• Caracas (Venezuela)

BBC Mundo

Al instante

¿Vale la pena correr para instalar Windows 10 antes de que acabe su oferta gratuita este viernes?

Hoy terminan las invitaciones a actualizar el sistema que han irritado a tantos | Foto Getty Images

Hoy terminan las invitaciones a actualizar el sistema que han irritado a tantos | Foto Getty Images

A partir de mañana habrá que pagar para obtener Windows 10. Le contamos cuáles son sus ventajas y desventajas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Hey, Cortana, ¿por fin vale la pena que baje Windows 10 o no?

Imaginamos que, si pudiéramos hacerle la pregunta, la respuesta del asistente virtual de Windows —y una de las principales apuestas de su nuevo sistema operativo— sería positiva.

Después de todo, Microsoft ha estado sugiriéndole a sus usuarios en formas muy poco veladas que instalen la más reciente versión de sus sistema operativo.

Algunos creen incluso que se pasó de la raya, con el uso de “pop-ups” intrusivos y pocos claros, que llevaron a algunos a instalar el sistema sin proponérselo.

Todo eso será historia en la madrugada de este viernes, cuando finalice la oferta gratuita de Microsoft. Pasado el tiempo límite, todavía podrás instalarlo, pero tendrás que pagar alrededor de US$100 en la versión para el hogar, y cerca del doble para la profesional.

Cabe recordar que sólo los usuarios de Windows 7 y Windows 8.1 entran dentro de la oferta. Windows XP, Windows Vista y Windows 7 y 8 para empresas deberán pagar de todas maneras.

Pero ¿vale la pena?
Quizás la respuesta más directa sea “depende”.

Si tu computador ya es muy viejo, es probable que ponerle Windows 10 lleve a empeorar las cosas en vez de mejorarlas.

Requerimientos mínimos para Windows 10
1 GHz o más, de procesador
1 GB de RAM (32-bit) o 2GB para 64-bit
16 GB de espacio libre en el disco duro
800x600 de resolución mínima del monitor
DirectX 9 con WDDM 1.0, tarjeta gráfica

“Si tu PC roza ese hardware (…) o incluso aunque lo supere, quizá no puedas acceder a ciertas tecnologías avanzadas como Cortana o los escritorios independientes sin ralentizar en exceso el uso del ordenador”, escribe Juan Antonio Pascual, en el sitio ComputerHoy.

Una manera de chequear si tu computador se puede entender con el nuevo sistema es utilizar la llamada “Obtener Windows 10” app que, según explica la página de Microsoft, es un ícono que debe aparecer en tu bandeja (si tienes una versión genuina de Windows 7 u 8 comprendida dentro de la oferta de actualización).

Un menú en la esquina superior izquierda contendrá la opción “chequea mi computadora” (o, en su defecto, aparecerá un texto que dirá que tu computador está listo para la instalación).

Esto deberá decirte si hay algún problema de compatibilidad y cómo solucionarlo.

Suponiendo que tu computador cumpla con los requisitos, estos son algunos de los factores a tomar en cuenta antes de tomar una decisión.

Ventajas
Cortana:
la posibilidad de usar el asistente virtual de Windows aparece como una de las ventajas más notorias para los usuarios de escritorio. Como los asistentes en teléfono con los que muchas personas ya se han familiarizado, a Cortana se le puede hablar. O se le pueden escribir las instrucciones (muéstrame el estado del tiempo, abre el navegador, etc.).

El regreso del menú de inicio: este es un cambio que notarás si te estás pasando de Windows 8 a Windows 10. Muchos comentaristas han celebrado el regreso de este menú, cuya ausencia causó confusión e inconvenientes en la versión 8. El nuevo sistema operativo también incluye opciones de personalización, para aquellos que quieren darle a su experiencia informática un aspecto menos estandarizado.

El navegador Edge: celebrado como un cambio favorable con respecto al Explorer. Sin embargo, a pesar de una recepción entusiasta, no ha logrado hacerle mella a navegadores tradicionales como Chrome.

Jugar con el XBox: Windows 10 te permitirá tu cuenta de XBox para jugar en tu PC, conectarte con partidas multijugador y compartir tus logros en los diferentes dispositivos.

Desventajas
Programas incompatibles:
si usas programas relacionados con la marca de tu computadora, como Lenovo o Toshiba por ejemplo, lo más probable es que no funcionen con Windows 10.

Dispositivos incompatibles: si tienes dispositivos externos muy viejos, como un lector de zip, no operarán con Windows 10.

No más DVD: el nuevo sistema no te permitirá ver películas dentro de su ambiente. Sin embargo, puedes resolver este problema instalando un programa alternativo de visualización.

Privacidad: la configuración por defecto de Windows 10 es otra de esas “máquinas de absorber datos” a que ya nos tienen acostumbrados Google o Facebook. Si te preocupa los datos que compañías como Microsoft recogen sobre ti, tendrás que pasar por el proceso de inhabilitar la configuración que hace fluir un río de tus datos hacia el gigante de la informática.

La nube: si no te gusta la idea de que tus datos circulen de un lado a otro a través de la llamada “nube”, Windows 10 no es para ti. Muchas de sus aplicaciones se sincronizarán directamente allí. Y aunque puedes inhabilitar esto, hacerlo te quitará parte de la funcionalidad del sistema.

Algunas preguntas clave antes de que se acabe el tiempo
¿Cuánto tiempo me va a tomar instalar el nuevo sistema?
Según la página de Microsoft, eso dependerá de factores como la antigüedad de tu dispositivo y cómo está configurado.

Pero la compañía estima que “en la mayoría de los casos, tomará cerca de una hora para actualizar, una vez que se bajó” el paquete.

Instalé Windows 10 y me arrepentí. Si cambio de opinión otra vez, ¿tendré que pagar?
No. Parte del “acuerdo” que ofrecía Microsoft era que, una vez instalado el sistema, podría regresar a él aunque hubieras vuelto a tu versión original.

Así que si no estás seguro, pero crees que quizás tener Windows 10 te beneficie, es posible que bajarlo ahora y decidir después si te quedas con él o no sea una buena idea.

Instalé Windows 10 en mi computadora, pero estoy por comprar una nueva. ¿Me puedo llevar la instalación al nuevo equipo?
No. Como explica el sitio especializado Supersite Windows, la licencia no es transferible a otro hardware, así que si cambias de computadora, tendrás que comprar el nuevo software.