• Caracas (Venezuela)

BBC Mundo

Al instante

¿Es Pastor Maldonado el piloto más peligroso de la Fórmula 1?

Antes de llegar a la F1, Maldonado logró el título en la GP2, además de numerosos triunfos en otras categorías / Getty

Antes de llegar a la F1, Maldonado logró el título en la GP2, además de numerosos triunfos en otras categorías / Getty

El piloto venezolano sólo ha conseguido tres puntos entre las temporadas 2013, 2014 y lo que va de 2015 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Es algo que se viene repitiendo cada fin de semana de carrera de F1: el piloto venezolano Pastor Maldonado se convierte en tendencia en las redes sociales al vaivén de sus actuaciones, que van de lo sublime a lo casi ridículo.

Ocurrió la semana pasada durante el Gran Premio de China y volvió a suceder este domingo en el Gran Premio de Bahréin.

En Shanghái, Maldonado estuvo luchando por los primeros puestos durante la primera parte de la carrera que ganó finalmente el británico Lewis Hamilton, pero en su primera parada en los pits el monoplaza del venezolano se pasó de la entrada y perdió valiosos segundos.

Luego se supo que hubo un problema en los frenos, pero la imagen del Lotus-Mercedes "mal estacionado" se hizo viral en las redes sociales entre los aficionados de la Fórmula Uno.

Y en Bahréin, durante la primera vuelta de la carrera, Maldonado se salió de la pista hasta en dos ocasiones y después tuvo un contacto con el brasileño Felipe Massa, quien lo acusó de haberle estropeado la carrera.

Los calificativos para el piloto de 30 años fueron desde un "desastroso" a "es un regalo para la competencia", entre otros.

Y la mala fama lo persigue: un aficionado hasta creó una página de internet donde se dedica a informar al mundo cuánto tiempo ha pasado desde el último choque del piloto de Lotus.

Mientras que hay quienes se refieren a él con el apodo de Crashtor, un juego de palabras con su nombre y la palabra inglesa crash (choque).

Esto se suma al hecho de que es considerado el piloto de pago -los conductores que llegan a la categoría respaldados por un fuerte capital- que más dinero aporta en la F1, lo que lo convierte en un blanco fácil del ridículo entre expertos y aficionados.

Se calcula que la escudería Lotus recibe un cheque anual cercano a los $ 45 millones que son aportados por la petrolera venezolana Pdvsa.

Tendencias a los accidentes

¿Pero realmente Maldonado es un mal piloto?

Primero, no hay que olvidar que él ganó el GP de España en 2012, además de quedarse con la pole position, piloteando un Williams que no había resultado para nada competitivo esa temporada, a excepción de aquel fin de semana.

Y hablando de tomar la oportunidad cuando se presenta: en 2011, en su año como novato, quedó mejor ubicado que su compañero de equipo, el brasileño Rubens Barichello, quien había ganado hasta entonces 11 grandes premios y había estado en 322 carreras.

"Yo gané en F1 con un auto que no era competitivo, compitiendo contra los Ferrari, McLaren, Red Bull", se defendió el piloto venezolano en el periódico británico The Telegraph. "A veces tomas riesgos y cometes errores".

El problema con Maldonado es su tendencia para los choques.

En los grandes premios que siguieron a su victoria en Barcelona en 2012, sufrió una serie de accidentes –en Bélgica lo llegaron a penalizar tres veces un mismo fin de semana– y tuvieron que pasar nueve carreras antes de que volviera a ubicarse en una posición para conseguir puntos.

Antes de llegar a la F1, Maldonado logró el título en la GP2, además de numerosos triunfos en otras categorías.

Incluso llegó a chocar en un evento de exhibición en Venezuela.

"Cuando otra gente choca no es noticia. Es así", lamentó.

"Pero para encontrar el límite tienes que cruzarlo. Creo que yo tengo el coraje para cruzar el límite cada vez. Han habido cosas buenas en mi carrera y he ganado en todo en el pasado", declaró Maldonado este fin de semana.

Los dos lados

Ambos lados del temperamento del piloto se pudieron ver durante el gran premio de China.

Durante las primeras 34 vueltas lo hizo bien, adelante de los Sauber y Toro Rosso, y además liderando a su compañero de escudería Romain Grosjean.

Pero todo ese buen trabajó lo arruinó a la hora de entrar a pits, pero sobre todo, en esa desastrosa vuelta para llegar de nuevo a la pista.

De alguna manera, Maldonado no logró frenar a tiempo para girar en la entrada.

Tuvieron que venir ayudarlo los mecánicos de su equipo.

Cuando pudo regresar Maldonado trató de recuperar el tiempo perdido, pero en una curva se salió de la pista. Y tras volver al circuito se enfrascó en un memorable duelo con el McLaren-Honda del piloto británico Jeson Button por el decimotercer lugar.

En algún momento de la disputa, sin embargo, Button frenó tarde al entrar a una curva y se llevó por delante a Maldonado.

Y aunque Button escribió en su cuenta de Twitter una disculpa con el venezolano –" Perdón por sobrexcitarme un poco"– esta sucesión de eventos le causó una oleada de críticas al venezolano en las redes sociales, hasta el punto que muchos lo culparon del incidente con el corredor de McLaren.

Hasta el momento del contacto, Maldonado había demostrado un excelente dominio del monoplaza en la batalla con el campeón de 2009 durante las vueltas previas, manejando con precisión y valentía.

Para el editor de la Fórmula 1 de la BBC, Andrew Benson, el piloto venezolano es un enigma, porque a pesar de ser un hombre veloz y de perfilarse como un conductor de clase mundial en sus primeros días, actualmente luce como un completo aficionado.

"Ha estado demasiado tiempo en este ir y venir de cosas buenas y malas, tanto que no es posible hacer una valoración real de su capacidad. Parece que el piloto bueno y malo habitan la misma persona", dijo Benson.

Y aunque en Bahréin Maldonando pudo terminar su primera carrera de la temporada, sigue sin sumar puntos en lo que va del año.

A pesar de eso, y de conseguir sólo dos puntos en 2014, y uno en 2013, el venezolano considera que mejores tiempos están por llegar.

"Estoy conduciendo igual de bien ahora (que cuando gané el GP de España en 2012), tal vez mejor. Tengo más experiencia, soy mejor, rápido y más sólido. Incluso en la manera que preparo el fin de semana", dijo Maldonado.

Una confianza que necesaria para que su fama no influya en su forma de conducir.

"No le puedo decir a la gente lo que tienen que decir. Puede decir lo que quieran. Estoy aquí para hacer lo mejor de mi y trabajar", concluyó.