• Caracas (Venezuela)

BBC Mundo

Al instante

Las duras acusaciones entre Luis Almagro, secretario general de la OEA, y Nicolás Maduro

Luis Almagro y Nicolás Maduro empezaron a distanciarse desde finales de 2015

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La tensión entre el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, y el secretario general de la OEA, Luis Almagro, alcanzó niveles inéditos.

Este miércoles, Almagro dirigió una carta abierta al presidente venezolano en la que, en términos muy duros, niega su acusación de ser agente de la CIA o un traidor.

La misiva la publicó un día después de que Maduro lanzara sus acusaciones en una rueda de prensa con medios internacionales el martes.

Maduro se refirió al excanciller uruguayo como un "traidor desde hace tiempo".

"Algún día contaré su historia (...). Fue una jugada maestra que hicieron los gringos, la CIA, con un agente, Almagro. Yo sé todo. Lo conozco muy bien. Sé sus secretos.", aseguró el mandatario venezolano.

Luego agregó, como quien pronuncia una maldición: "Te secarás, Almagro. Estás seco".

Exaliados enfrentados

Nicolás Maduro y Luis Almagro

No es esta la primera vez que Maduro ataca al secretario general de la OEA, a quien en noviembre de 2015 llamó "basura".

Paradójicamente, ambos trabajaron juntos como miembros de gobiernos aliados cuando Almagro ejerció de canciller del presidente José Mujica, mientras Maduro cumplía la misma función en el equipo del fallecido presidente venezolano Hugo Chávez.

De hecho, cuando Almagro fue electo como nuevo secretario general de la OEA, en marzo de 2015, la actual canciller de Venezuela, Delcy Rodríguez, publicó un mensaje en su cuenta de Twitter en el que celebrara el nombramiento.

"Saludamos la elección del nuevo secretario general de la OEA, excanciller de Uruguay, Luis Almagro! Su nombre dará nuevo espíritu a la organización", decía.

Las relaciones empezaron a deteriorarse abiertamente en octubre de 2015 cuando Almagro recibió en la OEA a la esposa de los líderes opositores venezolanos encarcelados Leopoldo López, Antonio Ledezma y Daniel Ceballos.

Luego, en noviembre, Almagro envío una carta al Consejo Nacional Electoral de Venezuela expresando su preocupación sobre la organización de las elecciones parlamentarias de diciembre.

Posteriormente, el diplomático uruguayo se manifestó a favor de la Ley de Amnistía, con la que la mayoría opositora de la Asamblea Nacional buscaba liberar a los políticos presos.

Respuesta de Almagro

En la carta publicada este miércoles, tanto en inglés como en español en el sitio oficial de la OEA, Almagro afirmó: "No soy agente de la CIA. Y tu mentira, aunque repetida mil veces, nunca será verdad".

"No soy traidor (...) Pero tú sí lo eres, Presidente, traicionas a tu pueblo y a tu supuesta ideología con tus diatribas sin contenido, eres traidor de la ética de la política con tus mentiras y traicionas el principio más sagrado de la política, que es someterte al escrutinio de tu pueblo", dijo.

El secretario general de la OEA abogó por la realización del referendo revocatorio, promovido por la oposición para poner fin al mandato de Maduro y sobre el cual el presidente venezolano dijo el martes que no era obligatorio realizarlo sino "opcional".

"Tú tienes un imperativo de decencia pública de hacer el referéndum revocatorio en este 2016, porque cuando la política esta polarizada la decisión debe volver al pueblo, eso es lo que tu Constitución dice", señaló Almagro.

"Negar la consulta al pueblo, negarle la posibilidad de decidir, te transforma en un dictadorzuelo más, como los tantos que ha tenido el continente", concluyó.

"Escoria imperial"

Sin hacer referencia a la carta de Almagro, Maduro pareció acusar recibo de esta y dijo este miércoles durante una transmisión conjunta en radio y televisión que "la única dictadura que hay en Venezuela es la de las conspiraciones".

Quien sí entró en la polémica abiertamente fue la canciller de Venezuela, Delcy Rodríguez, que respondió a la misiva de Almagro con un mensaje en su cuenta de Twitter:

"Sr @Almagro_OEA2015 cada vez que declara destila su odio contra Venezuela y sus autoridades legítimas. Ud forma parte de la escoria imperial", escribió la ministra.

"La palabra pueblo no cabe en su boca que solo repite libretos que le dictan sus amos imperiales! Ud jamás dará órdenes a Venezuela! #FueraAlmagro", agregó.

No parece que la diplomacia continental vaya a tener un trabajo fácil para lograr que las relaciones entre Venezuela y la OEA vuelvan a guardar las formas protocolares.