• Caracas (Venezuela)

BBC Mundo

Al instante

Primer jugador de la NFL abiertamente gay anunció su retiro

El defensa estadounidense firmó en mayo un contrato por dos años con los Alondras de Montreal

El defensa estadounidense firmó en mayo un contrato por dos años con los Alondras de Montreal

Michael Sam anunció públicamente su homosexualidad en febrero de 2014

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El primer jugador de la liga profesional de fútbol americano, NFL, en declararse abiertamente gay, Michael Sam, anunció que deja el deporte a un lado porque está preocupado por su salud mental.

Michael Sam, de 25 años, firmó en mayo un contrato de dos años con los Alondras de Montreal, de la Liga de Fútbol de Canadá, pero el club informó en su página de internet que Sam abandonó el equipo por razones personales.

El defensa fue suspendido en junio por haber dejado los entrenamientos sin dar explicaciones.

“Los últimos 12 meses han sido muy difíciles para mí”, escribió Sam en su cuenta de la red social Twitter.

“Estoy preocupado por mi salud mental. Por esta razón, doy un paso al costado. Gracias a todos por la comprensión y el apoyo”.

Sam fue elegido defensa del año en 2013 por la prestigiosa Southereastern Conference –SEC, la principal liga del fútbol americano colegial. Ese fue su último año como jugador de la Universidad de Misuri, antes de graduarse en diciembre de 2013.

Un año turbulento

En febrero de 2014, antes del proceso de selección de jugadores -draft- de la NFL, Sam declaró públicamente su homosexualidad.

"No tengo miedo de decirle al mundo quién soy. Soy Michael Sam: graduado universitario. Soy afroamericano y soy gay", dijo entonces.

Estas palabras crearon revuelo en el mundo deportivo estadounidense. Sam se ganó muchos apoyos pero también algunas críticas.

Los Carneros de San Luis lo seleccionaron en la séptima ronda del draft de ese año pero prescindieron de él en la fase final en la que los equipos hacen el corte para quedarse con los jugadores definitivos de la temporada.

Hay quienes calificaron de muy arriesgada la decisión de Sam de hablar abiertamente sobre su orientación sexual.

Entonces fue seleccionado por los Cowboys de Dallas pero también lo dejaron marchar durante los entrenamientos en octubre.

En aquel momento, hubo quien se preguntó si el hecho de que finalmente no pudiera jugar con ninguno de estos dos equipos profesionales tenía relación con su salida del clóset, pero los directivos de ambas formaciones negaron que fuera así y alegaron motivos estrictamente deportivos para prescindir de Sam.

El pasado mes de junio, el vicepresidente de los Alondras canadienses, Jim Popp, le dijo al diario británico The Guardian que en su opinión el jugador está todavía lidiando con la excesiva atención que desató el anuncio de su sexualidad.

Sam ya le había contado a sus compañeros de Misuri que era gay en su última temporada como universitario y a nadie pareció importarle. Popp se pregunta si la buena experiencia que tuvo Sam en Misuri le hizo creer que salir del armario en el contexto de la NFL no iba a ser tan llamativo como terminó siendo.