• Caracas (Venezuela)

BBC Mundo

Al instante

Cómo afecta a los venezolanos la suspensión de vuelos de Alitalia

La empresa todavía no ha emitido un comunicado oficial, sin embargo, desde el call center de la aerolínea confirmaron que todos los vuelos entre Caracas y Roma para los meses de mayo, junio y julio estaban siendo suspendidos/ Foto Internet

La empresa todavía no ha emitido un comunicado oficial, sin embargo, desde el call center de la aerolínea confirmaron que todos los vuelos entre Caracas y Roma para los meses de mayo, junio y julio estaban siendo suspendidos/ Foto Internet

Puede que todos los caminos conduzcan a Roma. Pero a partir del próximo 2 de junio aquel que pasa por Venezuela ya no será transitado por Alitalia

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La aerolínea italiana confirmó este jueves la suspensión "temporal" de sus vuelos hacia y desde el país sudamericano, los que en algún momento llegaron a tener una frecuencia diaria.

Y además de causar problemas a aquellos que ya habían comprado sus pasajes, el anuncio también preocupa a muchos otros venezolanos.

Parte del problema es que la decisión reducirá de forma significativa las conexiones con el extranjero, en un país en el que conseguir un boleto aéreo se ha vuelto cada vez más complicado.

Según cálculos de la Asociación de Líneas Aéreas de Venezuela (ALAV), Alitalia es responsable por aproximadamente el 22% del transporte entre Venezuela y Europa; es decir, de uno de cada cinco pasajeros interesados en "cruzar el charco".

Pero el anuncio también da mayor credibilidad a las versiones que afirman que son varias las aerolíneas que están pensando en dar el mismo paso, pues las dificultades para repatriar los dólares generados por la venta de boletos en el mercado local en bolívares -que según Alitalia dejaron de hacer rentable su ruta Roma-Caracas- no afectan únicamente a la aerolínea italiana.

"Eso fue la crónica de una muerte anunciada", indicó a BBC Mundo el presidente ejecutivo de la ALAV, Humberto Figuera.

"Y yo creo que lamentablemente la tendencia es que las líneas aéreas (que vuelan a Venezuela) vayan suspendiendo o por lo menos reduciendo sus itinerarios, reduciendo sus capacidades", agregó.

Control de divisas

El nudo del problema está en el estricto sistema de control de cambio de divisas que opera en Venezuela.

Las aerolíneas están obligadas a vender sus pasajes en moneda local, pero el gobierno no ha permitido la repatriación de los dólares de sus ganancias.

"Hay unos nexos muy fuertes entre las colonias venezolana en Italia e italiana en Venezuela... Hay muchas personas que tienen la esperanza de por lo menos una vez al año ir a visitar a sus parientes"

Humberto Figuera, presidente ejecutivo de la Asociación de Líneas Aéreas de Venezuela

Según la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA), eso ha generado una deuda de aproximadamente US$4.000 millones, pero los esfuerzos por llegar a un arreglo hasta el momento no han producido resultados.

Y cuando en marzo pasado Air Canada anunció la suspensión temporal de sus operaciones en Venezuela "por razones de seguridad", el gobierno reaccionó cortando relaciones comerciales con la empresa canadiense y advirtiendo que las aerolíneas que suspendieran operaciones no podrían regresar al país.

Por ello muchos seguirán con atención la reacción de las autoridades a la decisión de Alitalia, que según Figuera está interesada en reanudar operaciones durante los meses de julio y agosto: la "temporada alta".

Pero el caso también importa, porque la aerolínea italiana tiene un significado especial para los venezolanos.

"Alitalia tiene un sabor romántico, étnico, de origen, vinculado a tanta inmigración italiana que hay en Venezuela", explicó el presidente de ALAV.

"Hay unos nexos muy fuertes entre las colonias venezolana en Italia e italiana en Venezuela, entonces es un tema sensible. Hay muchas personas que tienen la esperanza de por lo menos una vez al año ir a visitar a sus parientes. Y esa posibilidad se pone ahora un poco más distante", dijo Figuera.

Y esos lazos también han ayudado a consolidar importantes relaciones turísticas y comerciales a través de los años, las que también podrían verse impactadas por la decisión de Alitalia.

Reembolso

Un ejemplo de esas personas descritas por Figuera es Magalys Parra, quien en diciembre pasado compró un boleto para ir a visitar a su hijo, que estudia en Catania.

Parra conversó con BBC Mundo en las oficinas de Alitalia en Caracas, a donde fue a buscar información sobre su viaje.

"Parece que sí me voy a poder ir, porque viajo el 26 (de mayo). La vaina es el regreso, que estaba previsto para el 27 de agosto", explicó la mujer.

"Pero Alitalia tiene que garantizarme el regreso, porque yo no voy a dejar de ver a mi hijo y tampoco puedo perder mi dinero", agregó.

La aerolínea italiana, por su parte, ya anunció que reembolsará el dinero a los pasajeros afectados por la suspensión de los vuelos.

Pero según Sandra González, vicepresidenta de la Asociación Venezolana de Agencias de Viaje y Turismo (Avavit), siempre habrán casos en los que un simple reembolso no será suficiente.

"Por ejemplo, hay gente que ya tenía servicios turísticos comprados y en este momento todo eso queda en el aire", explicó González.

"Y ojalá que la situación (con las aerolíneas) se resuelva lo más pronto posible, pues estamos hablando de muchísimo más que sólo el daño directo a los pasajeros", dijo a BBC Mundo. "Esto también va a afectar a todas las empresas del sector turístico, que dependen de la venta de boletos aéreos".

Contenido relacionado