• Caracas (Venezuela)

BBC Mundo

Al instante

Robin Williams sólo hubiera vivido "tres años más" de no haberse suicidado, confiesa su viuda

ROBIN

Robin Williams se suicidó en agosto de 2014. Aquí, junto a su esposa Susan | Foto: BBC

 "Vivíamos una pesadilla", confesó su viuda al programa de la cadena ABC Good Morning America

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Así lo afirmó este martes su viuda, Susan Schneider, en la primera entrevista que concede desde la muerte del comediante en agosto de 2014.

Schneider dijo sobre el estado de su esposo antes del suicidio: "se estaba desintegrando ante mis ojos".

 "Vivíamos una pesadilla", le confesó al programa de la cadena ABC Good Morning America.

Recordó que había sido diagnosticado con mal de Parkinson y tenía síntomas de una enfermedad conocida como demencia de cuerpos de Lewy.

Este último padecimiento, identificado como una de las causas detrás del alzhéimer, es provocado por depósitos anormales de proteínas que afectan las funciones normales del cerebro.

Puede interferir con la memoria, el juicio, la movilidad, la concentración y la percepción visual.

"Tres años de vida"

"Con suerte Robin hubiera vivido tres años más", le dijo la viuda a la cadena ABC.

"Hubiera sido años muy difíciles y posiblemente hubiera tenido que ser recluido".

El actor estaba "completamente limpio y sobrio" cuando falleció a los 63 años, afirmó Susan Schneider, pero estaba luchando con la depresión y la ansiedad.

Añadió que los síntomas que sufría eran rigidez, caídas y "pérdida de habilidad para usar su voz", entre otros.

"Podía estar totalmente lúcido... Y luego, cinco minutos más tarde, decir incoherencias".


Según la viuda, el actor enfrentaba estos problemas tan bien como podía: "Era el hombre más valiente que he conocido".

 "Pero durante el mes previo a su muerte no pudo más. Estaba quebrado", agregó.

"Y no lo culpo".

¿Recuperar el Control? 

Cuando le preguntaron si el suicidio de su marido podía ser interpretado como una manera en la que el actor quiso recuperar el control, ella respondió: "En mi opinión, sí".

 "Quiero decir que había muchas razones. Créame. He pensado mucho en esto, en las cosas que pasaban por su mente y las que lo llevaron en último término... ya sabe, a actuar así".

"Creo que él estaba diciendo simplemente 'No'. Y no lo culpo en lo más mínimo".

Robin Williams era uno de los actores y comediantes más populares de Estados Unidos, gracias a sus roles en películas como Good Morning, Vietnam (1987), Mrs Doubtfire (1993), "La sociedad de los poetas muertos" (1989) y Good Will Hunting (1997), por la que obtuvo un Oscar como mejor actor de reparto.

Disputa familiar

Según destaca desde Los Ángeles el periodista de BBC Mundo Jaime González, la relación de Susan Schneider con los tres hijos de Robin Williams no ha sido fácil desde que el actor falleció.

La principal disputa, que llegó a los tribunales hace unos meses, se centró en la herencia de Williams y en objetos relacionados con su carrera en el mundo del espectáculo.


Los tres hijos de Williams -Zak, Zelda y Cody, fruto de dos matrimonios anteriores- acusaron a Schneider de apropiarse de objetos personales del actor que no le pertenecían y que se encontraban en la casa que compartía con éste en la localidad de Tiburon, una vivienda que ella recibió en herencia.

También dijeron que la viuda estaba tratando de conseguir fondos para el mantenimiento de esa casa que no le correspondían.

Schneider, por su parte, aseguró que los hijos de Williams se habían llevado de su residencia objetos de su difunto marido que eran suyos.

Finalmente, a principios de octubre los hijos del actor y la esposa de este llegaron a un acuerdo extrajudicial cuyos detalles no se hicieron públicos pero que, que según medios locales, incluiría la creación de un fondo para cubrir todos los costes de la residencia que Schneider recibió en herencia.