• Caracas (Venezuela)

BBC Mundo

Al instante

Mujer colombiana grita su amor por Trump

Trump, por su parte, besó en la cabeza varias veces a la mujer, aseguró que no la había conocido antes y que esta escena no se trataba de un montaje

Trump, por su parte, besó en la cabeza varias veces a la mujer, aseguró que no la había conocido antes y que esta escena no se trataba de un montaje

El multimillonario, que encabeza todas las encuestas de cara a las primarias republicanas de 2016, ha asegurado que si llega a la presidencia de EE UU deportará a los más de 11 millones de inmigrantes sin papeles que se cree hay en el país

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

"¡Soy hispana y voto por el señor Trump! ¡Nosotros votamos por el señor Trump! ¡Señor Trump lo amamos! ¡Lo amamos! ¡Directo a la Casa Blanca!", gritó frente a los más de 1,500 asistentes al evento.

Trump, por su parte, besó en la cabeza varias veces a la mujer, aseguró que no la había conocido antes y que esta escena no se trataba de un montaje.

"Creo que es bella. Les prometo que no la había conocido antes", dijo el magnate, quien firmó un ejemplar de la revista People que la mujer había subido al escenario con ella y en cuya portada aparece él junto a su familia.

Foco en la inmigración ilegal

Según recuerda desde Los Ángeles el periodista de BBC Mundo Jaime González, desde que a mediados de junio anunció su candidatura de cara a las presidenciales de 2016, Donald Trump ha hecho de la inmigración ilegal uno de los temas centrales de su campaña.

Primero insultó a los mexicanos que emigran a EE.UU., a los que llamó delincuentes y violadores, y después exigió que el gobierno de México pague el muro que dice quiere construir en la frontera entre ambos países.

Además, Trump ha abogado para que a los hijos de indocumentados que nacen en EE.UU. -conocidos despectivamente como "bebés ancla"- no se les dé la ciudadanía estadounidense.

El multimillonario, que encabeza todas las encuestas de cara a las primarias republicanas de 2016, ha asegurado que si llega a la presidencia de EE UU deportará a los más de 11 millones de inmigrantes sin papeles que se cree hay en el país.