amenaza continua y grave" para los civiles alrededor del mundo, "en particular para Siria y Reino Unido".

"Era el principal verdugo de EI y no hay que olvidar que mató a muchos, muchos musulmanes también, y que tenía la intención de matar a mucha más gente". "Así que este fue un acto en defensa propia", agregó.

¿Golpe al corazón?

Tal como explica el corresponsal de la BBC en Washington Gary O'Donoghue: "Emwazi representaba la guerra de propaganda sumamente efectiva librada por los militantes extremistas".

"Era el rostro de la propaganda de Estado Islámico para Occidente que ha incluido videos horripilantes que muestran la decapitación de rehenes de Occidente".

Pero los analistas están de acuerdo en que Emwazi no tenía un cargo particularmente importante dentro de la organización.

De manera que, si realmente está muerto, ¿tendrá este hecho un impacto importante en la fortaleza del movimiento extremista?

"Lo que se sabe de él es que no tenía ningún cargo importante de liderazgo ni operativo dentro del grupo", explica Mohamed Yehia, editor del servicio árabe de la BBC.

"Su importancia radicaba en que era una parte de la maquinaria de publicidad de EI. Y con su acento británico, de Londres, logró con los videos en los que se presentaba propagar el terror en Occidente", agrega Yehia.

"Pero en términos de valor como líder o a nivel opeativo o de autoridad, no tenía nada en absoluto", dice el periodista de la BBC.

Emwazi se convirtió en uno de los objetivos principales de las agencias de inteligencia de Estados Unidos y Reino Unido desde que fue revelada su identidad en febrero pasado.

Pero desde entonces, el yihadista permaneció fuera de la visión de Occidente y se vio particularmente cuidadoso de no dejar un rastro de su paradero en internet.

"Desde que apareció por primera vez en un video en internet en agosto de 2014, se convirtió en uno de los miembros más conocidos de Estado Islámico", le dijo a la BBC Missy Ryan, corresponsal de asuntos del Pentágono del periódico Washington Post.

"Y también se volvió uno de los blancos más importantes de los gobiernos de Estados Unidos y Reino Unido. Tardaron más de un año en encontrarlo porque desde que su identidad fue revelada, Emwazi fue muy cuidadoso sobre la forma como se comunicaba y operaba", asegura la corresponsal de Washington Post.

"Porque todos los miembros de EI saben que es probable que cualquier cosa que hacen por teléfono o en internet está siendo monitoreada".

Simbólico

Así, los expertos están de acuerdo en que la muerte de John el Yihadista, si se confirma, no tendrá un efecto importante en la fortaleza de Estado Islámico.

Pero la muerte del conocido extremista occidental que ha representado las tácticas brutales del grupo radical y, al mismo tiempo, ha logrado atraer a cientos de jóvenes occidentales al movimiento, es un golpe simbólicamente importante para Estados Unidos y sus aliados.

"Con este ataque están enviando un mensaje a Estado Islámico y sus líderes", explica Mohamed Yehia de la BBC.

"El mensaje es: 'los estamos vigilando, estamos siguiendo sus pasos, podemos ubicarlos y atacarlos'".

También es probable, agrega el periodista de la BBC, que Washington haya obtenido información sobre John el Yihadista gracias a inteligencia sofisticada en el terreno.

"Eso indicaría que Washington tiene inteligencia sofisticada, informantes o espías dentro del grupo. Y que saben quiénes son los líderes del grupo y dónde están".

Por ahora, lo más probable es que el golpe contra John el Yihadista no detenga el avance del autodenominado Estado Islámico.

Pocas horas antes de que el Pentágono confirmara el ataque en Raqqa, Estado Islámico se hizo responsable de dos atentados suicidas consecutivos en la capital libanesa, Beirut, donde murieron 41 personas.

Más de 200 personas resultaron heridas en las explosiones de las bombas en un barrio principalmente chiita en el sur de la capital.

No es el primer ataque que EI lleva a cabo en Beirut, pero es el más letal que ocurre en la ciudad desde el fin de la guerra civil en los 1990.

Y el mensaje de la organización extremista es que no sólo está confinada a Siria e Irak. Su avance y sus ataques letales continúan expandiéndose.