• Caracas (Venezuela)

BBC Mundo

Al instante

El iPhone que podría aclarar la misteriosa desaparición en alta mar de dos adolescentes de Florida

Perry Cohen y Austin Stephanos. | Foto: BBC

Perry Cohen y Austin Stephanos. | Foto: BBC

Perry Cohen y Austin Stephanos, ambos de 14 años, desaparecieron en alta mar hace nueve meses y fueron vistos con vida por última vez el 24 de julio de 2015

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Perry Cohen y Austin Stephanos, ambos de 14 años, fueron vistos con vida por última vez el 24 de julio de 2015, cuando salieron de un puerto de la localidad de Jupiter, en Florida, sureste de EE UU, con una lancha de pesca.

El pasado 23 de abril, nueve meses después de que desaparecieran, un barco carguero noruego halló la embarcación en la que viajaban los adolescentes, sin que hubiera rastro de ellos.

Lo único que había en el bote que fue encontrado frente a las Islas Bermudas era un teléfono iPhone y una caja de herramientas.

Con el hallazgo del celular empezó una disputa entre los progenitores de los dos jóvenes que acabó en los tribunales.

La madre de Perry, Pamela Cohen, pidió a los padres de Austin, Carly Black y William Blu Stephanos, que el iPhone, que pertenecía al segundo, fuese entregado a un grupo de investigadores independientes para realizar un análisis profesional de su contenido.

Cohen argumentó que a su hijo Perry se le había dañado su celular antes de que salieran con el barco aquel fatídico 24 de julio y que estaba usando el de Stephanos, por lo que en el iPhone encontrado podría haber información sobre lo que les sucedió a ambos.

El viernes pasado las familias acordaron entregar el teléfono a Apple en una audiencia realizada en una corte del condado de Palm Beach.

La esperanza de los padres de Perry y Austin es que recuperar los datos del iPhone sirva para aclarar qué les sucedió a ambos.

El aparato, sin embargo, se encuentra deteriorado como consecuencia de los efectos del agua salada.

Pero quizá en su interior haya información que conduzca a esclarecer el misterio.

¿Delito?

El padrastro de Cohen estrecha manos con el padre de Stephanos durante la audiencia el pasado viernes

La familia de Perry Cohen sospecha que pudo haberse cometido un delito durante el viaje de los adolescentes, según una investigación de la cadena NBC.

Su padrastro, Nick Korniloff, contactó al Buró Federal de Investigaciones de EE UU (FBI, por sus siglas en inglés) y a un investigador de la Comisión de Vida Salvaje y Pesca de Florida (FWC, por sus siglas en inglés) al sospechar que los menores de edad fueron secuestrados, según indica la investigación del FBI a la que tuvo acceso NBC.

Sin embargo, un video hecho público este lunes por la FWC muestra a los niños zarpando a solas.

Los documentos del FBI a los que tuvo acceso NBC revelan que la agencia se involucró en las averiguaciones desde septiembre del año pasado y que en diciembre, funcionarios de Florida solicitaron los registros telefónicos en conexión con una "investigación oficial de un delito".

Las autoridades no se han pronunciado a este respecto.

De momento, la investigación continúa y los esfuerzos se centran en obtener los datos del celular.

"Como madre, tengo que luchar por Perry cuando él no puede", dijo Pamela Cohen en un comunicado.

"Tenemos que valernos de los mejores recursos y de la tecnología para recuperar esta información potencialmente vital para nosotros", señaló.