• Caracas (Venezuela)

BBC Mundo

Al instante

Quién es Morsi, el breve primer presidente democrático de Egipto

Mohamed Morsi fue derrocado por los militares después de días de protestas masivas en las calles | Foto: BBC

Mohamed Morsi fue derrocado por los militares después de días de protestas masivas en las calles | Foto: BBC

El expresidente de Egipto fue condenado este sábado a muerte por un tribunal de su país por tratar de huir de la cárcel.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Mohamed Morsi fue el primer presidente elegido democráticamente en Egipto, pero sólo duró un año en el poder antes de ser derrocado por los militares el 3 de julio de 2013.

El movimiento de los militares se produjo después de días de protestas masivas contra su gobierno y el rechazo de Morsi a un ultimátum de los generales para resolver la peor crisis política en Egipto desde que Hosni Mubarak fuese depuesto en 2011.

Después de casi dos meses detenido en lugares secretos, los fiscales estatales anunciaron en 2013 que Morsi sería juzgado por incitar a sus seguidores a asesinar a un periodista y dos manifestantes opositores.

También por ordenar la tortura y la detención ilegal de otros.

Los cargos están relacionados con los enfrentamientos entre manifestantes de la oposición y seguidores de los Hermanos Musulmanes fuera del palacio presidencial de Ittihadiya, en el Cairo, en diciembre de 2012.

Morsi fue llevado a juicio junto a 14 dirigentes de Hermanos Musulmanes en noviembre de 2013.

En la primera audiencia, gritó desde el estrado que fue víctima de un "golpe militar" y rechazo la autoridad de esa corte para juzgarlo.

"Yo soy el presidente de la república de acuerdo a la constitución del país y fui detenido por la fuerza", aseveró.

Pero en abril de 2015, Morsi y otros acusados fueron condenados a 20 años de prisión por ordenar la tortura y detención de manifestantes. Fueron absueltos de incitación al asesinato.

Morsi también fue acusado de otros delitos, que van desde pactar militantes extranjeros la liberación de prisioneros durante 2011 y la filtrarles secretos de Estado a el fraude y la difamación al poder judicial.

Ingeniero

Mohamed Morsi nació en 1951 en el pueblo de El-Adwah, en la provincia del Delta del Nilo de Shaqiya.

Estudió ingeniería en la Universidad del Cairo en los años 70 antes de mudarse a Estados Unidos para completar su doctorado.

Tras su vuelta a Egipto se convirtió en jefe de departamento en la Universidad de Zagazig.

También ascendió en las filas de los Hermanos Musulmanes, uniéndose a su dirección y sirviendo como independiente en el bloque de su movimiento parlamentario entre 2000 y 2005.

Entonces perdió su escaño en su distrito electoral local, después de una segunda vuelta que, según él, fue manipulada.

Como diputado, fue elogiado por su oratoria, por ejemplo después de un desastre ferroviario en 2002 cuando denunció la incompetencia oficial.

Morsi fue elegido candidato presidencial de Hermanos Musulmanes en abril de 2012, después que el anterior líder del movimiento, el empresario millonario Khairat al-Shater, se viese obligado a retirarse.

Aunque Morsi fue visto como menos carismático, él fue presidente del Partido de la Libertad y la Justicia y era considerado como un hombre fiable.

En su campaña electoral, Morsi se presentó a sí mismo como un baluarte contra el resurgimiento de la vieja guardia de Hosni Mubarak.

Camino al "golpe de Estado"

Al llegar al poder, en junio de 2012, Morsi prometió encabezar un gobierno "para todos los egipcios".

Sin embargo, desde el principio las críticas arreciaron: le acusaron de permitir que los islamistas monopolizaran la escena política y concentrar el poder en Hermanos Musulmanes.

La oposición a Morsi creció en noviembre de 2012 cuando se arrogó a sí mismo una serie de poderes de largo alcance.

Estuvo de acuerdo con limitar estos poderes días después de que las protestas comenzaran a arreciar.

Pero cuando la Asamblea Constituyente estableció una nueva y apresurada Constitución todos los puentes con los opositores desaparecieron.

Las protestas se intensificaron y los enfrentamientos entre seguidores y detractores dejaron 50 muertos.

El 29 de enero 2013 el jefe de las fuerzas armadas y ahora presidente, Abdul Fattah al-Sisi, advirtió que la crisis política podría "llevar a un colapso del Estado".

La tensión siguió en aumento hasta que, en la tarde del 03 de julio, el ejército suspendió la Constitución y anunció la formación de un gobierno interino tecnocrático.

Morsi denunció el anuncio como un "golpe de Estado".

Después de esos sucesos, fue apresado y cumple una condena de 20 años por ordenar la detención y la tortura de manifestantes durante el tiempo en que estuvo en el cargo.