• Caracas (Venezuela)

BBC Mundo

Al instante

Renunció Eduardo Cunha, impulsor del juicio político a Rousseff, a la presidencia de Diputados

El otrora poderoso congresista brasileño Eduardo Cunha renunció a la presidencia de la cámara de Diputado | BBC Mundo

El otrora poderoso congresista brasileño Eduardo Cunha renunció a la presidencia de la cámara de Diputado | BBC Mundo

El diputado enfrenta dos causas y una denuncia en su contra en el Supremo Tribunal Federal, la máxima corte brasileña de justicia, acusado de haber recibido millones de dólares en sobornos y mantener cuentas ocultas en Suiza

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Acusado de corrupción y llorando, el otrora poderoso congresista brasileño Eduardo Cunha renunció a la presidencia de la cámara de Diputados, cargo desde el cual promovió el juicio político y la caída de la presidenta Dilma Rousseff.

"Estoy pagando un alto precio por haber dado inicio al impeachment", sostuvo Cunha al anunciar públicamente este jueves que dejaría el puesto de liderazgo en el Congreso, dos meses después de haber sido apartado del mismo por la justicia.

La renuncia fue interpretada por analistas como una concesión de Cunha en pos de de salvar su puesto de diputado, cuando en la propia cámara hay un proceso en marcha para destituirlo por ocultar la existencia de cuentas no declaradas en el exterior.

Si siguiera en su banca de diputado, Cunha mantendría el fuero privilegiado de los congresistas que sólo permite a la máxima corte de justicia de Brasil juzgarlo, en procesos que suelen demorar años.

Dos causas en su contra

Excomentarista radial evangélico, Cunha pertenece al Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), que también integra el presidente interino de Brasil, Michel Temer.

Según medios brasileños, el propio Temer aconsejó a Cunha el domingo que renunciara a la presidencia de Diputados, ante las señales de que le sería imposible revertir el proceso que le abrió el consejo de ética de la cámara.

El diputado enfrenta dos causas y una denuncia en su contra en el Supremo Tribunal Federal, la máxima corte brasileña de justicia, acusado de haber recibido millones de dólares en sobornos y mantener cuentas ocultas en Suiza.

Cunha dijo que su renuncia busca acabar con la acefalía en Diputados, volvió a afirmar que es inocente y sostuvo que hay una persecución en contra suya y de su familia por haber promovido el juicio político a Rousseff.

El impeachment fue aprobado por la cámara de diputados en abril y por el Senado en mayo, suspendiendo a la presidenta para juzgarla por presunta manipulación del presupuesto y haciendo que Temer la sustituya.

En una carta a la comisión del Senado encargada del proceso, Rousseff calificó el miércoles como una "farsa jurídica y política" el juicio político en su contra.

"Están juzgando a una mujer honesta", sostuvo en la carta la primera mujer presidenta de Brasil, que pertenece al izquierdista Partido de los Trabajadores (PT).

Está previsto que el juicio político concluya en agosto y según diversos analistas la probabilidad de que Rousseff consiga volver al cargo son remotas o nulas.

Por otra parte, tras la salida de Cunha se espera que la cámara de Diputados elija un nuevo presidente en los próximos días y quien resulte electo podría ser clave para determinar si el renunciante es destituido.