• Caracas (Venezuela)

BBC Mundo

Al instante

El reclamo de Leonardo DiCaprio y otras causas defendidas en unos Oscar tremendamente combativos

Leonardo DiCaprio advirtió que está en peligro el futuro de la civilización / Foto vía BBC

Leonardo DiCaprio advirtió que está en peligro el futuro de la civilización / Foto vía BBC

Aunque la falta de latinos en las nominaciones no llegó a ser tan controvertida como en el caso de la comunidad negra, también hubo referencias a ello en algunos de los discursos de los ganadores

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Hubo ausencias anunciadas, peticiones de boicot y protestas convocadas en las cercanías de la sede del evento. Pero el espectáculo debía continuar.

Y continuó, aunque no sin una buena dosis de reclamos.

La 88° edición de los premios Oscar de la Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas de Estados Unidos estuvo marcada alusiones a la diversidad –o más bien a la falta de ésta– en una institución integrada mayoritariamente por hombres blancos.

Pero este no fue ese el único tema reivindicado durante una ceremonia que prometía ser más dinámica gracias a discursos más cortos, pero que terminó prolongándose por causa de los reclamos.

BBC Mundo te presenta las principales causas que protagonizaron la velada.

#OscarsSoWhite

La gran controversia que hizo que cineastas y artistas como Spike Lee, Will Smith y su esposa Jada Pinkett Smith, o Idris Elba decidieran no acudir a la entrega de los Oscar se originó en cuanto la Academia no nominó a ningún actor, actriz o director negro.

Algo que ya sucedió el año pasado.

Se recuperó así en redes el hashtag #OscarsSoWhite ("Oscar tan blancos") que se creó en 2015.

El reverendo Al Sharpton, líder de la Red de Acción Nacional, convocó junto a otras organizaciones una protesta para pedir un boicot a los Oscar.

"Esta será la última noche de unos Oscar todos blancos", desafió Sharpton.

La protesta se celebró el mismo domingo a dos cuadras del teatro Dolby pero transcurrió de forma pacífica y no interfirió en el glamour de Hollywood.

Sin embargo, el tema no fue ignorado.

El maestro de ceremonias, Chris Rock, no titubeó y directamente abordó la cuestión racial en su monólogo de apertura de la gala.

A lo largo de toda la noche hizo bromas, insinuaciones e incluso algunos comentarios algo más agrios.

Como cuando dijo: "Este año, las cosas van a ser un poco diferentes. El fragmento especial In Memoriam va a estar dedicado a los negros muertos a manos de la policía de camino al cine".

Más allá de este detalle, el público agradeció que se hablara sin rodeos sobre este asunto.

Fue una manera de liberar la tensión que se ha acumulado durante semanas.

Multiculturalidad

Aunque la falta de latinos en las nominaciones no llegó a ser tan controvertida como en el caso de la comunidad negra, también hubo referencias a la misma en algunos de los discursos de los ganadores.

Y, antes de la ceremonia, la actriz Eva Longoria había propuesto que los invitados llevaran lazos marrones para pedir más presencia latina en Hollywood.

Al recoger el Oscar a mejor director por The Revenant (El renacido), el mexicano Alejandro González Iñárritu pidió el fin de los prejuicios y del pensamiento tribal.

Ya en la sala de prensa, insistió en esta idea y sostuvo que la vida es tan incontrolable que es "absurdo que todavía arrastremos estos prejuicios sobre el color de la piel, la sociedad es mucho más compleja que blancos y negros, hay muchos más matices".

Abusos sexuales

Otro de los grandes temas que tuvo fuerte presencia en el escenario fue el de los abusos sexuales, empezando por los que se producen en los campus universitarios de EE UU.

El vicepresidente del país, Joe Biden, ha hecho suya la cruzada contra los asaltos sexuales en la universidad como parte de una campaña lanzada en 2014 por la Casa Blanca.

Por eso no es extraño que el propio Biden apareciera en la ceremonia para dar paso a la actuación de Lady Gaga, que interpretó la canción "Til It Happens To You", nominada a mejor canción original, y que trata sobre esta misma cuestión.

Lady Gaga interpretó al piano la canción compuesta por ella y Diane Warren para el documental The Hunting Ground.

Detrás de la artista neoyorquina aparecieron unas 50 personas, con frases como "Te creemos" "Irrompible" "Es nuestra deuda" escritas en sus brazos.

Eran sobrevivientes de abuso sexual.

Pero no sólo se habló de abuso en el marco de la universidad.

El personaje interpretado en Room (La habitación) por Brie Larson, Oscar a la mejor actriz protagonista, también es sobreviviente de abusos.

El documental Una chica en el río cuenta la dramática historia de una joven paquistaní que sobrevivió tras ser disparada y lanzada a un río en un llamado crimen de honor.

Y, claro está, el tema del abuso sexual a lo interno de la Iglesia católica es el tema central de la cinta que obtuvo el Oscar a la mejor película: Spotlight.

La Iglesia católica en el reflector

Spotlight (Reflector en español) narra la investigación elaborada por periodistas del diario The Boston Globe que destapó el escándalo de abusos a menores en la Iglesia católica en esa ciudad del este de EE UU.

Sobrevivientes de estos abusos estaban presentes en el teatro Dolby. Entre ellos, Phil Saviano, cuya figura aparece en Spotlight.

Saviano declaró que el premio "hace que su lucha por transparencia y rendición de cuentas de la Iglesia católica merezca la pena".

Por su parte, Michael Sugar, uno de los productores de Spotlight, emplazó al papa Francisco a tomar medidas.

"Esta película dio voz a los sobrevivientes. Y este Oscar amplifica esa voz, lo cual esperamos se convierta en un coro que resuene y llegue hasta el Vaticano", dijo Sugar.

"Papa Francisco, es hora de proteger a los niños y restablecer nuestra fe", pidió el productor.

Diversidad sexual

Sam Smith y Jimmy Napes lograron el Oscar a mejor canción original por “Writing's on the Wall", de la última película de James Bond, Spectre.

Citando al actor Ian McKellen, Sam Smith habló sobre la falta de personas abiertamente homosexuales en los Oscar:

"Estoy aquí esta noche con orgullo como hombre gay y espero que un día podamos estar todos juntos como iguales", subrayó.

Cambio climático

Uno de los premios más esperados de la noche fue el Oscar a mejor actor protagonista que, finalmente, cayó en manos de Leonardo DiCaprio.

Sin dar tiempo a las emociones, el actor nacido en Los Ángeles dedicó su discurso de agradecimiento a advertir sobre los peligros del cambio climático.

DiCaprio contó cómo la producción del filme The Revenant se tuvo que trasladar hasta la punta de América del Sur para encontrar suficiente nieve.

"El cambio climático es real", dijo.

"Es la amenaza más urgente contra nuestra especie, necesitamos actuar de forma colectiva y dejar de procrastinar".

Posteriormente en la sala de prensa, DiCaprio dijo sentirse privilegiado por tener una plataforma como la ceremonia de los Oscar, con millones de espectadores en todo el mundo, para llamar la atención sobre este problema.

"Es una bomba de tiempo", advirtió.