• Caracas (Venezuela)

BBC Mundo

Al instante

Lassana Diarra, el futbolista acusado falsamente de yihadista que perdió a una prima en los ataques de París

Diarra estará en el 11 titular de su selección cuando enfrenten en amistoso a Inglaterra / AFP

Diarra estará en el 11 titular de su selección cuando enfrenten en amistoso a Inglaterra / AFP

El deportista francés recibió, hace un año, una falsa acusación de pertenecer a dicho grupo extremista. Estuvo cerca de acabar con su carrera

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Lassana Diarra es uno de los 23 jugadores que representarán a Francia en el choque amistoso que jugarán frente a Inglaterra en Wembley. Pero para él no se trata de un partido más.

El duelo tendrá lugar en un ambiente especialmente emotivo tras los ataques que sacudieron París el pasado viernes. Pero para Diarra será particularmente especial.

Primero porque el futbolista perdió una prima muy cercana en los atentados reivindicados por Estado Islámico mientras jugaba con la selección gala en el Estadio de Francia, otro de los objetivos de los ataques.

Pero también porque hace un año, una falsa acusación de pertenecer a dicho grupo extremista estuvo cerca de acabar con su carrera.

Tras jugar 80 minutos contra Alemania y pasar la noche refugiado en el estadio, Diarra envió un mensaje al día siguiente por Twitter en el lamentó los ataques y dio la noticia de la muerte de su prima, Asta Diakite, a quien recordó como "una hermana mayor".

Rebelde del fútbol

Lassana Diarra es un musulmán nacido en París de una familia originaria de Mali.

De adolescente se mudó a Nantes, donde ya jugaba fútbol, pero sus entrenadores le decían que era de muy baja estatura para jugar de manera profesional, según contó en una entrevista al periódico español AS durante su etapa en la capital española.

Comenzó a jugar en el equipo de segunda división Le Havre, pero llamó la atención de equipos internacionales y fue reclutado por el Chelsea, de Inglaterra. Dos años después pasó al Arsenal. Cinco meses después pasó al Portsmouth y un año después, al Real Madrid. Se quedó cuatro años en ese equipo, ganó la liga Española y fue convocado a la selección de Francia.

Iba a jugar por su país en el mundial de Sudáfrica, pero días antes de que empezara el torneo, Diarra sufrió una enfermedad estomacal que lo obligó a tomar un receso y decir adiós a su sueño mundialista.

Cuando se recuperó, se mudó al club ruso Anzhi Makhachkala en 2012 atraido por una buena oferta, pero tras jugar sólo 18 partidos el mediocampista tuvo que buscar un nuevo horizonte por los problemas económicos del club.

Pasó al Lokomotiv de Moscú y tras un comienzo prometedor, tuvo problemas con el técnico del equipo, Leonid Kuchuk, y fue despedido del equipo.

Sin destino, Diarra se quedó sin jugar durante más de un año.

Sospechas y desmentido

Su alejamiento de la cancha coincidió con la difusión de un video por parte de Estado Islámico, aparentemente filmado en Siria, en el que un yihadista enmascarado llamaba a los musulmanes que viven en Occidente a que se unan a pelear con los radicales.

El hombre sostenía un arma AK47 y se le identificó como Abu Isa al-Andalus.

La página que publicó el video no confirmó la identidad del hombre que aparecía en este. Pero el sitio decía de él que se había mudado de su país natal a Londres a jugar con el Arsenal y que "ahora había dejado el fútbol, dinero y la vida europea para seguir el camino de Alá".

Ante los rumores de que se trataba de Diarra, el futbolista negó haber viajado alguna vez a Siria y que siempre había estado jugando en Rusia.

Meses después el periódico británico The Guardian identificó a la persona del video como un portugués, llamado Celso Rodrigues Da Costa, de quien el el Arsenal asegura no tener ningún tipo de registro de que haya pertenecido al club.

Tras la experiencia y estar sin un club profesional, Diarra comenzó a jugar en un equipo de aficionados.

"Es muy difícil no ejercer tu profesión cuando la amas tanto", dijo. "Es difícil tocar la puerta de un club amateur para integrarse", dijo una vez a los medios.

Le blues

Este año, la carrera de Diarra dio un nuevo vuelco.

El Marsella, de primera división de Francia, lo reclutó y anotó en su primera participación. Desde entonces jugó todos los partidos y se ha convertido en uno de los favoritos de la afición.

En octubre, el seleccionador francés Didier Deschamps lo convocó para la selección francesa, cinco años después de la última oportunidad en la que se había vestido con la camiseta de Le blues.

Un día antes del partido contra Alemania, Diarra dijo a un diario francés que "si hay un club que cree en ti, dale todo lo que tengas".

Tras la muerte de su prima, Diarra agradeció los mensajes que recibió por la red social.

"Gracias por sus mensajes, cuídense y cuiden a los que son cercanos a ustedes y a las víctimas que descansan en paz".

Mientras Deschamps reconoció que "el partido estará lleno de emociones, pero tenemos el deber de rendir, dar lo mejor de nosotros y representar a nuestro país de la mejor manera", su contraparte en el banquillo de Inglaterra, Roy Hodgson, recalcó que "no será un amistoso normal".

Una afirmación que quedará en evidencia cuando Wembley, la cuna del fútbol inglés, se vista de azul, rojo y blanco y sus aficionados entonen al unísono La Marsellesa, el himno nacional de Francia.