• Caracas (Venezuela)

BBC Mundo

Al instante

Rolling Stone defiende su polémica portada con Dzohkhar Tsarnaev

La revista utilizó un autorretrato de Tsarnaev que publicó en una de sus cuentas de redes sociales / BBC Mundo

La revista utilizó un autorretrato de Tsarnaev que publicó en una de sus cuentas de redes sociales / BBC Mundo

Antes de siquiera ser puesta a la venta, desató la polémica. La revista estadounidense especializada en música, Rolling Stone, publicó en su página de Facebook que su portada de agosto estaría dedicada a Dzohkhar Tsarnaev, uno de los presuntos coautores de los atentados de Boston en abril pasado

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El chico, de 19 años, aparece en primer plano, en una foto tomada por él mismo y que fue obtenida de una de sus cuentas en redes sociales. El título en grandes letras negras: El Atacante.

El artículo que la acompaña, escrito por Janet Reitman, cuenta la historia del joven narrada por amigos y compañeros de la escuela.

Los comentarios negativos no hicieron esperar.

Habituados a obtener unos cientos de comentarios en la red social, ésta vez, la respuesta del público se disparó: más de 16.000 comentarios en unas cuantas horas.

No bastó para calmar los ánimos que más tarde Rolling Stone publicara un comunicado defendiendo su portada aclarando su "compromiso con la cobertura seria y reflexiva".

Ni que agregara que: "nuestros corazones están con las víctimas de las bombas en el maratón de Boston y nuestros pensamientos están siempre con ellos y con su familia".

Respuesta

En su mayoría, los comentarios publicados en la página de Facebook de la revista expresan su desacuerdo con la elección de la portada.

Se les insulta, se les acusa de "glorificar" a Tsarnaev, de compararlo con el cantante Jim Morrison e incluso, piden llamar a la sede de la revista para cancelar las suscripciones -aun cuando no las tuvieran.

"Rolling Stone debería darte vergüenza", escribió un enojado suscriptor.

"Jeff Bauman, quien perdió sus dos piernas en el atentado, debería estar en portada", puso otro seguidor de la revista en Facebook.

Pero el escándalo no paró en las redes sociales.

Los medios locales reportaron la historia, el presidente del Consejo Municipal de Boston, Stephen Murphy, dijo que la portada era "repugnante" y algunas reacciones más radicales hicieron incluso un llamado a quemar las revistas.

Otras medidas -menos viscerales pero con mayores consecuencias económicas- fueron tomadas por las cadenas de farmacias más importantes de EE UU.

La cadena CVS anunció a través de Twitter que boicotearía los ejemplares "por respeto a las víctimas y sus seres queridos". Mientras que Walgreens anunció por el mismo medio que mantendría sus anaqueles libres de ese ejemplar.

Otras cadenas de supermercados en el área de Boston también anunció su decisión no ofrecer "ese producto para la venta en sus tiendas".

La defensa

El reclamo generalizado no rechaza la idea de dedicar un extenso reportaje a Tsarnaev, más bien se centra en haber dado la portada -un espacio que tradicionalmente celebra al entrevistado- a un hombre acusado de un atentado.

La revista se defendió diciendo que "el tema de portada… entra dentro de las tradiciones del periodismo y del compromiso de largo alcance de la revista Rolling Stone de una cobertura seria y reflexiva de las cuestiones políticas y culturales de actualidad más importantes del mundo".

Añadió que muchos lectores están en el mismo grupo de edad que el sospechoso y que era importante explorar el tema.

Y es que, en efecto, ya en otras ocasiones ha dado el lugar de la portada a temas controversiales de actualidad.

Incluso hace tres años, una entrevista publicada en la revista ocasionó la renuncia del general Stanley McChrystal, entonces un importante jefe militar con las fuerzas estadounidenses en Afganistán.

"No estoy tan seguro de que Rolling Stone sea culpable de ningún crimen periodístico", escribió Rem Reider, consultor para la publicación American Journalism Review.

Históricamente, las portadas de Rolling Stone han tenido un rol cultural importante – ya en 1973 la banda Dr. Hook & The Medicine Show hizo una famosa canción dedicada a ese tema.

Y en 1970 la revista publicó en portada una foto de Charles Manson. La publicación generó una gran polémica.

Otras publicaciones han utilizado la polémica a su favor, como una madre amamantando en Time, Demi Moore embarazada y desnuda en Vanity Fair o Mohammed Alí posando flechado como San Sebastián en Esquire.

"Tan solo como portada, ya logró su objetivo aún antes de aparecer en cualquier puesto de periódicos. Las portadas de revistas están diseñadas para atraer la atención y ésta sin duda lo hizo", reiteró Rieder.