• Caracas (Venezuela)

BBC Mundo

Al instante

¿Puede hacernos daño volar en avión?

Avión de Delta Airlines | EFE

Avión de Delta Airlines | EFE

Semanalmente, la revista BBC Focus resuelve algunas dudas de sus lectores. A continuación, una selección de sus respuestas para curiosos.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

¿Puede hacernos daño volar en avión?

Sí, si vuelas mucho sobre el Polo Sur o el Polo Norte.

El campo magnético de la Tierra desvía gran parte de las partículas de energía, procedentes de vientos solares y rayos cósmicos, antes de alcanzar la Tierra.

Pero en los polos magnéticos estas partículas consiguen llegar al planeta, penetrando en las capas superiores de la atmósfera, antes de ser absorbidas.

Si estás en la superficie de uno de los polos, la exposición a la radiación no es mayor que en el ecuador del planeta, pero en el aire es otra historia.

Los vuelos entre Estados Unidos y Asia ahora vuelan sobre el Polo Norte para ahorrar combustible, y a una altura de crucero el aire es lo suficientemente fino como para que penetren algunos rayos solares.

En un vuelo convencional sobre los polos nuestro organismo puede recibir el 12% del límite de radiación recomendado durante un año.

Pero si uno vuela durante una tormenta solar, este nivel puede incluso exceder este límite anual.

¿Qué especie ocupa colectivamente más espacio en la Tierra?

Cuanto más alto está un organismo en la cadena alimenticia, mayor es su tamaño, pero, a su vez, su peso es menor si se contabiliza a todos los individuos de una especie colectivamente.

Las ballenas azules, por ejemplo, pesan cada una unas 150 toneladas, pero como sólo hay 10.000, pesan en su conjunto 1,5 millones de toneladas.

Sin embargo, el kril, esos diminutos crustáceos que son el principal alimento de las ballenas, pesa colectivamente 100 veces más que la masa total de las ballenas azules.

El plancton que come el kril probablemente supera a éste en tamaño total, pero como está compuesto por distintas especies, su peso es inferior.

Si uno considera el espacio que ocupa una especie, más que el peso total de su biomasa, posiblemente los humanos lideren la lista.

Cerca del 0,5% de toda la corteza terrestre es urbana. Mientras el resto de especies comparten el territorio, eso no ocurre en las ciudades.

Cuando construimos una ciudad, reclamamos ese espacio para nosotros y mantenemos a otros animales fuera, de una forma mucho más efectiva que otros animales.

Hoy día, la mitad de la población del mundo vive en pueblos y ciudades hoy, así que 750.000 km2 de suelo urbano equivalen a 214 m2 por persona.

Esto significa que el habitante de una ciudad ocupa dos veces más espacio que una ballena azul.

¿Qué quesos son los más olorosos?

Un panel olfativo compuesto por 19 personas de la Universidad de Cranfield en Reino Unido, que contó con la asistencia de una nariz electrónica, elaboró una lista de los quesos más olorosos.

Entre todos el queso francés Viex-Boulogne lideró la lista y se cree que debe su intenso aroma a la reacción bioquímica que tiene el queso con la cerveza que se usa para lavar el producto durante su confección.

El segundo en la lista también es francés, el Pont-l'Éveque. Un queso cuadrado y cremoso producido en Normandía desde el siglo XII.

Le siguen el Camembert, el Munster, el Brie de Meaux, el Roquefort y el Reblochon, todos franceses. De hecho, ninguno de los 10 primeros en la lista es de otro lugar.

¿Si los fotones no tienen masa por qué son absorbidos por agujeros negros?

Es muy común el pensar que la gravedad atrae a la masa. La idea de una fuerza actuando entre dos masas fue la que permitió a Isaac Newton entender la gravedad.

Pero Einstein nos enseñó que la gravedad puede entenderse de forma muy distinta.

La masa, dijo Einstein, en realidad distorsiona el espacio-tiempo de modo que las normas habituales de la geometría ya no aplican.

Curiosamente, esto significa que la distancia más corta entre dos puntos ya no es la línea recta, sino la curva.

Toda materia y energía (incluyendo a los fotones) obedecen a esta nueva geometría y son atraídos por la masa, aunque no tengan masa ellos mismos.

No es porque una partícula sienta una fuerza, sino porque está viajando en una superficie curva.

Contenido relacionado