• Caracas (Venezuela)

BBC Mundo

Al instante

Vivir con discapacidad: una mamá que gatea

Laura Miller lleva de paseo a su bebé con su silla de ruedas

Laura Miller lleva de paseo a su bebé con su silla de ruedas

Laura Miller sufre de encefalomielitis miálgica y fibromialgia

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Cuidar un bebé desde una silla de ruedas puede suponer todo un desafío, pero Laura Miller descubrió que con apoyo y buenas ideas puede ser divertido.

Miller sufre de encefalomielitis miálgica y fibromialgia. Vive en Glasgow, Escocia, con su marido y su hijo de 13 meses, Jonathan, y le contó a la BBC cómo hace para criar al pequeño.

"Hago gran parte de las cosas sentada", dice Miller, que puede moverse de su silla al suelo y trasladarse sobre sus manos y rodillas para cuidar a su hijo. Pero como no puede alzarlo estando de pie, debe encontrar otras formas de llevar a Jonathan donde ella quiera dentro de su casa.

A la hora de dormir, Laura apaga todas las luces excepto la de la habitación del niño para atraerlo hasta donde está su cuna. A veces gatea por la casa con él, utilizando un juguete sonoro para llamar su atención y lograr que Jonathan la siga.

Ella misma se define como "mamá gateadora" y no tiene dudas sobre quién es más veloz: Jonathan, como prueban algunos moretones en las rodillas de su madre.

Miller cree que a su hijo no le molesta que no lo alce porque ella consigue que ir de un sitio a otro sea más divertido.

Además, puede alzarlo sobre sus rodillas cuando está sentada.

Para salir, Miller obviamente no espera que Jonathan gatee tras ella por la calle. Así que cuando se está alistando, lo llama para que se acerque a su silla, lo levanta y lo sitúa sobre su regazo. Después lo acomoda en un cargador de bebés atado a su cuerpo, en el que Jonathan viaja cómodamente cuando están fuera de casa.

Súper preparada

"Los niños sintonizan con lo que haces", dice Miller. "Él corre hacia su papá para que lo alce... Pero no lo haría conmigo".

Miller se asegura de estar "súper preparada" para cualquier situación que se presente, y cree que ha desarrollado una enorme capacidad de resolver problemas. "Esta es una propiedad única de los padres con discapacidad", opina. Según ella, deben exigirse mucho más que cualquiera.

"Por eso necesitamos el apoyo y la motivación de otros padres, porque obviamente puede ser agotador. Necesitas gente que te anime y que te dé ideas".

En el caso de Miller, este apoyo llega de la mano de la Disabled Parents Network (DPN, red de padres con dicapacidad). La "mamá gateadora" asegura que esta organización le enseñó las estrategias que ella utiliza y otros ejemplos de lo que ella llama "crianza alternativa".

"Yo espero que con el tiempo se respeten las habilidades y la fortaleza de los padres con discapacidad", escribió Miller en la página de internet de DPN, "Necesitamos que se aprecie el duro trabajo que hacemos para que nuestras familias funcionen como un equipo".

"Al mismo tiempo, también hace falta que se reconozcan y se protejan nuestras vulnerabilidades y necesidades".