• Caracas (Venezuela)

BBC Mundo

Al instante

Lo que Peña Nieto le dice a una madre con un hijo desaparecido

El presidente de México, Enrique Peña Nieto / BBC Mundo

El presidente de México, Enrique Peña Nieto / BBC Mundo

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, le dijo a BBC Mundo que su gobierno está comprometido a investigar los casos de desapariciones forzadas, que según organizaciones defensoras de los derechos humanos es una crisis que afecta a cientos de familias en ese país

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El gobierno mexicano estima que 26.000 personas han desaparecido desde diciembre de 2006, un periodo dominado por la guerra contra el narcotráfico y entre los carteles de las drogas.

"No está claro cuántas continúan desaparecidas actualmente. Algunas son víctimas de desapariciones forzadas en las que hay funcionarios públicos implicados. Otras han sido privadas de su libertad por particulares o bandas delictivas. Otras simplemente se fueron de casa sin avisarle a nadie", señaló Amnistía Internacional.

Grupos de derechos humanos acusan a las fuerzas gubernamentales de estar detrás de cientos de casos.

¿Qué le diría a una madre o a un padre con un hijo desaparecido en México? le preguntó BBC Mundo al mandatario, quien tuvo este martes un encuentro con la prensa en Londres, luego de su participación como invitado a la reunión del Grupo de los 8, realizada en Irlanda del Norte.

"Claramente (yo le diría) que mi gobierno está en el compromiso de apoyar, a través de un área especializada, una investigación exhaustiva y de buscar o saber el paradero de las personas que lamentablemente han desaparecido", indicó el líder, quien acotó que se trata de "un trabajo que obviamente es complejo".

"Nos estamos ocupando de ese tema. He instruido la creación de una unidad especial dentro de la Procuraduría General de la República para que realice una investigación sobre ese tema. Esperamos poder tener resultados en un plazo mediato".

Se trata de la Unidad de Búsqueda de Personas Desaparecidas, que fue lanzada por el gobierno en mayo de este año.

Crisis

De acuerdo con organizaciones defensoras de los derechos humanos, el mandatario, quien lleva poco más de seis meses en el poder, heredó del gobierno de Felipe Calderón una crisis.

"El Presidente Peña Nieto ha heredado una de las peores crisis en materia de desapariciones que se hayan producido en América Latina a lo largo de la historia", dijo José Miguel Vivanco, director para las Américas de Human Rights Watch (HRW), en febrero.

HRW documentó casi 250 desapariciones ocurridas durante el gobierno de Calderón. En 149 de esos casos, la organización halló evidencia de desapariciones forzadas en las que participaron agentes estatales.

"Prácticamente en ninguno de estos las víctimas fueron halladas ni se llevó a los responsables ante la justicia", señaló HRW.

Amnistía Internacional documentó, a partir de datos recabados y durante varias visitas a México desde 2010, 152 casos individuales de desapariciones en siete estados mexicanos.

"La organización cree que, sobre la base de la información disponible, en al menos 85 casos hay indicios suficientes de implicación de funcionarios públicos, lo que convierte la desaparición en delito de desaparición forzada tal como está tipificado en el derecho internacional", indicó la organización internacional en el informe "Enfrentarse a una pesadilla".

Alrededor de 70.000 personas han muerto desde que el gobierno mexicano inició la ofensiva contra el narcotráfico hace siete años.

Armas y violencia

Al responderle a BBC Mundo, Peña Nieto insistió en que su gobierno ha puesto en marcha una estrategia de seguridad que busca combatir el crimen organizado, pero con énfasis en la reducción de los índices de violencia en su país.

"Es importante dar un tiempo razonable para poder hacer una evaluación de la estrategia (de seguridad) que estamos siguiendo. Ya hoy empezamos a ver algunas cifras alentadoras que si bien no son contundentes, nos permiten por lo menos dar muestra de una tendencia en la disminución de los homicidios cometidos en nuestro país", le dijo a BBC Mundo.

"No generemos con la aplicación de la estrategia más violencia", señaló Peña Nieto, quien se reunió con su homólogo estadounidense y los líderes del G8 en Irlanda del Norte.

Uno de los factores que, de acuerdo con investigadores, incrementa la violencia en México es el contrabando de armas desde Estados Unidos hacia México.

¿Cree que el gobierno del presidente Barack Obama no está haciendo lo suficiente para frenar el paso de armas de Estados Unidos a México?, le preguntó BBC Mundo.

"Yo creo que han habido esfuerzos", indicó.

"Cuando el presidente Obama visitó México, públicamente reconocimos su iniciativa de regular la venta de armas, especialmente las de asalto, y que lamentablemente no había prosperado en el Congreso. Sin embargo, esto no significa que esté congelada", señaló el mandatario.

Peña Nieto reconoció que se trata de un tema sensible dentro de la política estadounidense, pero lo importante es que se pueda lograr.

"Entiendo que hay un amplio consenso, una opinión generalizada en Estados Unidos para que la venta de armas, sobre todo las de asalto, tengan una mayor regulación y control, especialmente a partir de los incidentes lamentables que se han vivido en el país vecino del norte. Yo espero que el gobierno norteamericano mantenga esta convicción, este impulso y realmente se logre en un futuro próximo una regulación a la venta indiscriminada de armas", señaló el mandatario.

Contenido relacionado