• Caracas (Venezuela)

BBC Mundo

Al instante

El pueblo de Suiza que eligió pagar una multa de US$300.000 en lugar de recibir a 10 refugiados

Oberwil-lieli es el hogar de al menos 300 millonarios. | Foto: BBC

Oberwil-lieli es el hogar de al menos 300 millonarios.

La decisión tomada en la consulta todavía podría ser revertida en una asamblea municipal que se celebrará el próximo 10 de junio

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Una de las aldeas más ricas de Europa se enfrenta a una particular disyuntiva: acoger en su seno a 10 refugiados o pagar una multa de casi US$ 300.000 para evitarlo.

Se trata de Oberwil-Lieli, un pueblo ubicado en el norte de Suiza, en el cantón de Aargau.

Con una extensión de 5,35 kilómetros cuadrados y una población de 2.222 personas, el pueblo tiene al menos 300 millonarios.

Y según Dominique Lang, una residente de Oberwil-Lieli, el asunto empezó a abordarse en una asamblea municipal celebrada en noviembre del año pasado, cuando se debatió el presupuesto de 2016 y se les hicieron dos preguntas a los participantes:

  • ¿Quiere gastar una cierta cantidad de dinero (290.000 francos suizos, unos US$ 300.000) para pagar una multa y no acoger ningún refugiado en nuestra aldea?
  • ¿No quiere gastar dinero en una multa y aceptar el número de refugiados que el cantón de Aargau nos asigne?

Oberwil-Lieli

De acuerdo con Lang, la mayoría de los asistentes a la asamblea se mostró a favor de recibir a los refugiados asignados como parte de un programa de cuotas recientemente puesto en marcha en Suiza.

Pero la forma cómo se celebró esa consulta no satisfizo a todos en la aldea.

Y, en el mes de enero, cuatro electores decidieron convocar a un referéndum.

Referéndum

"Convocar un referéndum es un derecho que cualquier votante suizo tiene, especialmente después de una asamblea municipal", le explicó a BBC Mundo Cornelia Hermann, vocera de la municipalidad de Oberwil-Lili.

Y, en total, los ciudadanos que propusieron el referéndum recaudaron 492 firmas a favor del mismo. Con 487 era suficiente, explicó Hermann.

Suiza

La votación se celebró el 1 de mayo y un total de 1.105 electores participaron en la consulta. Y 579 (es decir, la mayoría) votó a favor de pagar la multa y de no recibir a los refugiados.

Esa, sin embargo, no es la decisión final sobre el tema.

De acuerdo con Hermann y Lang, el 10 de junio se celebrará otra asamblea municipal para debatir el presupuesto.

"Los electores tendrán que aceptar o rechazar el presupuesto para 2016, el cual incluye la multa. Si lo rechazan, todo el proceso tiene que empezar otra vez", le explicó Lang a BBC Mundo.

Mientras, de aprobarse el pago de la multa, el dinero se sacará de los impuestos recaudados en la aldea y se le entregará a las autoridades del cantón de Aargau, quienes (explicó Hermann) lo usarán para la atención de los refugiados en otras localidades de esa región.

La multa representa 110 francos suizos diarios por cada solicitante de asilo que Oberwil-Lieli no acepte.

Solidaridad

Lang forma parte, junto a otros 14 habitantes de Oberwil-Lieli, de un grupo llamado IG Solidaritaet, que empezó a existir cuando el debate sobre la acogida de refugiados en su aldea se inició en septiembre pasado.

"Queremos solidarizarnos con los refugiados que vienen a Europa en busca de asilo y que huyen de la guerra y de otras circunstancias que amenazan sus vidas y con las otras ciudades y aldeas en la región de Aargau que cumplen con su deber de ayudar y no pagan multas para que otros lo hagan por ellos", le dijo a BBC Mundo.

Miembros de IG Solidaritaet

Por eso, uno de los objetivos de IG Solidaritaet es crear conciencia de cara a la asamblea de junio y conseguir que quienes apoyan su iniciativa asistan al encuentro.

De acuerdo con Lang, "algunas personas (no necesariamente de nuestro grupo) sienten vergüenza de vivir en Oberwil-Lieli. Se nos acercan colegas en nuestros trabajos o extraños que se enteran de dónde somos".

Pero el alcalde de Oberwil-Lieli, Andreas Glarner, ha negado que la decisión tomada en el referéndum sea una muestra de racismo y de falta de solidaridad, como algunos han denunciado.

"No se nos dijo si las 10 personas vienen de Siria o si son inmigrantes económicos de otros países", le dijo al diario británico Daily Online.

"A los refugiados sirios se les tiene que ayudar, pero es mejor para ellos si son ayudados en campamentos cercanos a su hogar", agregó.

Andreas Glarner

"El dinero puede ser enviado para ayudarlos, pero si los alojamos acá, enviamos un mensaje erróneo. Otros vendrán y arriesgarán sus vidas cruzando el océano y pagándoles a traficantes (de personas) para que los traigan", señaló el alcalde.

Miedo

Para Lang, sin embargo, el resultado del referéndum fue decepcionante y en conversación con la BBC explicó por qué ella cree que algunos de sus vecinos decidieron cerrar las puertas de su comunidad.

"Mucha gente dice que ha trabajado duro toda su vida por su dinero y no quiere compartir eso", indicó.

"Tienen miedo de que vaya a aumentar la criminalidad en el país, en la aldea. Temen no poder dejar salir a sus hijos a jugar o ir a la escuela", señaló.

"No quieren ser amigos de extraños. Quieren estar con suizos, con personas que ya conocen, que piensan de la misma manera, que tienen la misma religión", dijo.

Y una frase de Lang en su conversación con la BBC fue contundente: "Los musulmanes no son bienvenidos, de ninguna manera", dijo.

Crisis en Europa

Europa enfrenta una crisis de migrantes provocada por la guerra en Siria y otros conflictos en el Medio Oriente.

Según la Organización Mundial de las Migraciones, cerca de un millón de migrantes llegaron a Europa en 2015 por tierra o por mar.

Martin Uebelhart

Esa crisis ha provocado que muchas naciones europeas refuercen sus controles migratorios y fronteras.

En enero, el parlamento danés aprobó un proyecto de ley que incluía, entre sus cerca de 30 disposiciones, la confiscación de dinero y objetos de valor a refugiados para costear su estancia.

La medida fue comparada, por sus críticos, con la confiscación del patrimonio de los judíos en la Alemania nazi, mientras que sus defensores señalaron que lo que busca es tratar igual a migrantes y daneses, aunque reconocían que su objetivo último es desalentar la inmigración.

También a inicios de este año y después de años de libre circulación entre los dos países, Suecia empezó a ejercer chequeos migratorios a todos los viajeros provenientes de la vecina Dinamarca.