• Caracas (Venezuela)

BBC Mundo

Al instante

Letreros en Los Ángeles prohíben estacionar a la familia Kardashian

Los letreros están junto a carteles oficiales que regulan el estacionamiento en varios lugares del barrio de Hollywood / Foto vía BBC

Los letreros están junto a carteles oficiales que regulan el estacionamiento en varios lugares del barrio de Hollywood / Foto vía BBC

Un artista británico aseguró que los carteles "no son un ataque contra los Kardashian, sino contra los medios y los consumidores" 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En una más de sus polémicas instalaciones, el artista británico Plastic Jesus colocó carteles por varios puntos de la ciudad de Los Ángeles, en California, en los que se prohíbe estacionar a los Kardashian, familia famosa por su programa de telerrealidad en un canal estadounidense.

Según explicó el artista, la idea le vino después de que tuviera que pasar varios minutos en una cola porque decenas de fotógrafos esperaban a la puerta de una tienda en la que compraban las hermanas Kardashian.

Así, junto a los carteles oficiales que regulan el estacionamiento en varios lugares del barrio de Hollywood, colocó letreros en los que se puede leer: "No Kardashian parking anytime" (prohibido el aparcamiento para los Kardashian).

Según le dijo Plastic Jesus a la BBC, "los Kardashian se han convertido en un fenómeno cultural a expensas de las noticias reales".

El artista aseguró que los carteles "no son un ataque contra los Kardashian, sino contra los medios y los consumidores".

Medios locales señalaron que la policía de Los Ángeles considera los carteles como un acto de vandalismo.

Según recuerda desde Los Ángeles el periodista de BBC Mundo Jaime González, Plastic Jesus llamó la atención de los medios en febrero cuando en la víspera de los Oscar instaló una de sus obras en Los Ángeles en la que se veía a una estatua parecida a la de esos premios del cine aspirando cocaína.

Plastic Jesus colocó la escultura en el Paseo de la Fama de Hollywood, a unos centenares de metros del teatro Dolby, donde se celebró la última edición de los Oscar.

Según le contó el artista a medios locales, su intención con esta obra -que estuvo unas cuantas horas expuesta en la calle antes de fuera retirada- era mostrar "el lado oscuro de Hollywood" y los "excesos y abusos de drogas" que se dan en la meca del cine.