• Caracas (Venezuela)

BBC Mundo

Al instante

Las implicaciones de la condena a Messi

Messi aún puede evitar la prisión si la apelación lo favorece | Foto EFE

Messi aún puede evitar la prisión si la apelación lo favorece | Foto EFE

El juicio contra el futbolista argentino se inició en mayo, tres años después de que la Fiscalía española presentara la querella contra el jugador

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La Audiencia de Barcelona condenó este miércoles al futbolista argentino Lionel Messi y a su padre, Jorge, a 21 meses de prisión por tres delitos de fraude fiscal cometidos entre los años 2007 y 2009.

Pero los abogados del futbolista, que también deberá pagar una multa de más de US$2 millones, ya adelantaron que apelarán la condena.

Y, en cualquier caso, es muy poco probable que la estrella del balompié vaya a la cárcel, pues en España los condenados a penas menores de dos años que no tienen antecedentes penales rara vez pasan tiempo tras las rejas.

Hay, por supuesto, excepciones.

Un ejemplo destacado es el caso de la cantante española Isabel Pantoja, condenada dos años por blanqueo de capitales en 2014, quien sí tuvo que ingresar en un centro penitenciario.

Pero tal vez una comparación más adecuada para Messi sea el caso de su compañero en el Barcelona y la selección argentina Javier Mascherano, condenado a un año de prisión luego de declararse culpable por defraudar unos US$2 millones.

Mascherano llegó a un acuerdo con las autoridades y no pasó ni un minuto en prisión. Y también pudo seguir jugando sin problemas.

Y el FC Barcelona parece convencido de que con Messi pasará lo mismo.

"Ninguna responsabilidad penal"

El mismo miércoles, el conjunto catalán emitió un comunicado en el que expresaba que "en concordancia con el criterio expresado por el Ministerio Fiscal, el club considera que el jugador, que ya regularizó su situación con la Agencia Tributaria, no tiene ninguna responsabilidad penal en relación a los hechos de este procedimiento".

Y el club también se puso a disposición de la familia Messi para lo que considere necesario.

La situación legal de Messi tampoco debería perjudicar a la selección argentina, pues el jugador anunció su retiro de la misma antes de que se conociera la sentencia.

Y aunque hasta el momento sus patrocinadores no se han pronunciado sobre el tema, su silencio ha sido interpretado como indicativo de que no se están planteando romper sus vínculos con el que muchos consideran el mejor futbolista del mundo.

Mientras que, como explica el diario inglés The Guardian, la situación legal de Messi tampoco representaría un problema para una -poco probable- transferencia a la Liga Premier, en medio de rumores que apuntan que son varios los clubes interesados en aprovechar la coyuntura para tratar de llevarlo a Inglaterra.

Producto atractivo

"Las actuales regulaciones para permisos de trabajo de ciudadanos que no pertenecen a la UE requieren de una aprobación gubernamental basada únicamente en las proezas deportivas", explica el periódico.

"Y si bien algunas ofensas criminales -por lo general sentencias de prisión de más de 12 meses- pueden resultar en una negativa automática, los términos de la sentencia de Messi hacen que sea muy poco probable que se le niegue un permiso de trabajo, incluso en caso de que los términos del Brexit obliguen a los ciudadanos de la UE a requerir permisos de trabajo en el futuro", agrega.

Messi tiene también nacionalidad española. 

El juicio se inició en mayo, tres años después de que la Fiscalía española presentara la querella contra el jugador.

Se le acusó de haber defraudado a Hacienda por US$4,5 millones al eludir el pago de impuestos durante los años 2007, 2008 y 2009.

Los cargos contra Messi fueron presentados por la Abogacía del Estado, el organismo que representa los intereses de la Agencia Tributaria.

El organismo sostiene que Messi eludió el pago de impuestos "de forma consciente y voluntaria" y que tuvo que tener conocimiento de que cada año percibía "exorbitantes ingresos" por sus derechos de imagen.

La Fiscalía, por su parte, había exculpado al jugador y establecido que el responsable del fraude fiscal era su padre y representante.

Tanto Messi como su padre niegan haber actuado de forma incorrecta.