• Caracas (Venezuela)

BBC Mundo

Al instante

Primarias en EE UU: quién es John Kasich, la nueva esperanza del "establishment" republicano para frenar a Donald Trump

La victoria de John Kasich coloca todos los reflectores sobre el candidato republicano | Foto: BBC Mundo

La victoria de John Kasich coloca todos los reflectores sobre el candidato republicano.

Anotó los 66 delegados en juego en Ohio, su única victoria hasta la fecha, sin embargo se mantiene muy por detrás de Trump y Ted Cruz

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

No fue una victoria sorpresiva pero sí anhelada por algunos dentro del Partido Republicano.

El triunfo de John Kasich este martes en las primarias de Ohio, estado del que es gobernador, le da oxígeno para seguir en la batalla electoral y tratar de arrebatarle a Donald Trump la nominación republicana de cara a las elecciones presidenciales de noviembre.

Kasich, de 63 años, se anotó los 66 delegados en juego en Ohio, su única victoria hasta la fecha.

Este triunfo lo mantiene muy por detrás de Trump y Ted Cruz en número de delegados, pero (a diferencia de Marco Rubio, quien anunció su retiro de la contienda el martes) todavía en contienda.

Y, sobre todo, en camino a cumplir su meta: quitarle tantos delegados como sea posible al magnate de cara a la convención republicana de julio en Cleveland, en la que se elegirá al candidato republicano.

Hasta ahora Kasich ha llevado a cabo una campaña modesta, de bajo perfil, evitando subirse al ring junto Trump, Cruz y Rubio.

Y el gobernador de Ohio es visto con buenos ojos por la facción más influyente y tradicional del Partido Republicano, que considera que es la única alternativa viable para plantar cara a Hillary Clinton en noviembre, especialmente después de la salida de Rubio.

El "tipo agradable"

Según los analistas, el establishmentdel Partido Republicano espera que Donald Trump no haya logrado antes de la convención de Cleveland a los 1.237 delegados necesarios para lograr automáticamente la nominación.

Ello haría que el candidato a la Casa Blanca se decida en la propia convención.

A lo largo de su campaña, Kasich se ha presentado como un tipo agradable, alejándose hábilmente de las controversias y estallidos de violencia que han caracterizado este ciclo electoral republicano.

"Nunca crearé una atmósfera tóxica donde la gente se presenta en actos políticos y pelea entre sí", dijo recientemente en Mansfield, Ohio, durante un acto, en clara referencia a incidentes ocurridos en actos protagonizados por Trump en las últimas semanas.

De hecho, tras su victoria en Ohio, prometió no tomar nunca "el camino de la bajeza" en su avance hacia la nominación republicana, en otra estocada al magnate, que acumula la mayor cantidad de delegados.

Una estrategia que podría rendir frutos en caso de los resultados obliguen a una "convención negociada".

¿Quién es John Kasich?

En 1976, con solo 26 años, Kasich se convirtió en el senador más joven de su estado, Ohio.

Sirvió en el Congreso de Estados Unidos entre 1983 y 2001, donde dirigió el Comité Presupuestario y se destacó por su afán de mantener una disciplina fiscal.

Se convirtió en gobernador de Ohio en 2011.

Al anunciar sus aspiraciones presidenciales en 2015, Kasich aseguró que era el candidato más preparado.

"Tengo la experiencia y he estado a prueba, la prueba que moldea y prepara para el trabajo más importante en el mundo", aseguró.

Aunque es fiscalmente conservador, Kasich ha adoptado posiciones menos extremas en otros temas que sus rivales republicanos.

En 1994 votó a favor de una prohibición a las armas de asalto y aunque no apoya la ley de reforma sanitaria del presidente Barack Obama, sí respaldó la expansión del servicio de Medicaid en su estado para las personas de bajos recursos bajo esa legislación, una decisión que no ha sido vista con buenos ojos en su partido.

En otros temas, Kasich es un republicano ortodoxo: se opone al aborto y al uso de la marihuana con fines recreacionales.

El camino a la nominación

En las siguientes primarias republicanas se verá qué recorrido tiene la candidatura de Kasich.

Aunque el gobernador de Ohio gane las próximas contiendas, resulta matemáticamente imposible que obtenga por esa vía los delegados necesarios para convertirse en el candidato de su partido.

Y está apostando a que Trump tampoco lo logre.

"Nadie va a lograr los números necesarios", aseguró a la cadena ABC News, en referencia a los 1.237 delegados que dan la nominación de forma automática.

En ese caso, la apuesta de Kasich es que se produzca en julio en Cleveland lo que se conoce una "convención negociada", que implica un arduo proceso de negociación política entre los delegados presentes que puede tener un resultado imprevisible.

Y teniendo en cuenta la fuerte oposición a Trump dentro del Partido Republicano, no se puede descartar completamente que la convención termine favoreciendo al gobernador de Ohio.