• Caracas (Venezuela)

BBC Mundo

Al instante

Por qué Marte va a tener anillos como Saturno

Fobos es un cúmulo de escombros que se mantienen unidos por una capa externa de un material más sólido | NASA

Fobos es un cúmulo de escombros que se mantienen unidos por una capa externa de un material más sólido | NASA

Fobos, la más grande de las dos lunas de Marte se acerca hacia el planeta rojo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Inexorablemente, Fobos, la más grande de las dos lunas de Marte se acerca hacia el planeta rojo.

Se aproxima a razón de 1,8 centímetros por año.

Y cuando la atracción gravitatoria del planeta se torne imposible de resistir, este satélite se destruirá dejando un reguero de material en forma de anillo confiriéndole a Marte un aspecto muy similar al de Saturno.

Aún falta mucho para que suceda.

Dada la distancia entre Fobos y Marte –6.000 km, una nimiedad en comparación con los 400.000 km que separan a nuestro satélite de la Tierra–, su tamaño, su densidad y otra serie de variables, este evento cósmico no ocurrirá sino hasta dentro de entre 20.000 y 40.000 millones de años.

Fobos, de 22 km de diámetro, se desintegrará debido a la presencia de fracturas y poros en su masa, explican Benjamin Black y Tushar Mittal, investigadores de la Universidad de California, en Estados Unidos, y autores del estudio, publicado en la revista Nature Geoscience.

Este episodio, añaden, transformará a Marte en el primer planeta rocoso rodeado por un anillo (los otros que cuentan con un sistema de anillos, Júpiter, Saturno, Urano y Neptuno son gaseosos).

Fractura veloz

El modelo creado por Black y Mittal muestra también que una vez que se inicie el proceso el anillo se formará en dentro de un plazo de seis semanas.

"Si estuvieses parado en la superficie de Marte, podrías sentarte en una silla a ver cómo Fobos se desintegra para formar un gran anillo", explica Black.

Para hacernos una mejor idea, Black compara el proceso a lo que ocurre cuando intentas partir una barra de granola: deja migas y pedazos por todos lados.

No obstante, permanecerá por mucho rato: estiman que los escombros podrían mantenerse por entre un millón y 100 millones de años hasta que finalmente desciendan a la superficie.

    La otra luna de Marte, Deimos –aproximadamente de la mitad del tamaño de Fobos, pero en una órbita más lejana– permanecerá en su sitio.

    Según los investigadores, hacen faltan más misiones a Fobos para constatar si las predicciones de su modelo están en lo cierto.