• Caracas (Venezuela)

BBC Mundo

Al instante

Vinculan el rugby con la demencia temprana

Científicos en Escocia habrían encontrado el primer caso de demencia temprana ligado al rugby / BBC Mundo

Científicos en Escocia habrían encontrado el primer caso de demencia temprana ligado al rugby / BBC Mundo

Un experto británico en lesiones cerebrales ha descubierto el que cree que es el primer caso confirmado de demencia temprana causada por jugar rugby

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El doctor Willie Stewart aseguró que el descubrimiento sugiere que "uno o dos" jugadores que compiten en el torneo "Seis Naciones" cada año pueden llegar a desarrollar la enfermedad.

El campeonato "Seis Naciones" es la copa más importante de este deporte. Se realiza anualmente y en él compiten Inglaterra, Escocia, Gales, Irlanda, Francia e Italia.

El neuropatólogo examinó el tejido cerebral de proteínas anormales asociadas con lesiones en la cabeza y con la demencia.

El exjugador de rugby investigado tenía niveles más altos de este componente que un boxeador aficionado jubilado.

El boxeador había sido diagnosticado con demencia pugilística, la que se cree que afecta a cerca del 20% de los boxeadores que se jubilan después de largas carreras.

Los síntomas, que suelen aparecer entre 12 y 16 años después del comienzo de la carrera del boxeador, pueden incluir problemas de personalidad, de memoria, de habla, temblores y falta de coordinación.

La condición ha sido reconocida desde hace más de un siglo y hasta hace poco se pensaba que sólo afectaba a los boxeadores que han sufrido repetidas lesiones por conmociones causadas por golpes en la cara.

Pero Stewart, un consultor en el Hospital General del Sur en Glasgow, Escocia, no cree que la enfermedad sea exclusiva de boxeadores.

"Ahora no se trata sólo de los boxeadores Lo estamos viendo en otros deportes donde los atletas están expuestos a altos niveles de lesiones en la cabeza (...) Estos deportes incluyen el fútbol americano, el hockey sobre hielo y ahora también tengo que decir que he visto un caso, la misma patología, en alguien que estuvo expuesto al rugby".

Golpes constantes

El ex jugador de rugby evaluado por Stewart tenía entre 50 y 60 años y sufría de demencia temprana.

Su análisis arrojó una serie de proteínas anormales en una sección de su cerebro, que es comparable a un joven que había sufrido una lesión "de moderada a grave" en la cabeza tras un asalto.

Stewart dijo que el porcentaje de jugadores de rugby afectados probablemente es mucho más bajo que en otros deportes como el boxeo, el fútbol americano y el hockey sobre hielo, donde los deportistas son más propensos a sufrir repetidos traumatismos y contusiones en la cabeza.

"Creo que ante la evidencia actual proveniente de los estudios estadounidenses que observan el fútbol americano, más la evidencia histórica que hay de los boxeadores de todo el mundo, sería tonto pensar que el rugby es inmune al daño cerebral", le dijo Stewart a la BBC.

Las cifras exactas, como la proporción de rugbistas afectados, cuán seguido debes tener una contusión o cuánto tiempo después se desarrollan los problemas, esas son preguntas que Stewart dice no poder responder aún.

"Nosotros sospechamos que es un número bastante bajo, pero no cero. Digamos que es el 1% de los jugadores de rugby a nivel internacional quienes pueden llegar a desarrollar problemas a largo plazo.

"Por cada fin de semana del torneo 'Seis Naciones', uno o dos jugadores podrían desarrollar una demencia a la que no estarían expuestos de otro modo. Ese es un número real".

En entrevista con John Beattie, de BBC Escocia, el doctor Stewart dijo que esperaba que en un futuro cercano nuevos casos similares al encontrado sean detectados, a medida que más médicos se dan cuenta de la relación.

"La gente está empezando a pensar: 'Aquí hay alguien con demencia temprana que puede haber jugado rugby. He oído algo sobre lesiones en la cabeza y me pregunto si están vinculados'", dice el doctor.

Jugar con un cerebro dañado

Todos los deportes que conllevan el riesgo de lesión en la cabeza -como el fútbol americano, las carreras de caballos y la equitación- deben ser responsables de asegurar que los deportistas no vuelven a la acción muy pronto después de sufrir una conmoción o trauma cerebral.

"Ante la duda, si parece que ha sido una conmoción cerebral, el jugador debe ser retirado y no exponerse al riesgo", asegura Stewart.

Sin embargo, es difícil mantener la pasión deportiva fuera de las canchas.

"Hay evidencia indudable de que un deportista tratará de jugar. Y eso es algo que nos gustaría desalentar", advierte Stewart.

"Existe el riesgo de que una segunda lesión en la cabeza luego de un corto espacio de tiempo y antes de que el cerebro se haya recuperado correctamente sea mucho más grave y cause más problemas y más síntomas".

Según el médico, así como la gente es cuidadosa de jugar con rodillas dañadas, debiera también serlo con una parte bastante más importante del cuerpo. "Se trata de no seguir adelante con un cerebro dañado.

"Ahora estamos empezando a preocuparnos por los problemas a largo plazo, las cosas que podrían ocurrir 10, 15 o 20 años en la línea que tiene una lesión en el cerebro".

Contenido relacionado