• Caracas (Venezuela)

BBC Mundo

Al instante

Siguen movilizaciones opositoras en Venezuela

Las protestas se iniciaron con manifestaciones contra la inseguridad en las universidades | BBC

Las protestas se iniciaron con manifestaciones contra la inseguridad en las universidades | BBC

Aunque este jueves amaneció en calma -con fuerte presencia policial y militar en las calles-, poco a poco, simpatizantes de oposición, en especial universitarios, se fueron concentrando en diversas ciudades del país

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Las manifestaciones de estudiantes y sectores de la oposición al gobierno de Venezuela continuaron en diversos puntos del país un día después de que una gran protesta en Caracas terminara con tres muertos.

Aunque este jueves amaneció en calma -con fuerte presencia policial y militar en las calles-, poco a poco, simpatizantes de oposición, en especial universitarios, se fueron concentrando en diversas ciudades del país, para exigir justicia en el caso de los muertos.

Los medios de comunicación locales han dado cuenta de nuevas protestas en los estados occidentales de Carabobo, Lara y Zulia. Mientras que en el andino estado Mérida, las clases fueron suspendidas.

En Caracas, las dos concentraciones más importantes se dieron en Chacao y Las Mercedes, considerados dos bastiones de la oposición en el este de la capital.

El presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad Simón Bolívar, Daniel Martínez, le contó a BBC Mundo que estaban en la calle "informando".

"No tenemos ningún medio para expresarnos, sólo los medios internacionales", dijo en un contacto telefónico.

La víspera, los estudiantes habían convocado a diversos sectores de la sociedad civil a una manifestación ante el Ministerio Público, ubicado en el centro de Caracas, para exigir la liberación de varios universitarios arrestados desde la semana pasada en protestas contra la inseguridad.

"No se dejen manipular por los violentos. No hagamos que más estudiantes fallezcan y salgan heridos porque un grupo quiere conducir a la violencia"

Miguel Rodríguez, ministro Interior de Venezuela

La marcha terminó con un brote violento que según los estudiantes fue provocado por radicales armados afines al gobierno (conocidos como "colectivos"), mientras el presidente Nicolás Maduro lo atribuyó a un intento de golpe de Estado al estilo del que sacó brevemente del poder a Hugo Chávez en 2002.

Medios locales hablan de hasta 69 detenidos, medio centenar de vehículos incendiados y cuantiosos daños en infraestructura.

"No a la guerra civil"

Ha sido el episodio más violento de la serie de manifestaciones que se han venido dando por el país en las últimas dos semanas bajo la consigna de "La Salida", una alusión a una eventual renuncia del presidente Nicolás Maduro.

Para el ministro de Interior, Miguel Rodríguez Torres, los promotores de la jornada del miércoles buscaban sumir al país en una espiral de violencia.

"Hay una organización que se viene gestando desde hace bastante tiempo para ir conduciendo al país a una salida irracional, inconstitucional y violenta", dijo el ministro en comparecencia ante periodistas.

Rodríguez Torres también llamó a los estudiantes a una reunión para hablar de la seguridad en las universidades y resolver el problema que originó la última ola de protestas.

El ministro aseguró que el gobierno jamás se ha opuesto a que los estudiantes protesten. "Esto es un país democrático y la revolución es profundamente democrática", dijo.

"No se dejen manipular por los violentos. No hagamos que más estudiantes fallezcan y salgan heridos porque un grupo quiere conducir a la violencia", dijo el ministro.

"No a la violencia, sí a la paz. No a la guerra civil", cerró su intervención.

"Criminalizar la protesta"

Según informaron desde temprano los medios locales, las autoridades ordenaron la captura del exalcalde de Chacao Leopoldo López por "terrorismo y homicidio", entre otras acusaciones, por su presunta responsabilidad en el final violento de la manifestación.

Leopoldo López, quien fue uno de los promotores de la movilización del miércoles, no apareció públicamente este jueves, aunque fuentes cercanas a él dijeron a BBC Mundo que estaba esperando conocer de manera oficial la orden en su contra.

El diario El Universal mostró en su página web una foto de lo que identifica como la orden emitida por un tribunal de Caracas, en la que un juez ordena la aprehensión del líder opositor.

Hacia mediodía, agentes del Servicio Bolivariano de Inteligencia allanaron la sede en Caracas del partido de López, Voluntad Popular.

Miembros de la organización denunciaron que los funcionarios carecían de la correspondiente orden judicial, por lo que consideraron la acción un "abuso de poder".

"Esto es parte de un plan para criminalizar la protesta", dijo Carlos Vecchio, uno de los dirigentes del partido, en una rueda de prensa.

Caperucita Roja

Poco antes, el líder opositor Henrique Capriles, gobernador de Miranda, señaló a los "colectivos" como los artífices del brote violento de la víspera.

"Que no venga ahora el gobierno a querer jugar el papel de la caperucita roja, porque ellos saben que tienen grupos armados que reprimieron la manifestación a plomo", dijo Capriles desde el Parque del Este en Caracas.

"Siempre el gobierno nos ha pedido que nos deslindemos de la violencia y nosotros no necesitamos que nos lo pidan para hacerlo. Es tiempo de que le preguntemos al gobierno ¿Cuándo va a desarmar los grupos anárquicos, que salen a agredir estudiantes?", agregó.

Capriles, que el pasado abril perdió las elecciones con Nicolás Maduro por un escaso margen, se desmarcó de cualquier iniciativa golpista como las denunciadas por el presidente.

"Elegimos el camino que para algunos puede ser largo pero es el camino seguro, es meternos en el corazón de millones de venezolanos", dijo.

"Este país está en una situación muy grave y difícil. No queremos una explosión social en nuestro país".