• Caracas (Venezuela)

BBC Mundo

Al instante

La ley de 30 años que tiene a Microsoft peleándose con el gobierno de EE UU

La gigante tecnológica demandó este jueves al Departamento de Justicia de EE UU | Foto: BBC Mundo

La gigante tecnológica demandó este jueves al Departamento de Justicia de EE UU

En 1986, el gobierno estadounidense aprobó una ley federal que pone restricciones a las autoridades sobre el acceso a datos electrónicos de computadoras. En este sentido, la compañía tecnológica sostiene que se debe respetar la privacidad de sus clientes

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En tres décadas, el gobierno de Estados Unidos no ha reformado la ley federal que pone restricciones a las autoridades de ese país sobre el acceso a datos electrónicos de sus ciudadanos.

Ese es el motivo por el cual la multinacional tecnológica Microsoft introdujo una demanda este jueves contra Washington, con el fin de presionar al Congreso para que actualice la legislación con "reglas razonables".

La compañía argumenta que las autoridades se valieron de la Ley de Privacidad en las Comunicaciones Electrónicas (ECPA, por sus siglas en inglés) para pedirles datos privados de usuarios relacionados con 2.576 demandas legales.

Además, esas solicitudes vinieron acompañadas de una orden judicial que le impedía a la empresa informar a sus usuarios de que habían compartido su información personal.

El presidente y director legal de Microsoft, Brad Smith, dijo este jueves en el blog de la compañía que sentía que el gobierno "se aprovechó de la transición de la computación a la nube para ampliar su poder de llevar a cabo investigaciones secretas".

La computación nube consiste en el almacenamiento de información en internet en lugar de hardware, función que cumplían los computadores anteriormente.

Mediante este nuevo método, millones de usuarios guardan información personal como e-mails, fotos e información bancaria.

Antes de la nube

El senador republicano Mark Kirk pidió durante el aniversario 25 de la ECPA que esta se reformara para asegurar que el gobierno obtuviese una orden judicial antes de acceder a comunicaciones privadas.

En 1986, el gobierno estadounidense aprobó la ley federal ECPA que ponía restricciones a las autoridades sobre el acceso a datos electrónicos de computadoras, además de grabaciones telefónicas de cualquier ciudadano del país.

La ECPA define comunicaciones electrónicas como "cualquier transferencia de signos, señales, escritos, imágenes, sonidos, datos o información de cualquier naturaleza por un cable, radio, sistema electromagnético, óptico o fotoeléctrico que afecte el comercio interestatal o extranjero".

Con las transformaciones digitales que han seguido, la ECPA se ha vuelto impopular entre las empresas de tecnología, explica el reportero de la BBC, Dave Lee.

Luego de una serie de reformas propuestas y aprobadas por una comisión del Congreso, dicha legislación podría ser enmendada pronto, indica Lee.

Sin embargo, para Microsoft ya era el momento de emprender una acción legal para "defender lo que creemos son los derechos constitucionales y fundamentales de nuestros clientes, aquellos que protegen la privacidad y facilitan la libre expresión".

"Los ciudadanos no pierden sus derechos cuando transfieren su información privada del almacenamiento físico a la nube", argumentó la compañía en la demanda, según la agencia Reuters.

"Rutina"

El presidente y director legal de Microsoft, Brad Smith

La demanda supone el enfrentamiento más reciente entre gigantes de la tecnología en EE UU contra el gobierno, al tiempo que Apple está llamando al Congreso a liderar la discusión sobre el balance entre la privacidad y la seguridad nacional, explica Dave Lee, periodista de la BBC.

El presidente de Microsoft explicó que la compañía "no se tomó a la ligera" emprender una acción legal contra el gobierno.

"Creemos que, con contadas excepciones, los consumidores y negocios tienen el derecho a saber cuándo el gobierno accede a sus e-mails o archivos".

"Aun así, se ha vuelto rutinario que las autoridades emitan órdenes judiciales que requieren que los proveedores de e-mails mantengan las demandas en secreto. Creemos que esto va demasiado lejos", dijo.

La fundación Frontera Electrónica (EFF, por sus siglas en inglés), que aboga por los derechos digitales, apoyó la decisión de Microsoft en un e-mail enviado a la BBC.

"Estas órdenes judiciales restringen la libertad de expresión y violan la Primera Enmienda de la Constitución (...) Aplaudimos a Microsoft por desafiar la mordaza que impide que las compañías sean más transparentes con sus clientes", expresó.

Hasta el momento, el Departamento de Justicia no ha emitido comentarios.