• Caracas (Venezuela)

BBC Mundo

Al instante

Lehava, el grupo radical que no deja que judíos y árabes se hablen en las calles de Jerusalén

Benzi Gopstein junto a integrantes de Lehava en una manifestación en contra del desfile del orgullo gay desarrollado en Jerusalén en julio | Foto: Getty

Benzi Gopstein junto a integrantes de Lehava en una manifestación en contra del desfile del orgullo gay desarrollado en Jerusalén en julio | Foto: Getty

Dicen que su objetivos es defender la identidad judia en Israel y evitar los matrimonios entre personas de diferentes religiones

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La ciudad vieja de Jerusalén es una de las zonas de mayor tensión en el actual conficto entre judíos y árabes en Israel. Allí un grupo formado en su mayoría por varones jóvenes patrulla las calles como si fueran policías. Pero no lo son.

Se trata de miembros de un grupo de ultraderecha israelí llamado Lehava, acrónimo de Organización para la Prevención de la Asimilación en Tierra Santa, creado en 2009.

El objetivo de Lehava, dicen, es defender la identidad judía en Israel en general y evitar los matrimonios entre personas de diferentes religiones en particular. En su opinión, están haciendo "lo que la policía no hace".

Su líder, Bentzi Gopstein, se lo explica a la BBC: "Si ven árabes que están mirando a una mujer judía, los policías no hacen nada. Pero mi gente les dice: 'No lo hagan'".

"Estamos aquí para decirle a las mujeres que no salgan con árabes y prevenir que los árabes flirteen con nuestras mujeres", señala.

Racismo y violencia

"No actuamos con violencia", asegura Gopstein, de 46 años. "Cada día, árabes apuñalan judíos acá. Hacemos guardia para que los judíos no sientan miedo".

Sin embargo, varios miembros de Lehava, incluyendo a Gopstein, han sido acusados por varias organizaciones de racismo y violencia. Y la justicia ha estado de acuerdo.

En enero la Suprema Corte de Israel aumentó a 3 años la pena de dos hermanos que en noviembre de 2014 prendieron fuego una escuela de Jerusalén donde judíos y árabes estudiaban juntos. Un tercer responsable había recibido la misma sentencia un mes antes.

Todos pertenecen a Lehava.

Benzi Gopstein

En diciembre de 2014 Gopstein fue uno de los detenidos por el incendio de una escuela de judíos y árabes acontecido un mes antes. Tres miembros de Lehava fueron a prisión |Foto: Getty 

Gopstein fue detenido en aquel entonces, pero posteriormente fue liberado. De todos modos, el tema del fuego y las religiones no le es ajeno.

En agosto pasado, durante un panel público, instigó a incendiar mezquitas e iglesias. Luego, en diciembre, previo a Navidad, publicó un editorial en contra de los cristianos en donde escribió: "Echemos a los vampiros de nuestra tierra antes de que nos chupen la sangre de nuevo".

Entrevistado por BBC en la plaza Zión de Jerusalén, espacio público donde se puede encontrar a los integrantes de Lehava patrullando, un joven cuenta: "Se volvió muy peligroso ser un hombre o mujer árabe en el centro de la ciudad".

El activista se dedica a seguir a los miembros de Lehava por las noches para filmarlos y evitar que "pasen cosas malas": "Una vez fui atacado por un grupo grande (de integrantes de Lehava). Al final alguien en la multitud gritó: '¡Paren, es judío!'. Y frenaron".

"Debería estar prohibido"

Tag Meir es una organización fundada en 2011 con el objetivo de "pelear contra el racismo en el nombre del judaísmo", le cuenta a BBC Mundo Yossi Saidov, portavoz del grupo.

Jerusalén

Jerusalén y particularmente la ciudad vieja son uno de los focos de máxima tensión entre judíos y árabes en Israel | Foto: EPA

Para Tag Meir, explica Saidov, los judíos deben abogar por la tolerancia e integración de las minorías por dos motivos.

En primer lugar, porque así lo indican los textos sagrados. La Torá en particular indica 36 veces que los judíos deben recordar que en Egipto fueron minoría.

En segundo lugar, continúa, porque el pueblo judío sabe "cómo es ser una minoría y qué es ser discriminado". "Hoy, que tenemos nuestro país, debemos recordar lo que se sentía y pelear por sus derechos", sin importar "las ideas políticas", dice.

Según Saidov, Lehava usa al matrimonio interreligioso como una excusa, una forma de manipulación, ya que no es un fenómeno estadísticamente representativo en Israel.

"No les preocupa el casamiento de judíos con árabes. Lo que no quieren es que los árabes trabajen, caminen por sus calles... No los quieren ver".

Los jóvenes seguidores

Gopstein afirma que su grupo cuenta con un extenso apoyo entre los judíos. "La mayor parte de la nación está con nosotros. Hacemos lo que toda la gente de acá piensa", asegura.

Sin embargo, no es difícil encontrar a quienes discrepan con las acciones de esa organización entre los israelíes.

Por ejemplo, Speaking in the Square (Hablar en la plaza, en inglés) buscafomentar el diálogo sobre temas políticos "de una forma más compleja",hecho que según le dice a la BBC uno de sus activistas es algo que no existe en Israel ahora.

El grupo opera también en la plaza Zión para dialogar con Lehava, un grupo al que considera minoritario en la sociedad israelí.

Estamos aquí para decirle a las mujeres que no salgan con árabes y prevenir que los árabes golpeen a nuestras mujeres"

Bentzi Gopstein, líder de Lehava

"Estamos acá desde hace un año y medio. La mayoría del tiempo hablamos con los jóvenes de Lehava. Pero cuando los adultos están acá, realmente tratan de evitar que nos hablen".

"Son jóvenes con el cerebro lavado a los que se incita a la violencia y que no tienen otro lugar a donde ir", agrega.

Saidov coincide. Dice que Lehava solo tiene éxito en el centro de Jerusalén y con determinados jóvenes: "Los sacan de las calles y les dan un objetivo, los árabes, y una motivación, el odio".

"Pensamos que Lehava debería estar prohibido y que la policía debería investigar sus acciones y llevar a su líder a la justicia. Deberían actuar como lo hacen con los árabes que realizan actos racistas".