• Caracas (Venezuela)

BBC Mundo

Al instante

¿Por qué aguantamos la respiración cuando sentimos emociones fuertes?

¿Por qué aguantamos la respiración cuando sentimos emociones fuertes?

¿Por qué aguantamos la respiración cuando sentimos emociones fuertes?

Al dejar de respirar podemos escuchar con más precisión

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Una de las razones por las que aguantamos la respiración es que la rabia, el miedo y otras emociones fuertes causan que nuestros músculos se tensen, incluyendo aquellos que quedan en el pecho y se usan para respirar.

La tensión en el cuello y los hombros también restringen nuestros pulmones.

Una razón más específica es que mantenerse absolutamente quieto puede ser la mejor estrategia cuando nos sentimos amenazados o vacilantes.

Al dejar de respirar podemos escuchar con más precisión y probablemente hasta ver mejor, pues nuestra cabeza no se mueve.

Y quedarse muy quieto hace que sea menos probable que a uno lo detecte un depredador o enemigo.

Tendemos a respirar profundo antes de dejar de hacerlo. Con la acción del nervio vago, esto aumenta el ritmo cardíaco, por lo que llega más oxígeno al cuerpo.

Aguantar la respiración en ese tipo de situaciones es natural e inofensivo, pero si se hace frecuentemente puede ser perjudicial.

Una respiración buena, regular y completa es importante para la salud.