• Caracas (Venezuela)

BBC Mundo

Al instante

¿Realmente fue tan influyente Las venas abiertas de América Latina?

"Para mí, Las venas fue un puerto de partida, no un puerto de llegada", dijo Galeano. La obra estuvo prohibida durante los regímenes militares de Argentina, Chile y Uruguay | Foto: BBC Mundo

"Para mí, Las venas fue un puerto de partida, no un puerto de llegada", dijo Galeano. La obra estuvo prohibida durante los regímenes militares de Argentina, Chile y Uruguay | Foto: BBC Mundo

Escribió la gran obra de la izquierda latinoamericana, un polémico tratado que según él mismo reconoció "no volvería a leer", pero que marcó un hito en la literatura política de la región

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Eduardo Galeano, autor de Las venas abiertas de América Latina (1971), falleció este lunes a los 74 años en Montevideo a causa de un cáncer de pulmón.

Escritores latinoamericanos recuerdan su figura y la influencia de esta obra.

Elena Poniatowska, premio Miguel de Cervantes 2013

"La muerte de Eduardo Galeano es una pérdida inmensa, porque lo que hizo con Las venas abiertas de América Latina no lo ha hecho ningún escritor. Galeano recogió las miles de voces de latinoamericanos más olvidados", indicó la escritora y activista mexicana a BBC Mundo.

Para Poniatowska este libro, que narra siglos de explotación económica por parte de Europa y EE UU en la región desde la conquista. "Está absolutamente vigente. Tuvo mucha razón Hugo Chávez de regalárselo a (Barack) Obama. Pero a Galeano no le gustó mucho esa idea. Le hubiese gustado que regalara otros más recientes".

Esta obra le llevó a la cúspide de la literatura política latinoamericana pero en su larga carrera como periodista, escritor y dibujante Galeano también reflexionó sobre el amor, la religión y el fútbol, una de sus grandes aficiones.

Jorge Volpi, escritor y ensayista mexicano

"Sea por temas relacionados con la vida política y social de México, o por sus aficiones como el fútbol, Eduardo Galeano siempre fue un comentarista agudo", destacó en declaraciones a BBC Mundo.

   

En cuanto a Las venas abiertas de América Latina, Volpi cree que "es probablemente uno de los panfletos (sin ninguna connotación peyorativa) más influyentes escrito en Latinoamérica en la segunda mitad del siglo XX. Es un libro con una vocación política de mostrar las consecuencias del imperialismo norteamericano".

"A muchos jóvenes escritores y activistas políticos les abrió los ojos sobre la explotación en esta parte del continente", dijo el autor en declaraciones a BBC Mundo.

Sobre la vigencia de la obra considera que "esa voluntad de mostrar lo que Estados Unidos ha hecho en América Latina a lo largo de muchas décadas no deja de ser actual, si bien desde el momento de su publicación hasta nuestros días ya hay muchos otros enfoques para explicar el atraso de América Latina en muchos sectores, y no deberíamos considerar que se basa únicamente en las consecuencias del imperialismo estadounidense".

Santiago Roncagliolo, escritor peruano

El escritor peruano recuerda, en declaraciones a BBC Mundo, que solo vio una vez a Eduardo Galeano, cuando este "participaba como orador en la toma de mando de Evo Morales y la gente lo trataba como a un Dios". "Paradójicamente, creo que ese día marcó el fin de su era", dijo.

El autor peruano destacó que el objetivo de la obra de Galeano "fue inspirar a quienes buscaban un orden económico más justo en nuestro continente".

Por eso, dice Roncagliolo, "cuando sus lectores empezaron a llegar al poder por elecciones y no mediante la violencia, su labor quedó terminada".

En la actualidad, "resulta difícil entender su mensaje porque los que defienden a Galeano en Venezuela son precisamente los que encarcelan a sus opositores", opinó.

Para Roncagliolo, "la América Latina del siglo XXI no es la de Chávez y Maduro. Es la de Lula y Mujica, la de Bachelet, y la de muchos demócratas que creen que es posible combinar la justicia con la libertad y la prosperidad. Y ellos también lo leyeron".

Juan Villoro, escritor y periodista mexicano

"Indiscutiblemente es un autor extraordinariamente leído, que supo conectar con un público muy amplio y desarrolló una especial capacidad para adentrarse en problemas de la historia de América Latina y de hacerlos literarios desde un punto de vista vivo, que emocionaran al lector contemporáneo. Encontró esa fórmula eficaz para hacer presente la muy lastimada historia del continente", opinó el autor mexicano.

Si bien reconoce que América Latina "ha cambiado mucho", señala que Las venas abiertas de América Latina es una obra "abierta y deliberadamente militante, pero la realidad es más compleja que la obra", dijo en declaraciones a BBC Mundo.

   

"Es un libro escrito muy al calor de la indignación. Es un acto de coraje, y creo que la temperatura emocional del libro vive todavía. La realidad de América Latina sigue siendo injusta y violenta, pero debe ser analizada con mucho cuidado, con un acercamiento racional", asegura.

De Galeano, al que dijo que tuvo "la fortuna" de conocer personalmente, recuerda que "aunque su literatura fue extraordinariamente adolorida, su pacto con la vida fue una lección de optimismo en el futuro y de vitalidad".

Sebastião Salgado, fotógrafo brasileño

Salgado, de 71 años y reconocido internacionalmente por sus retratos impactantes sobre la miseria y el sufrimiento humano, recuerda en entrevista con BBC Mundo desde su oficina de París que "Eduardo era muy curioso, adoraba escuchar historias".

Para Salgado el legado de Galeano es que "deja una tercera opción en la literatura, un punto de vista crítico y esclarecido, con posturas claras en toda su vida".

   

Su contribución fue muy grande en ese sentido, un punto de vista muy avisado, muy fuerte. El punto más importante fue la claridad ideológica de Eduardo, que apareció en su literatura".

En cuanto a la vigencia Las venas abiertas de América Latina, el fotógrafo considera que aunque haya sido escrita en otra época, "la historia a la que se refiere es la historia de siempre".

Enrique Krauze, escritor, historiador y editor

"Si hubo un pensador muy influyente en la tradición de izquierda latinoamericana, ese fue Galeano", afirmó el historiador mexicano, quien destacó también sus libros sobre el deporte y, en particular, sobre fútbol. "Con las grandes, grandes, grandes diferencias que tuve con su obra política, quiero decir que murió un escritor muy importante, y lo que hay que hacer es honrarlo", dijo a BBC Mundo.

"Hay que decir que al final de sus días tuvo el gran valor de la autocrítica. Autocriticó su obra, el libro que lo había hecho famoso (Las venas abiertas de América Latina)" afirmó el autor quien recordó que incluso el propio escritor uruguayo pensaba que su obra había perdido vigencia.