• Caracas (Venezuela)

BBC Mundo

Al instante

Una aplicación para salvar más de 400 millones de animales

15 animales mueren atropellados cada segundo en Brasil, según estimaciones del Centro Brasileño de Ecología de Carreteras | Foto: BBC Mundo

15 animales mueren atropellados cada segundo en Brasil, según estimaciones del Centro Brasileño de Ecología de Carreteras | Foto: BBC Mundo

Imaginen que para hallar comida y un lugar donde dormir deben recorrer cada día kilómetros, arriesgando la vida al cruzar carreteras de varias vías con un tráfico incesante

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Imaginen que para hallar comida y un lugar donde dormir deben recorrer cada día kilómetros, arriesgando la vida al cruzar carreteras de varias vías con un tráfico incesante.

¿Desplazarse para comer? ¿O evitar a toda costa ser atropellado?

Esa es la realidad diaria para pumas y muchas otras especies en Brasil, donde las colisiones con vehículos están llegando a proporciones catastróficas.

"Las cifras son asustadoras y queremos que la gente sepa sobre este problema", le dijo a BBC Mundo el biólogo brasileño Alex Bager.

Cada año cerca de 475 millones de animales mueren atropellados en Brasil, según una estimación del Centro Brasileño para el Estudio de Ecología de Carreteras, Centro Brasileiro de Ecologia de Estradas, CBEE, fundado y coordinado por Bager.

Esto significa que 15 animales fallecen por choques con vehículos cada segundo en algún camino, carretera o autopista del país sudamericano.

En un intento por hallar una solución, Bager, profesor de biología de la Universidad Federal de Lavras en Minas Gerais, trabajó con ingenieros de software para crear una aplicación para celulares inteligentes.

El programa permite registrar casos de atropellamiento y visualizarlos en un mapa a nivel nacional. La aplicación ya está siendo utilizada por más de 6.000 personas.

Y cientos de voluntarios participaron recientemente en un día de acción para alertar sobre el impacto de las carreteras en la biodiversidad.

Estimaciones

¿Cómo llegaron Bager y sus colegas a la cifra de 475 millones de animales atropellados?

La estimación fue presentada este año en el Congreso Brasileño de Ecología de Carreteras.

"Basamos nuestro trabajo en 14 estudios científicos existentes sobre el problema en diferentes partes del país. Esto nos permitió calcular un índice que ajustamos de acuerdo al tipo de carretera, el área, la biodiversidad local etc", explicó Bager.

"Finalmente extrapolamos los datos a la red vial masiva de Brasil de 1,7 millones de km y compilamos la estimación para todo el país, que es bastante conservadora. Temo que la cifra real sea aún mayor".

Pumas cercados

Cerca del 90% de los animales atropellados son de pequeño porte, como anfibios, aves, roedores y tortugas.

Los de tamaño medio como liebres, gavilanes, o boas constrictoras representan el 9% de las víctimas.

"Los animales de porte grande son el 1% del total, pero estamos hablando de 5 millones de animales, incluyendo carpinchos, tapires, zorros cangrejeros y grandes felinos como pumas y jaguares", afirmó Bager.

Muchas especies amenazadas están siendo gravemente afectadas.

"Uno de los casos que más nos preocupa es el de los pumas (puma concolor). Se han reportado muchos casos de atropellamiento en el estado de Sao Paulo, que tiene una gran red vial, pero sabemos de casos en el Noreste, en Mato Grosso, Rio Grande del Sur y Pantanal".

"El puma es una especie muy plástica, logra sobrevivir en zonas agrícolas, por ejemplo, de plantaciones de caña de azúcar, por lo que acaba desplazándose por muchas carreteras".

"A cada paso está cercada por carreteras, ciudades, plantaciones, personas. Realmente debe vivir um dilema diário entre satisfacer sus necesidades y el riesgo de ser atropelada".

Científicos ciudadanos

Entre las especies más ampliamente afectadas se encuentran también el oso hormiguero gigante (myrmecophaga tridactyla), los tapires (tapirus terrestris), y los zorros cangrejeros (cerdocyon thous).

Patricia Medici, coordenadora de la Iniciativa Nacional para la Conservación del Tapir Brasileño, le dijo a BBC Mundo que el problema se debe en muchos casos a que los autos circulan a velocidades superiores a las permitidas.

La aplicación concebida por Bager para obtener datos sobre atropellamientos se llama "Urubu mobile", una referencia al término en portugués para buitre, el animal que busca carcasas.

"Es uno de los mejores ejemplos de ciencia ciudadana o citizen science que conozco en Brasil".

"Cuando alguien envía una foto de un atropellamiento el lugar exacto queda registrado con GPS. Cualquier persona puede participar".

La aplicación es parte de una sistema más amplio, llamado Sistema Urubu. Las fotos son analizadas por cinco investigadores de un equipo de 500 y sólo después es integrada a un mapa que visualiza las principales áreas de atropellamientos en todo el país (http://cbee.ufla.br).

Puentes y túneles

Bager espera que la información recabada permita la aprobación de nuevas leyes.

"Actualmente no existe legislación federal que regule qué tipo de estudios deben realizarse o qué medidas deben introducirse para reducir los atropellamientos. También buscamos crear un fondo especial de biodiversidad dedicado a combatir este problema".

Patricia Medici señala que una solución podría ser instalar radares para velocidad.

Bager cree que también podrían crearse puentes verdes o túneles para permitir el desplazamiento de animales, similares a los que existen, por ejemplo, en el Parque Nacional Banff, en Canadá, que es atravesado por una gran vía, la autopista Trans-Canada Highway.

Todo comenzó con tortugas

Estas soluciones serían la culminación de más de una década de trabajo para el científico, cuyo interés en el problema del atropellamiento nació cuando estudiaba tortugas en el estado de Rio Grande del Sur.

"Tenía que viajar 100 km de la universidad a la Estación Ecológica Taim para estudiar las tortugas y siempre encontraba animales atropellados en los caminos".

"Así que con mis alumnos comenzamos a estudiar este tema en 2002".

En 2011, ya en la Universidad Federal de Lavras, Bager fundó el Centro Brasileño para el Estudio de Ecología de Carreteras.

El científico sabe que su trabajo y el de sus colegas en este campo es una carrera contra el tiempo.

"Es crucial que encontremos una solución porque el problema está creciendo a medida que Brasil se desarrolla y expande su red de carreteras".

"Si hoy hablamos de más de 400 millones de animales atropellados cada año, esto significa que si no actuamos, podríamos perder especies enteras".