• Caracas (Venezuela)

BBC Mundo

Al instante

¿Realmente existe la memoria fotográfica?

Foto: Thinkstock

Foto: Thinkstock

Este término usualmente alude a casos donde la persona puede conservar en su memoria escenas por mucho más tiempo, incluso hechos provenientes de otros momentos de su vida

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Todos tenemos un amigo o familiar que afirma tener memoria fotográfica. Los hemos visto leer un texto una sola vez y poder repetirlo con asombrosa precisión tiempo después.

O personas que nos recuerdan pasajes de nuestra infancia con tal claridad que es como ver una foto vieja, que poco a poco va adquiriendo nuevo brillo en sus colores y mayor nitidez ante nuestros ojos.

Pero, ¿por qué no hay pruebas científicas contundentes sobre la existencia de la memoria fotográfica o eidética?

Fotográfica o eidética

Hay que comenzar por zanjar un debate inicial. ¿Es memoria fotográfica o eidética?

La palabra "eidético" viene del griego eidos (forma) y, según la revista Focus de la BBC, no debe confundirse el término con memoria fotográfica, por cuanto el cerebro no funciona como una cámara y las imágenes eidéticas no son realmente como fotografías.

Si cuenta con memoria eidética recordaría tras mirar esta imagen unos segundos cuántas hojas tiene la planta.

Si a quienes tienen memoria eidética se les muestra brevemente una imagen que no hayan visto previamente, afirman que pueden "ver" una imagen mental y recuerdan detalles sumamente específicos, como el número de las ventanas en una calle o de pétalos en una flor. Además, sus ojos se mueven como si estuvieran escaneando la imagen o escena que ven.

"Puedes esperar que una persona que afirme ver una foto después que no la tiene enfrente, pueda recordar perfectamente la foto original. Sin embargo, la precisión de muchas imágenes eidéticas está lejos de ser perfecta", señala la página web de la revista Scientific American.

Cuando se habla de memoria fotográfica, usualmente se alude a casos donde la persona puede conservar en su memoria escenas por mucho más tiempo, incluso hechos provenientes de otros momentos de su vida.

¿Hereditaria?

La memoria eidética en adultos es muy rara y una vez se pensó que era hereditaria, advierte la revista BBC Focus.

No obstante, esta extraordinaria habilidad no está relacionada con otros tipos de memoria o con el coeficiente intelectual.

Un porcentaje que varía entre 2 y 10% de los niños a temprana edad experimenta memoria eidética, pero tiende a desvanecerse cuando alcanzan los seis años.

BBC Focus explica que un porcentaje que varía entre 2% y 10% de los niños a temprana edad experimenta este tipo de memoria, pero tiende a desvanecerse cuando alcanzan los seis años, debido a que el individuo aprende métodos más eficientes para procesar información y para desarrollar memoria autobiográfica y verbal.

La mayoría de las investigaciones demuestran que los adultos no poseen la habilidad de construir imágenes eidéticas. Al parecer, esto se debe a que en edad adulta las personas tienden a codificar lo que observan visual y verbalmente, lo cual dificulta la formación de una imagen eidética.

Hasta el momento no existen estudios que arrojen suficiente evidencia para afirmar que la memoria fotográfica o eidética puede ser entrenada o aprendida.

Cómo saber si la tienes

La Scientific American hace referencia al Método de Extracción de Fotos para determinar si existe memoria eidética, que consiste en presentarle a una persona una foto desconocida sobre un caballete para que la observe cuidadosamente durante 30 segundos. Cumplido ese período, se retira la foto y se le pide que describa lo que observó.

Las personas que afirman tener memoria eidética dicen poder ver la imagen, y pueden analizarla como si en verdad estuviese puesta sobre el caballete.

Al referirse a memoria fotográfica, el proceso de descubrir que se posee este don puede ser inesperado, incluso traumático. Es el caso de Kaavya Viswanathan, autora de un libro por el cual fue acusada de plagiar 29 pasajes provenientes de otro libro escrito por Megan McCafferty.

Según la publicación Slate, Viswanathan reprodujo los pasajes de manera inconsciente e involuntaria, gracias a su memoria fotográfica. Ella almacenó esa información en su memoria y, al parecer, la hizo "suya" con el transcurrir de los años.

Lo mismo parece haberle ocurrido al ex Beatle George Harrison, quien siempre afirmó que nunca quiso copiarse la melodía "He's so fine", el gran éxito del grupo estadounidense The Chiffons en 1963, cuando compuso "My Sweet Lord". Simplemente olvidó que había escuchado esa canción con anterioridad.

Buena memoria

Aunque no hay estadísticas que confirmen la existencia de la memoria fotográfica, sí hay personas con buena memoria.

Se dice que Kim Peek, de 53 años, quien sirvió de referencia para el personaje interpretado por Dustin Hoffman en la película Rain Man, memorizó cada página de los más de 9.000 libros que había leído.

Peek dice que le toma entre 9 y 12 segundos leer una página (cada uno de sus ojos lee una página independientemente). No obstante, nunca se han realizado pruebas rigurosas sobre la habilidad de Peek.

También está el caso de Stephen Wiltshire, quien ha sido llamado "la cámara humana" por su habilidad para crear bosquejos de escenas vistas durante unos segundos.

"Pero incluso en este caso no puede hablarse de una memoria fotográfica. Su mente no funciona como una fotocopiadora Xerox. Se toma libertades al momento de recordar lo que vio", aclara Slate.

A principios de año, la Universidad de California-Irvine publicó un artículo sobre el caso de una mujer llamada A. J., quien aparentemente puede recordar cada día de su vida desde la niñez. Su condición ha empezado a denominarse síndrome hipertiméstico.

No te pierdas: El don (o la condena) de nunca olvidar

Al parecer, hacen falta más estudios que permitan concluir en la existencia de estos tipos de memoria. Los investigadores están haciendo esfuerzos y es probable que pronto se produzcan nuevos hallazgos al respecto.