• Caracas (Venezuela)

BBC Mundo

Al instante

¿Está Twitter condenado a desaparecer?

Los usuarios parecen más entusiasmados con otras redes sociales, como Instagram o Facebook / Cortesía BBC Mundo

Los usuarios parecen más entusiasmados con otras redes sociales, como Instagram o Facebook / Cortesía BBC Mundo

Su principal problema es que no consigue suficientes usuarios nuevos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Twitter presentó sus resultados del tercer trimestre y, como pasó en los anteriores de este año, se encendieron las alarmas.

La popular red social tuvo unas pérdidas netas de US$ 131,7 millones y su valor en bolsa cae con fuerza desde julio.

Pero que no cuadren las cuentas no es lo que más preocupa a Twitter, que al menos logró reducir sus pérdidas en comparación al año anterior.

Su principal problema es que no consigue suficientes usuarios nuevos. Y eso puede herir de muerte a la red social de micro mensajes.

Hasta ahora, su incapacidad para hacer mucho dinero era visto como un simple proceso de espera para un negocio en crecimiento.

Dicho en menos de 140 caracteres: lo importante era que Twitter continuase ganando adeptos.

"Eso es lo que Wall Street quiere ver", sostiene Michelle Fleury, corresponsal de negocios de la BBC en Nueva York.

"Para los inversores, el número de usuarios y la velocidad con la que aumentan es la medida no sólo de la salud de Twitter hoy en día, sino de sus perspectivas de futuro", subraya.

Y eso está cada vez más en entredicho.

En los últimos tres meses, Twitter ganó cuatro millones de usuarios y aunque es un 11% más que el año anterior, su ritmo está muy por debajo "de lo que esperaban los analistas", sostiene Fleury.

Hay diversas señales de ese estancamiento.

Por un lado, el ritmo de la competencia es mucho mayor. Con aproximadamente la mitad de años de existencia, Instagram superó a Twitter en septiembre con 400 millones de usuarios, frente a los 320 millones de usuarios activos de éste.

Y mención aparte merece la fortaleza de Facebook o, incluso, la incipiente de Whatsapp.

Otra señal de alarma es que en agosto perdió por primera vez usuarios en EE UU y que el crecimiento respecto al mes anterior apenas fue de 1,3%, su crecimiento más lento desde que saliera bolsa el 15 de noviembre de 2013.

¿Qué está pasando?

¿Qué está ocurriéndole a una red con un nombre conocidísimo entre la población y que es usada por líderes mundiales y estrellas del deporte y el espectáculo?

Uno de sus fundadores, Evan Williams, lo explicó así hace uno meses en un encuentro de empresas tecnológicas:

"Si piensas en lo que Twitter es hoy, comparado a cómo era cuando empezamos, queda claro que hay demasiada información y demasiados datos. Se debería ayudar a la gente" en esa selva.

En Occidente, alrededor de "un 90% de la gente reconoce su marca", explica Dave Lee, especialista en tecnología de la BBC. Sin embargo, "menos de un 30%" de esa gente se inscribe y participa activamente.

El nuevo CEO de Twitter, Jack Dorsey parece consciente de esa situación.

Tras su nombramiento, a principios de octubre, reconoció que el funcionamiento es demasiado complicado para la gente. Y que su estrategia pasaría por crear herramientas que lo hagan manejable.

"Momentos", primer intento

Así, el primer intento es la función Momentos, una pestaña para destacar el contenido más importante, que Twitter comenzó a probar en EE UU hace dos semanas.

Madhu Muthukumar, responsable del producto lo definió en su presentación como la fórmula perfecta para aterrizar en Twitter: "Muchos no saben a quién seguir. No saben lo que está pasando. Pensamos que la mejor opción para entender Twitter sin tener que comprender los hashtags o los retuits".

Se trata de que los usuarios no sigan el traidicional timeline inverso, sino que los contenidos se muestren seleccionados por importancia en forma de tuits, fotografías y vídeos

La idea no es sólo organizar el contenido, sino también monetarizarlo.

Para ello, la empresa anunció hace unos días que va a habilitar también una función Momentos Patrocinados, con una apariencia similar, basado en los intereses del usuario, pero advirtiendo que responde a intereses publicitarios de marcas.

Dorsey sostiene que habrá nuevas mejoras de las funcionalidades de Twitter en la misma línea.

Esto supone un cambio en el espíritu de Twitter, pues hasta ahora respondía a las innovaciones de los propios tuiteros.

Así, los hashtags, los retuits e incluso la convención de usar @ para mencionar a alguien, fueron iniciativas de los usuarios.

Dorsey tiene ahora que construir un nuevo Twitter y al mismo tiempo no desmantelar lo que le dio sentido como red social.