• Caracas (Venezuela)

BBC Mundo

Al instante

Resucitan a Witch la tatarabuela del iPhone

Tres años llevó a los expertos ensamblar las 50 piezas de Witch

Tres años llevó a los expertos ensamblar las 50 piezas de Witch

Ocupa casi una pared entera, luce como un amasijo de válvulas, cables y botones y es considerada la computadora digital todavía operativa más antigua del mundo, la tatarabuela de celulares inteligentes como el iPhone

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En la década de los 50, Witch ("Bruja") fue el último grito en computación. Pieza clave del programa atómico británico de la época, esta antigualla languideció durante 15 años en un almacén municipal antes de que fuera descubierta accidentalmente por un grupo de aficionados.

Ahora, tras un trabajo de restauración que llevó a los expertos más de tres años, Witch volvió a la vida y será exhibida en el Museo Nacional de Computación (TNMOC) de Buckingshamshire, en el sur de Reino Unido.

Witch vs iPhone

Si comparamos la capacidad, peso y demás caracteríasticas de Witch a las de un iPhone 5, nos hacemos una idea de lo mucho que ha evolucionado la computación en poco más de medio siglo.

Witch pesaba 2,5 toneladas, tenía 18 botones de encendido, una memoria de 7,2 Kb y para introducirle datos había que hacerlo mediante cinta perforada.

Mientras que el iPhone 5 pesa 112 gramos, un sólo botón de encendido, 16 Gb de memoria y una pantalla táctil para la entrada de datos.

No obstante, no hay que restar mérito a una máquina, que en su día fue diseñada para ayudar a los científicos atómicos a realizar cálculos electrónicos.

Cuando se la acciona, los 480 relés y 828 válvulas inician su particular orquesta de sonidos mecánicos y luces al más puro estilo de las películas de ciencia ficción de la época.

La particularidad de esta computadora, dicen sus restauradores, es que al contrario de las de hoy ésta usaba un código decimal, en lugar de binario.

En el olvido

El diseño de Harwell Dekatron, nombre con el que se la conoció en un principio, se inició en 1949 y no empezó a funcionar hasta 1951.

No es que sea muy rápida; la máquina tarda diez segundos en multiplicar dos números, pero demostró ser muy confiable y podía trabajar hasta un total de 80 horas por semana.

Pero en 1957 la computadora fue superada por otras más rápidas y de menor tamaño, así que fue entregada a un centro universitario para enseñar programación a los alumnos, pasando a ser conocida como Witch.

En 1973 fue donada al Museo de la Ciencia e Industria de Birmingham, en Inglaterra, donde permaneció hasta 1997, antes de ser desmantelada, almacenada y abandonada en el olvido.

Su hallazgo fue totalmente accidental, mientras un aficionado a las computadoras antiguas buscaba piezas para otro aparato.

Tras hallarse el resto de piezas, un total de 50, un equipo de conservacionistas de computadoras se pusieron manos a la obra en la restauración del modelo, con ánimos de lograr el milagro de hacerla funcionar de nuevo.

La tarea incluyó recolocar los más de 480 relés y 828 válvulas termo-ionicas, algo que se hizo a partir de documentos y fotografías antiguas.

"Para nosotros es importante tener una máquina como esta funcionando para ayudarnos a entender cómo era la tecnología a finales de los años 40 en Reino Unido", apuntó Murrell.

La máquina será presentada al público en una ceremonia en el Museo Nacional de Computación de Bletchley Park, al noroeste de Londres, en la que participarán algunos de sus creadores, así como el personal que la usó y los estudiantes que aprendieron programación con este ancestro del iPhone.