• Caracas (Venezuela)

BBC Mundo

Al instante

Navegación a vela, ¿futuro del comercio internacional?

El "Tres Hombres" puede cargar 35 toneladas y albergar cinco tripulantes y diez pasajeros / BBC

El "Tres Hombres" puede cargar 35 toneladas y albergar cinco tripulantes y diez pasajeros / BBC

Un caluroso día de verano en agosto, el comerciante de vinos danés Sune Rosforth recibió 8.000 botellas de vino recién llegadas de Francia.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Desde las oficinas de instituciones financieras que flanquean el muelle, los trabajadores miraban algo que no se veía en el centro de Copenhague desde hacía años.

El barco que llevó el vino desde el puerto bretón de Brest era un bergantín de 32 metros de eslora, llamado "Tres Hombres".

Su compañía, Rosforth and Rosforth, abastece a restaurantes en Dinamarca con vinos orgánicos y biodinámicos.

Hace tiempo que hablaba de transportar vino de una manera más ecológica con un productor de Anjou que también capitanea un barco, pero el plan original usaba barcazas de canal.

"Un día nos llamó para contarnos que había una oportunidad de trasladar el vino, pero en un velero", señala. "Respondimos '¡Fantástico!'".
Hacia adelante

Vino en Copenague

Descarga de vino francés en el centro de Copenhague, trasladado en un bergantín.

En 2008, la Compagnie de Transport Maritime à la Voile anunció planes para enviar vino francés por velero. Hubo varios embarques pero la compañía cerró en 2010.

Esto no ha desanimado a otras compañías.

El Tres Hombres zarpó en 2009 de Ámsterdam y ha trasladado carga desde entonces. También da a marineros en tierra la oportunidad de integrarse a la tripulación.

La carga de vino fue planeada con su socio, la empresa de transporte de mercancías a vela TransOceanic Wind Transport (TOWT), que trabaja con una flotilla de veleros y ofrece a los compradores una manera de rastrear el viaje.

"No es un renacimiento aventurero poético de tecnología del Siglo XIX, sino algo que definitivamente encara la transición de energía en el mar", dice el fundador de TOWT, Guillaume Le Grand.

Se calcula que la industria marítima produce 3% a 5% de las emisiones globales de dióxido de carbono, haciendo que la navegación a vela sea muy atractiva al sector orgánico y ecológico.

Al aumentar el precio del petróleo, también sube el costo de las opciones tradicionales de carga.

Esto ha motivado la investigación de combustibles alternativos como gas natural licuado (GNL) y una reducción de la velocidad de las naves de carga, la llamada navegación lenta.